Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Cartel de neón en la lavandería Morinha, en Portugal

Con neones y a lo loco: el recurso decorativo más urbano.

El uso de carteles de neón como decoración se ha ido reinventando a lo largo de la historia. Desde que empezaran a utilizarse en carteles publicitarios, el neón ha evolucionado hasta convertirse en uno de los recursos decorativos más populares. Ya sea en locales comerciales o apartamentos, consigue aportar al espacio un toque urbano inigualable.

Una colada apetecible

A nadie le apasiona hacer la colada. Sin embargo, ¿Qué pasaría si le diéramos una vuelta estética a las lavanderías tradicionales? La Lavandería Morinha, situada en Oporto, mezcla elementos de la tradición portuguesa (como es la cerámica) con toques mucho más contemporáneos. El cartel de neón hará que poner la lavadora nos parezca una actividad con mucho rollo.

El cartel de neón le da a la Lavandería Morinha un toque más contemporáneo
© Ivo Tavares Studio

De Madrid al cielo

Es lo que reza el gran cartel situado en la primera oficina de Cloudworks de la capital. Ubicado en La Equitativa, un edificio de gran valor histórico, el proyecto deja de lado las oficinas tradicionales para dar paso a un espacio fluido y moderno. Toda una oda al futuro del coworking y la flexibilidad del usuario.

La nueva oficina de coworking, Cloudworks Cibeles, diseñada por elastiko.
© Leonardo García

Rompiendo con lo neutro

El restaurante Tre de Tutto, ubicado en el barrio romano de Garbatella, puede presumir de historia en sus paredes. El equipo de Studio Tamat fue el encargado de rehabilitar esta antigua panadería, mostrando el máximo respeto hacia el espacio preexistente. Por ello decidieron dejar las paredes sin tratar. Como contraste, una estudiada paleta de colores y un gran cartel de neón rosa en honor al barrio.

Interior del restaurante Tre de Tutto en Roma de Studio Tamat
© Seven H. Zhang

Reinventando Cuadernos Rubio

Masquespacio firma el diseño de la primera flagship de Cuadernos Rubio en Valencia. La empresa, popular entre niños y mayores por sus más de 60 años de trayectoria publicando cuadernos didácticos, ahora fusiona pasado y presente en su nueva tienda. Con un estilo innovador e interactivo, el lugar consigue reinventar una de las marcas de toda la vida.

Masquespacio firma el diseño de la nueva flagship de Cuadernos Rubio en Valencia, un espacio innovador y futurista.
© Luis Beltrán

La fábrica de ideas de IKEA

Para poder diseñar la nueva silla que todos tendremos en casa, el entorno es clave. Por ello, Ikea cuenta con un creative hub en Mälmo, Suecia; un lugar donde dejar volar la imaginación -y la creatividad-. Cada uno de sus 15 inspiring spaces (o salas) cuenta con un estilo propio, amueblado en su totalidad con elementos de la marca.

Diseño de Ikea Creative Hub, la fábrica de ideas de Ikea en Suecia que cuenta con múltiples salas de trabajo e inspiración
© Marcus Lawett

Un motel de carretera en Ibiza

Si hay un sitio donde el neón nunca sobra es en el típico road motel americano. El estudio madrileño Ilmiodesign firma el diseño de Romeo’s Motel & Diner Ibiza, un homenaje a la famosa estética estadounidense. Galerías con barandillas, una paleta de colores muy atrevida e interiores de lo más kitsch. ¡Y que no falte el cartel de neón en la entrada!

Neón en la puerta del Romeo's Motel&Diner en Ibiza, un homenaje a los típicos moteles de carretera americanos, con un diseño firmado por Ilmiodesign
© Adam Johnson

Doce tonos de rosa y un cartel de neón

La interiorista Patricia Bustos ha creado un espacio lleno de fantasía en el centro de Madrid. La vivienda, destinada al alquiler turístico, cuenta con doce tonalidades de rosa, sillas iridiscentes y toques de neón. Inspirada en la Muralla Roja de Ricardo Bofill, se plantea como un paso intermedio entre realidad y surrealismo.

Apartamento diseñado por Patricia Bustos en Madrid, con doce tonos de rosa y toques de neón
© Jc de Marcos

Nostalgia noventera en Polonia

El diseño del nuevo bar proyectado por Buck Studio en la ciudad polaca de Breslavia nos transporta al street food de los 90. El lugar cuenta con una estética de lo más urbana, con colores eléctricos y formas geométricas en todo el espacio. Los tonos saturados y los mensajes desenfadados en los neones de las paredes lo acercan al estilo del hip-hop de la época.

El restaurante polaco Biggy, por Buck Studio, cuenta con una estética urbana y desenfadada

Un espacio de reuniones fuera de lo común

Puedes olvidarte de las oficinas tradicionales. El estudio Madrid In Love firma el diseño de este espacio de COMET Meetings, inspirado en el Parque del Buen Retiro, que cuenta con una decoración tan cool como inspiradora. El propio cartel de neón ya indica que, si vas en busca de creatividad, estás en el lugar correcto. ¡A crear!

Si quieres ver más proyectos con luces de neón, clicka en este enlace.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Crü convierte un antiguo lavadero en una vivienda de estilo industrial.

Los 5 proyectos más leídos esta semana en Diariodesign.

David Ogilvy inspira la nueva sede de DAVID Mad en Chamberí.

Estas son las 4 casas de la semana.