Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
sillas y mesas espacio de debate

9 proyectos de espacios compartidos donde vivir y trabajar en zonas comunes bien diseñadas.

Tanto los coworking como los coliving están ganando cada vez más terrenos en las principales metrópolis europeas. Ya sea por la escasez de espacio o por la necesidad de generar comunidad entre viajeros, estudiantes o profesionales, cada vez son más los diseñadores que apuestan por proyectar espacios comunes.  

Hotel Casa Ámsterdam, inspirado en las viviendas compartidas de estudiantes

Los orígenes de este hotel de la capital de Países Bajos se remontan a 1950, cuando Casa Ámsterdam abrió sus puertas con el objetivo de ayudar a resolver la escasez de viviendas para estudiantes. Hace unos años, el hotel fue remodeló por el estudio holandés Ninetynine poniendo especial foco en las áreas públicas y salas de eventos. El concepto de diseño del hotel se inspira en el de una vivienda compartida. El espacio se llena de muebles que se combinan orgánicamente, generando una atmósfera de fuerte carácter. Aunque se trata de piezas nuevas, la selección da como resultado una mezcla ecléctica de texturas y formas que se remonta a los orígenes de las residencias de estudiantes. El hotel funciona tanto como para alojar turistas, como para que vivan locales, estudiantes o trabajadores.  

Hotel Casa Ámsterdam
© Ewout Huibers y Francisco Paramos

Un coworking madrileño inspirado en el Parque del Retiro

Comet es un espacio de 2.000 m2 con cinco plantas que alberga a profesionales de todo tipo. Diseñado por Madrid in Love, el inmueble cuenta con zonas comunes, salas de reuniones privadas y oficinas individuales. Así, entre los diferentes pisos de este coworking se encuentran espacios dedicados al Observatorio, el Estanque o el Palacio de Cristal. Desde el estudio apuntan que esta oficina compartida quiere fomentar valores de conservación y cuidado por el entorno, la ciudad, la naturaleza y la historia. 

Comet, coworking Madrid
© Mil Estudios

Una ferretería de más medio siglo de historia transformada en un coworking

Se llama LOOM Ferretería, pero dentro hay oficinas y espacios de trabajo. Este espacio es un nuevo coworking, sostenible y de espacios flexibles, ubicado en el 22@ de Barcelona y diseñado por el arquitecto catalán Daniel Modòl. El proyecto consta de una rehabilitación global del antiguo edificio industrial ocupado por la histórica ferretería Balius, un negocio fundado en 1914. La reforma ha mantenido detalles originales y de carácter único como la bóveda catalana, la cerámica, el hierro y la madera.     
 

LOOM Ferretería, coworking en Barcelona, coworking 22@
© Jordi Bernadó

Be Casa, un edificio de apartamentos hoteles que se traduce en una nueva forma de habitar

Un bloque de 847 apartamentos hoteleros en Rivas, a las afueras de Madrid, es todo un modelo de intención, diseñado por Alfaro Manrique. Lo que deberían ser espacios de tránsito, fríos y despersonalizados, se han convertido en lugares comunes amplios y singulares para que la comunidad comparta momentos de vida. Be Casa se caracteriza por las extraordinarias zonas comunes, hilvanadas con la escala de la arquitectura generando espacios diseminados tanto en el interior como en el exterior. Las seis zonas troncales componen las principales amenities de estos apartamentos hoteleros; el vestíbulo, el salón social, el ámbito de coworking, el gimnasio exterior y el interior con sala de yoga; y el magnífico rooftop; zonas que se complementan con otras áreas comunes de menor escala, como las lavanderías y zona de spa para mascotas. Sin olvidar otros espacios exteriores como las terrazas abiertas a la piscina o el gran jardín interior. 

Be Casa
© Imagen Subliminal 

Una antigua fábrica berlinesa convertida en coliving con estilo neoyorkino

Macro Sea, el estudio con base en Nueva York ha sido el encargado de darle a Berlín un nuevo hogar para estudiantes. Se trata de la reforma de una antigua (y enorme) fábrica del barrio berlinés de Kreuzberg que funciona en la actualidad como coliving. Cuenta con más de 260 habitaciones, cocina y zonas comunes que han sido decoradas pensando en el gusto de los jóvenes, utilizando elementos naturales como la piel, la madera o los colores grises. Los edificios que componen este coliving también albergan aulas, un estudio de arquitectura, cocinas, un taller y un espacio de eventos. Los dormitorios, por su parte, tienen armarios con ruedas, para permitir que los estudiantes organicen y distribuyan su espacio a su gusto. Incluyen cajones de metal hechos a partir de cajas de almacenamiento rescatados de la fábrica original. 

