Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El diseño de las nuevas oficinas. La importancia de las áreas de no-trabajo.

En pleno s. XXI, y tras la pandemia, urge repensar el diseño de oficinas como espacios generadores de bienestar para los empleados, con horarios flexibles, lugares de descanso y y un concepto abierto donde fluya la creatividad. Analizamos los espacios de trabajo desde el punto de vista del diseño.

El diseño de oficinas, ¿la asignatura pendiente de un sector en constante innovación?

Aunque aún quedan muchas empresas que no ven clara la necesidad de crear áreas de descanso en el diseño de sus oficinas, cada vez son más las compañías que se deciden a crear espacios de ‘no-trabajo’ para sus empleados. Está demostrado que estas zonas fomentan la creatividad de los trabajadores; muchas veces es tomando un café o charlando con los compañeros en un ‘break’ informal cuando aparecen las mejores ideas.

El ejemplo paradigmático de diseño de oficina basado en esta concepción es el deGoogle, cuyas oficinas son famosas por ofrecer multitud de espacios de relax y descanso para sus empleados. Al gigante de Internet le han seguido multitud de firmas de la Nueva Economía, pero también empresas más de sectores más tradicionales.

Las zonas comunes y la restauración, el el punto de mira del nuevo diseño de oficinas

Una de las zonas que más ha cambiado es la de restauración: el diseño de este espacio huye de la tradicional estética de ‘cantina’ y apuesta por crear auténticos restaurantes. Empieza a ser habitual ofrecer comida y bebida gratuita a los trabajadores; y para rizar el rizo, la tendencia en alza es ofrecer productos de alimentación saludables. Los zumos de fruta o la comida bio, dicen, estimulan la creatividad de los empleados.

Espacios de descanso: por qué son tan necesarios en el diseño de oficinas

Para diseñar estos nuevos espacios de descanso, muchos interioristas y arquitectos comienzan preguntándose qué mensaje y qué idea se quiere trasmitir de la empresa. A partir de ahí, surge el desarrollo del proyecto, que suele plantearse varias cuestiones. Primero, si los espacios para el relax deben ser abiertos o cerrados. Para los más introvertidos, es mejor una zona de uso propio, pero si el espacio de relax se convierte en punto de encuentro para los empleados, se favorece la comunicación, el buen ambiente de trabajo.

Otra decisión a tomar suele ser si los ‘breaks’ deben hacerse en un espacio al aire libre o en el interior. Si el clima lo permite es muy agradable aprovechar jardines o terrazas como zona de descanso. Cuando ello no es posible, muchas compañías buscan integrar los espacios exteriores, la luz natural y la vegetación en el interior de las propias oficinas.

Cómo decorar una oficina del s.XXI (y que tus empleados estén felices)

El estilo de la decoración puede ser minimalista -actualmente considerado ya como el estilo más tradicional para las oficinas-, aunque cada vez más compañías apuestan por estilos divertidos, súper informales, e incluso algo alocados. Los colores son el gran aliado para crear la atmósfera adecuada: se pueden escoger los tonos corporativos si se busca afinidad con la empresa, aunque también hay quien prefiere romper  y distraer algo a los empleados para despertarles la curiosidad y la creatividad.

La decisión sobre el mobiliario siempre es una de las más importantes. No sólo porque acompaña el efecto estético, sino también porque condiciona la comodidad y la salud de los empleados. Muchos diseñadores apuestan, si pueden permitírselo, por mobiliario de primeras marcas e incluso por clásicos del diseño.

Así que, si eres un diseñador y estás trabajando en un proyecto de oficinas, no dejes de inspirarte en los nuevos espacios de trabajo de empresas como Google o Groupon. Pero también ten en cuenta que no todas las firmas son gigantes de Internet con recursos casi ilimitados. Conocer las características propias de la compañía y pensar en las necesidades de los empleados de la empresa en cuestión es lo más útil en el diseño de oficinas. Al final, se trata de generar un ambiente de trabajo donde a todos nos gustaría trabajar.

Artículos relacionados

Arquitectura colonial y vegetación tropical en las nuevas oficinas de Ron Brugal en Madrid

Recta final para una nueva Maison&Objet en París con la participación de más de cien marcas españolas.

Domótica, IA y smart buildings: el interiorismo se adapta a los avances tecnológicos

Urbanizacion

¿Qué tendencias marcarán el rumbo del diseño? Los muebles sostenibles y los espacios adaptables.