Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

RQH Studio nos transporta a Brooklyn con el interiorismo de este loft en Malasaña.

Urbano, industrial y bohemio. Así es este loft en Malasaña diseñado por RQH Studio. Una vivienda al más puro estilo neoyorquino que ha conservado la madera natural de su pavimento, las vigas del techo y las paredes de ladrillo visto.

Una antigua fábrica que se convierte en vivienda

Una vivienda con el encanto de la estética industrial más característica de Brooklyn. Ubicado en una antigua fábrica del barrio madrileño de Malasaña, este loft de 140 m2 ha sido reinterpretado por el interiorista navarro Rober Quiñones-Her, fundador de RQH Studio. Una reforma respetuosa con la estructura, los materiales y la esencia del espacio original.

Estilo industrial en este loft en Malasaña

Sin duda, el primer reto al que se enfrentó fue el de reacondicionar la fábrica para darle un uso residencial. Un lienzo en blanco sobre el que plasmar los deseos y las necesidades de una pareja sin hijos. En la primera visita, RQH Studio se sorprendió con un espacio diáfano y desnudo, de planta rectangular y con claras reminiscencias neoyorquinas. 

De esta forma, se proyectó una distribución sin renunciar a la estética industrial inherente al espacio. Una vivienda que evoca con orgullo la riqueza arquitectónica de los lofts urbanos construidos durante el siglo XX en Nueva York. 

Loft en Malasaña con ladrillo visto, vigas y madera de roble

Aire industrial y materiales recuperados

La madera de roble natural del pavimento, las vigas de los techos de más de 3 m de altura y las paredes de ladrillo visto han sido el leitmotiv de la reforma. Elementos originales que se han recuperado para ser ensalzados con el nuevo interiorismo.

El suelo de madera, presente en toda la vivienda, funciona como contrapunto de ese estilo industrial predominante y dota de gran calidez al espacio. RQH Studio ha rehabilitado cada lama para devolver al roble su brillo, su textura y su veteado original.  

Madera natural recuperada contrasta con materiales industriales

Por su parte, las vigas vistas del alto techo original de la antigua fábrica generan una espectacular sensación de amplitud y espacialidad. Mientras que las paredes de ladrillo visten los interiores de la fachada y se funden con los ambientes generados para cada estancia. Piezas, elementos y materiales recuperados que impregnan de identidad y carácter cada rincón de este loft.

Cinco grandes ventanales

La entrada de luz natural ha sido una de las claves en esta rehabilitación. Desde su origen, el espacio cuenta con cinco grandes ventanales que recorren la fachada. Sus enormes cristaleras, desnudas y con cuarterones, potencian la esencia industrial del interiorismo. Además, estos han sido fundamentales a la hora de plantear la reforma y su distribución. Así, la luminosidad en el espacio estaba asegurada.

Una antigua fábrica se convierte en un loft residencial en Malasaña

Funcional, luminoso y de diseño

En la nueva distribución, las cinco grandes ventanas han funcionado como eje vertebrador del proyecto. Con el objetivo de maximizar la luminosidad del espacio, se ha generado una reforma que mira al exterior.

Un amplio espacio diáfano con salón, comedor y cocina sorprende en la entrada del loft. Su envolvente estética industrial y el gris que predomina en el interiorismo y la decoración, que contrastan con la calidez del suelo de roble y la enorme mesa de madera recuperada que preside el comedor.

Materiales crudos e industriales visten este loft en Malasaña diseñado por RQH Studio

Para potenciar esa esencia neoyorquina, RQH Studio se ha decantado por detalles industriales como la campana extractora de la cocina, los grandes radiadores verticales sobre las paredes de ladrillo visto o las imponentes columnas acabadas en hormigón.

Además, el loft cuenta con un dormitorio y un baño que comparten el mismo lenguaje estético que la zona más social de la casa en cuanto a materialidad y paleta cromática.

Habitación estilo industrial de RQH Studio
Baño en loft en Malasaña de RQH Studio

Un loft de 140 m2 en el que RQH Studio ha materializado una vivienda de estilo industrial, pero con la calidez de un hogar. Un pedazo de Brooklyn en el corazón de Malasaña.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

8 tiendas nuevas que rompen moldes.

La arquitectura coherente y resolutiva de Arquitectura G y NOMOS se lleva los Premios FAD 2022.

El hotel de moda en Menorca se llama Cristine Bedfor.

Lo más leído: diseño interior residencial, contract y el Cavallino Rampante.