Cloudworks Drassanes, nuevo concepto de oficina con las mejores vistas a la costa de Barcelona

Ubicado en la planta 15 de Torre Colón, que fue el primer rascacielos de Barcelona, Cloudworks Drassanes es un coworking donde todos quieren trabajar. Sus vistas panorámicas a la costa del Mediterráneo lo hacen único y gracias al diseño dinámico, acogedor y sostenible del estudio Elastiko, este coworking presenta los mejores espacios comunes de la ciudad condal. En sus más de 450 m2 de superficie, el estudio de arquitectura ha desarrollado un trabajo de zonificación. De esta forma, el espacio alberga una cocina con comedor integrado, una zona social, las instalaciones y almacenes, dos salas para llamadas informales y otras dos de reuniones polivalentes que, a su vez, se transforman en salas de juego con una mesa de ping-pong. Cloudworks Drassanes ha sido concebido para fomentar la flexibilidad y la agilidad laboral, pero también el buen rollo y el compañerismo. Huyendo del clásico mobiliario de oficina, el estudio ha diseñado también unas mesas y bancos de madera, totalmente ergonómicos y funcionales, que favorecen un trabajo flexible y multidisciplinar. 

© José Hevia

Juno House, el primer club de mujeres de Barcelona que reúne espacios de trabajo, bienestar o restauración

De alma neoyorquina y esencia mediterránea. Así es Juno House, el primer club de mujeres en Barcelona, ubicadao en el icónico edificio de la Farinera d’Aribau, entre Sant Gervasi y la Diagonal. Un espacio de 1.400 m2 diseñado por The Room Studio donde sus socias encuentran áreas de trabajo, zona infantil, wellness, peluquería, restaurante o chill out. uno House habla de feminidad, equilibrio, delicadeza y sensibilidad. El espacio evoca la identidad de la marca a través de una volumetría concreta, una materialidad muy cuidada y un mobiliario sinuoso y confortable. Zonas diferenciadas que comparten un mismo lenguaje. En ellas, la paleta cromática funciona como hilo conductor para tejer el interiorismo completo. Tonos nude que hablan de sensualidad y feminidad, el color frambuesa corporativo y materiales naturales que ponen en valor la honestidad del proyecto. 

© Mauricio Fuertes

The Student Hotel Florencia: un coliving inundado de color y diseño en la Toscana

No es sólo un hotel, sino un nuevo espacio de vivienda. The Student Hotel es una fórmula híbrida, tanto para estudiantes como para turistas, italianos e internacionales. Esta experiencia de alojamiento pionera funciona como un lugar de encuentro para jóvenes universitarios, provenientes de todos los continentes y que tienen la oportunidad de permanecer en el inmueble por un máximo de dos años, y muchos turistas, profesionales, empresarios, investigadores. El corazón del hotel lo forman sin duda los espacios comunes. El espacio propone pasar el menor tiempo posible en su habitación, para vivir la reunión y disfrutar de espacios sociales, dedicados al estudio, el deporte, el trabajo, el tiempo libre y la cultura. El hotel cuenta con 390 habitaciones. Distribuidas, en un 57% dedicadas a estudiantes y 43% a otros huéspedes. 

espacio común con mesa de ping pong the student hotel florencia
© Sal Marston

Un coworking en El Escorial que antiguamente era un merendero  

El estudio OAOB Arquitectura ha realizado tanto el proyecto de rehabilitación como el interiorismo del antiguo Pabellón del Parque Felipe II en El Esocorial para transformarlo en un nuevo coworking. El espacio es ideal para aquellos que quieren trabajar en comunidad, sin necesidad de adentrarse en el bullicio de la ciudad. Todo el mobiliario ha sido seleccionado, propuesto o diseñado por OAOB Arquitectura. Ergonomía, confort y flexibilidad están presentes en forma de sillas activas, que contribuyen a evitar el dolor lumbar. También en el mobiliario apilable, y en una mesa-grada, diseñada para poder transformar un espacio de estudio y trabajo en una sala multifunción. Las charlas o los debates son bienvenidos en una zona que también funciona perfectamente como área de descanso. 

Lee más sobre coworkings publicados en Diariodesign en este enlace.

Artículos relacionados

Hormigón visto y mobiliario a todo color en esta vivienda de San Sebastián

Prefabricadas o de obra: ¿Cuánto cuesta (de verdad) construir una piscina?

proyecto culmia salón

‘Proyecto Culmia’: Las lecciones de Isabel López Villalta para decorar una casa desde cero.

De RoomGPT a Home Designs AI: cuáles son las mejores herramientas de inteligencia artificial para interioristas.