Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El color azul, una buena idea para un piso pequeño.

Pequeño, azul y resultón. A pesar de contar con poco espacio, el estudio de interiorismo Júlia Brunet ha sabido convertir este pequeño piso piloto en un apetecible hogar. El color azul como hilo conductor y las baldosas blancas con borada negra han sido la clave del éxito.

Interioristas en alza

Júlia Brunet es uno de los estudios de interiorismo «coming up». Curiosamente, su nombre no corresponde a ninguna persona física. Detrás de Júlia Brunet Interiorisme encontramos a Mireia Torruella e Irene Crespo, dos jóvenes creativas con ideas frescas y claras.

Sus proyectos están sobresaliendo en un sector altamente concurrido. Si hace unos meses nos sorprendían con el interiorismo de una casa en el Baix Empordà -que combinaba estilo mediterráneo tradicional con detalles de diseño contemporáneo-, ahora lo vuelven a hacer con el proyecto My Kitchen, My Rules.

Piso Azul de 45 m2. Julia Brunet

En esta ocasión el reto de Júlia Brunet no ha sido menor: la remodelación integral de un edificio situado en Manlleu (Barcelona) y la propuesta de interiorismo y decoración de una de sus viviendas piloto, de 45m2.

Azul, el gran protagonista

Las interioristas han optado por el color del año 2020, el azul. Lo han aplicado en cocina y marcos de ventanas, logrando, así, un efecto de continuidad en la vivienda.

Cocina azul. Julia Brunet

Otro de los elementos de mayor peso es la elección de las baldosas cuadradas blancas. El mismo modelo para cocina y baño. Con ello han potenciado la luminosidad de ambos lados y la heterogeneidad de la vivienda.

Piso Azul de 45 m2. Julia Brunet
Piso Azul de 45 m2. Julia Brunet

Colores neutros para rebajar

La intensidad del color azul y la fuerza de las baldosas blancas con borada negra se rebajan con el resto de colores y materiales. El color piedra suaviza paredes, techos y armarios. Y el suelo de parquet, junto al mobiliario de madera y la decoración de ratán ayudan a crear un ambiente cálido y confortable.

Piso Azul de 45 m2. Julia Brunet
Piso Azul de 45 m2. Julia Brunet

Distribución tipo loft

Las reducidas dimensiones de la vivienda obligaron al estudio a concebirla como un loft. Cocina, salón, habitación y baño se distribuyen de forma diáfana, a través de un sistema modular. Con el objetivo de optimizar al máximo cada metro cuadrado, las propias paredes ejercen de armarios. Éstos no llegan al techo. Así se da paso a la luz natural en toda la vivienda.

Piso Azul de 45 m2. Julia Brunet

Fotografía Marc Torra

Artículos relacionados

Moda e interiorismo vuelven a conjugarse con el lujo: llega a Marbella Design Hills Dolce&Gabbana.

La casa de Masquespacio, una explosión de color con toques de la antigua Valencia

Réplicas de puentes parisinos y “la Venecia de China”: así se transformó Suzhou

Vondom pone rumbo a Latinoamérica: desembarca en México con su showroom más grande