Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Albert Berrocal
16 febrero 2024

De Cadaqués a Barcelona: el viaje del Disfrutar a través de su diseño

El Equipo Creativo fue el encargado de construir la cocina de Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch. Los tres se conocieron en elBulli y, tras lanzar el Compartir de Cadaqués, empezaron su aventura en los alrededores del mercado del Ninot.

Aire mediterráneo de la Costa Brava

En el Eixample barcelonés, cerca de la característica estructura metálica del Mercat del Ninot, se abren las puertas del Disfrutar, el restaurante de tres estrellas Michelin coliderado por Mateu Casañas, Oriol Castro y Eduard Xatruch. Con un diseño que respira del aire mediterráneo de la Costa Brava, El Equipo Creativo fue el encargado de concebir un restaurante con sabor a mar entre el bullicio anárquico de la ciudad.

disfrutar-equipo-creativo-interiorismo-diariodesign-chefs

Los tres chefs son herederos de elBulli. De su paso por el restaurante que logró alcanzar la cima de la cocina moderna de principios de siglo sacaron las bases para construir Compartir, en Cadaqués. Castro recuerda que cuando iniciaron su aventura juntos en el corazón del Mediterráneo, “contactamos con una diseñadora para que nos diese cuatro nociones de diseño y diese cierta coherencia al espacio, pero nosotros mismos lo arreglamos y pintamos según nuestro gusto”.

Dos años más tarde llegaron a Barcelona. Dada la complejidad de la ciudad, los chefs se dieron cuenta que “necesitábamos un equipo de diseño, y fue entonces cuando contactamos con El Equipo Creativo”. Castro detalla que el estudio les hizo los primeros planos, pero fueron ellos mismos los que montaron el diseño en 3D con poliespán para ver cómo se materializaba el proyecto. En las navidades de 2014, empezaban a servir los primeros menús.

disfrutar-equipo-creativo-interiorismo-diariodesign-sala

El hilo conductor del interiorismo del restaurante se basa en la cerámica catalana propia de la costa. Sin embargo, el vestíbulo tiene un aire especial. Al traspasar la puerta de entrada en la calle Villarroel, el espacio diseñado como un bar de tapas se ha acabado convirtiendo en la zona de pastelería, en la que la estética principal se expresa desde el tacto metálico propio del mercado del Ninot.

La transparencia lumínica de la sala

A partir de aquí, la celosía catalana es la auténtica protagonista del restaurante. Con una clara referencia a las casas de la Bisbal, “queríamos que el espacio transmitiese el color de tierra que respira el mediterráneo”, asegura Castro. La cocina, que junto a la profundidad de un gran espejo actúa como margen para delimitar el recorrido hacia la sala, presenta toques dorados que acompañan la transparencia que el equipo quiere demostrar al incluirla en la vista de los comensales.

disfrutar-equipo-creativo-interiorismo-diariodesign-sala-creatividad

La sala es el epicentro de operaciones. Las antiguas mesas de cerámica hacían rebotar el sonido y la acústica se multiplicaba; sin embargo, ahora se ha incluido una mantelería especial, las paredes se han forrado con un material diferente, se han incorporado cortinas y se han colocado unas placas en el techo para amortiguar el sonido. De las 19 mesas anteriores a las 16 actuales. Y, sobre todo, un gran ventanal que conecta con la terraza y que deja entrar la luz en todo su potencial: “la cal, la luz, la plaza de los pueblos catalanes: la sala recuerda a Cadaqués”.

Lejos de la planta principal, junto donde empieza el pasillo que lleva a la sala, existe una bifurcación que conecta con unas escaleras que descienden al espacio inferior. “Aquí queríamos colocar un faro al inicio de las escaleras y pintar las paredes hacia la planta baja de azul, para simular el descenso al mar”. Sólo se ha replicado la segunda parte. Abajo, la bodega, la sala de creatividad y cocinas de producción distinguen un espacio que contrasta con la luminosidad de la sala.

disfrutar-equipo-creativo-interiorismo-diariodesign-pasillo

Los 900 metros cuadrados de superficie total respaldan, mediante su diseño, una oferta gastronómica que ha sido aplaudida alrededor del planeta, convirtiéndose en el segundo mejor restaurante del mundo en 2023, según The World’s 50 Best Restaurants. Pinceladas como la mesa viva, obra de Merche Alcalà, trascienden una cocina que ya merece, de per se, el éxito que se asocia de manera natural con su trayectoria.

Artículos relacionados

Baños multicolor, filtros domésticos y curvas oníricas. Así es Casa Nube, lo último de Studio Animal

Luz y sofisticación transforman esta histórica mansión en el barrio londinense de Bloomsbury.

Sofá-Bolia

La danesa Bolia desembarca en España y lleva a Barcelona su estilo new nordic.

Más sostenible, automatizada y con espacios flexibles: radiografía del presente y futuro del diseño de oficinas.