Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Mirror, mirror. 10 intervenciones arty protagonizadas por espejos.

En el desierto, la montaña, la Riviera Francesa o dentro de una casa. Los espejos protagonizan algunas de las instalaciones arquitectónicas más espectaculares de los últimos años. Sabine Marcelis, Germans Ermićs o Doug Aitken son algunos de los responsables de esta esplendorosa corriente. Pero aún hay más.

Pabellón Where The Rainbow Ends, de Germans Ermićs

En junio 2019, Instagram encargó a Germans Ermičs el diseño de su pabellón para el Cannes Lions International Festival of Creativity. El diseñador latón establecido en Amsterdam trasladó a la Riviera Francesa su espectacular uso del vidrio y el color, que ya habíamos admirado con la silla Ombré, tributo a la Glass Chair de Shiro Kuramata.

Pabellón  Where The Rainbow Ends, de Germans Ermićs
Filips Šmits

Solar Egg, la sauna viajera

Solar Egg es una sauna itinerante diseñada por Bigert & Bergström. Construida a partir de 69 placas de espejo dorado, requiere 1512 pernos y 5 días de montaje. Su recorrido comenzó en Suecia, de donde es originaria. Ya ha pasado por París, Estocolmo, Copenhague y Minnesota. Estamos deseando que aterrice en algún momento en España.

Solar Egg, la sauna viajera

La Caja Mágica, de Raúl Sánchez

Los proyectos del arquitecto español siempre tienen un punto de sorpresa. En este caso, en la rehabilitación de una vivienda en Viladecans, creó the Magic Box. Un volumen abstracto, de latón, dorado y brillante, a modo de caja de sorpresas. Con 210 cm de altura, sirve como escondite para las niñas de la casa.

La Caja Mágica, de Raúl Sánchez
 José Hevia

Mirage House, de Doug Aitken

Primero se instaló en el desierto a las afueras de Palm Springs. Al año siguiente viajó hasta Gstaad. La superficie espejada de esta típica casita suburbana de estilo rancho emana la plenitud del paisaje que la cobija.

Mirage House, de Doug Aitken
Stefan Altenburger

La madriguera de delaVegaCanolasso a las afueras de Madrid

Inspirada en las primeras cuevas del hombre sedentario, el estudio de arquitectura planteó una reflexión entre la importancia de lo introvertido frente a lo público en esta casa, a modo de guarida. Nada mejor para potenciar el efecto escondite, que un material reflectante para camuflarse.

La madruiguera de delaVegaCanolasso a las afueras de Madrid
Imagen Subliminal

Croma by Flash de Iván Pomés

El espíritu del célebre restaurante Flash Flash se ha apoderado también de la Diagonal. El nuevo restaurante se sirve del juego de múltiples espejos para generar imágenes caleidoscópicas de la mítica fotógrafa, y emanar una visión onírica en color amarillo Kodak.

Croma by Flash de Iván Pomés
José Hevia

No fear of glass, Sabine Marcelis

El año pasado, la diseñadora Sabine Marcelis desafió a Mies van der Rohe en su propio terreno. Sin miedo al vidrio, la holandesa creó una serie de cinco piezas de extraordinaria belleza, que emergían entre la arquitectura del Pabellón Alemán de Barcelona.

No fear of glass, Sabine Marcelis
José Hevia

El baño camuflado, de Madeleine Blanchfield Architects

Ubicado en Kangaroo Valley (al sur de Sídney), este baño queda totalmente integrado en su entorno natural. A 30 metros de distancia de la construcción principal, incluye bañera, lavabo e inodoro. Sin duda, un experiencia de usuario única y singular.

El baño camuflado, de Madeleine Blanchfield Architects
Robert Walsh

La habitación camuflada de Vaimberg Salvadó en El Raval

Con el objetivo de aportar luminosidad y ampliar visualmente el espacio, el estudio de arquitectura diseñó dobles puertas batientes para ocultar el dormitorio principal. El reflejo y juego de vistas cruzadas, junto con los suelos hidráulicos originales, son los grandes protagonistas de la obra.

La habitación camuflada de Vaimberg Salvadó  en El Raval
Marcela Grassi

Els Encants Vells de Barcelona, de B720

El estudio de Fermín Vazquez transformó el antiguo zoco de Barcelona en un moderno mercado de «paradetes»  bajo una monumental marquesina de espejo. Por sus más de 15.000 metros cuadrados circulan cada semana 100.000 personas en busca de objetos viejos o nuevos a buen precio, entre sus 500 puestos.

Els Encants Vells de Barcelona, de B720
Rafael Vargas

Más espejos publicados en Diariodesign aquí.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

De antigua casa de pueblo a vivienda súper moderna en Alaró.

Cuatro reformas y una colección de alfombras.

Actiu lanza una guía para crear un home office profesional.

En la sede de Sivasdecalzo conviven el diseño espacial y las estructuras industriales.