Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
cornella-piso-verano-diariodesign-portada

109LAY: Una casa de veraneo en Cornellà de Llobregat

Vallribera Arquitectes maniobra en una superficie de 159 metros cuadrados para edificar una vivienda de verano en plena área metropolitana de Barcelona. Todo ello, dentro de la misma urbe, en una calle que mantiene el encanto de un pueblo a pesar de estar repleta de bloques de pisos.

La casa, por los cimientos

El nuevo proyecto de Vallribera Arquitectes traslada el verano a Cornellá de Llobregat. Y lo hace, en primer término, retirando la casa que se alza justo enfrente. Este movimiento permite reducir la superficie construida pese a llegar al límite de la profundidad edificable, garantizando la privacidad respecto a los vecinos y generando un espacio exterior en la fachada sur: con ello se consigue ganar un patio y un aparcamiento.

cornella-piso-verano-diariodesign-exterior
©José Hevia

En este sentido, la planta baja se destina a zona de día y se divide en tres espacios. La primera zona es interior y cuenta con el salón, la cocina y el comedor. La segunda es exterior y se encuentra al fondo de la vivienda, espacio en el que se abre un jardín y un huerto. Finalmente, el tercer espacio se resume en un porche-invernadero, en la entrada, que puede ser interior o exterior y que hace de garaje, recibidor, sala de juegos, taller de bricolaje y de nexo entre las dos primeras zonas.

Por su parte, el primer piso se entiende como espacio de noche, y es donde se encuentran las estancias privadas de la casa. Dos habitaciones, una para dos inquilinos y otra individual, cada una con su respectiva terraza, un estudio y un baño.

cornella-piso-verano-diariodesign-terraza
©José Hevia

Pulcro y tradicional

El material y el sistema de construcción estructuran la segunda fase de diseño de 109LAY, en un proyecto donde los clientes buscan un techo que los transporte a una casa de veraneo. Vallribera Arquitectes trabajó una construcción tradicional de paredes de carga y forjados unidireccionales.

Estos forjados son de viguetas de hormigón y bovedillas cerámicas mallorquinas. De hecho, recuerda a las casas antiguas, pero con un pequeño truco estructural contemporáneo: un entramado de vigas de canto de hormigón salva la distancia de seis metros entre ambas medianeras sin pilares, permitiendo luces pequeñas y estándares para este tipo de viguetas y bovedillas.

cornella-piso-verano-diariodesign-baño
©José Hevia

El diseño permite dejar techos vistos en toda la casa, cediendo el protagonismo a la cerámica rústica de la bovedilla. La vivienda se recubre de parqué y en las terrazas exteriores de madera de pino. Las paredes del porche-invernadero se hacen de ladrillo calado visto y, el pavimento, con adoquines de hormigón prefabricado. En ese sentido, la arquitectura bioclimática ha estado presente en las fases de construcción.

Mimetización en todo momento del año

El jardín es el patio de verano. El invernadero, el de invierno. Cuando hace frío, este segundo espacio cerrado aprovecha el sol para calentar los revestimientos con elevada inercia y el aire que recircula hacia el interior de la casa. Cuando hace calor, el jardín garantiza una brisa constante, una ventilación natural cruzada que va desde el fondo de la parcela hacia el patio de la entrada. Además, con esa condición climatológica, el porche, las persianas, los toldos y las lamas de la fachada protegen del sol y garantizan superficies de sombra.

cornella-piso-verano-diariodesign-vidriera
©José Hevia

El dimensionado de los grosores de aislamiento y la inercia de los forjados mantienen una temperatura agradable, cercana al confort térmico todo el año. Estas medidas de eficiencia energética permiten reducir a la mínima expresión las instalaciones de climatización a una estufa de leña y una máquina de aerotermia de dimensiones muy pequeñas. Se consigue un bajo consumo de energía y también se reduce el consumo de agua, recogiendo toda la lluvia de las cubiertas en dos depósitos superficiales para regar el huerto.

Artículos relacionados

salamanca-almacen-vivienda-diariodesign-portada

El almacén salmantino que añoraba transmutar

Proyecto español bienal venecia

Cuenta atrás para la Bienal de Venecia 2023: España realizará una exploración a las arquitecturas que nos alimentan

Así será el primer estadio jardín del mundo, diseñado por el estudio español Fenwick Iribarren.

algeco casas modulares diariodesign

Los 10 tipos de casas prefabricadas modulares que debes conocer.