Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Este coqueto local de Valencia es lo más parecido a comer en casa.

Casa Capicúa, situado en el barrio de La Roqueta, lleva la impronta del estudio de arquitectura, interiorismo y diseño Carmen Baselga_Taller de Proyectos. Además, es de lo más acogedor gracias a la incorporación de diferentes materiales cerámicos que apelan tanto al mar como a la huerta.

Sencillez y modernidad, por igual

De empezar teniendo un modesto servicio de catering a revolucionar los fogones. Casa Capicúa, un pequeño local del barrio de La Roqueta de Valencia, refleja la filosofía gastronómica de sus jóvenes cocineras, las hermanas Benito.

Casa Capicúa Diariodesign

El proyecto lleva la firma del estudio Carmen Baselga_Taller de Proyectos y transmite por igual sencillez, tradición y modernidad. Sobre todo, porque combina materiales cerámicos con el tradicional mármol blanco Macael apomazado y microcemento en los suelos.

Casa Capicúa Diariodesign

Sus colores mar y tierra vienen dados por el logo del establecimiento. En primer lugar, los azules de inspiración mediterránea pueden verse en el uso de cerámicas esmaltadas en azul añil; los rejuntes en las zonas de alicatado blanco y sus pinturas murales. Mientras, los tonos tierra hacen referencia a la huerta y a la casa tradicional a través de cerámicas en color natural de diferentes formatos.

Casa Capicúa Diariodesign

Toda una oda a la cerámica

Asimismo, aunque no se emplee habitualmente para separar estancias, se ha usado la celosía cerámica para crear una sensación de profundidad. Se trata de una doble piel que genera juegos de sombras cambiantes según el momento del día. Las piezas permeables de estos murales horadados que aportan textura y profundidad de campo son de la empresa A Mano Alzada.

Casa Capicúa Diariodesign

También, se han combinado superficies de paredes blancas con rasilla industrial cerámica para conseguir una textura singular. Por consiguiente, esta se ha utilizado como revestimiento para alicatar diferentes paramentos verticales como la barra.

Casa Capicúa Diariodesign

De igual forma, el azulejo esmaltado blanco de la empresa cerámica Vilar Álbaro aporta neutralidad y da homogeneidad al conjunto. Aunque la cerámica aparece también, pero en este caso artesanal, en la instalación suspendida del techo diseñada por el estudio y compuesta por 168 piezas cerámicas realizadas por la artista Lorna Benavides.

“Con ella queremos crear un doble plan. Primero, alejar visualmente el techo real. Y, segundo, que la referencia en altura sea el plano de los peces suspendidos; como si fuera esta la superficie del agua y nosotros estuviéramos por debajo de ella. Además, evoca aquella forma que tenían nuestros antepasados de conservar alimentos como el pescado, tendiéndolo al sol y al aire libre para que se deshidratara”, afirma Baselga.

Casa Capicúa Diariodesign

Finalmente, la terraza de Casa Capicúa es todo un homenaje a Portugal. La silla 5008 producida por Adico (conocida popularmente como «La Portuguesa») supone un guiño a las características terrazas lisboetas. Además, al ser de un acabado coral, ligan a la perfección con las tonalidades terracota de las cerámicas interiores.

Casa Capicúa Diariodesign

Fotografías: Mariela Apollonio

Casa Capicúa. Calle de Jesús, 14, 46007 València.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Lo más visto: tres proyectos vibrantes con mucho color.

Lo más leído en noviembre en Diariodesign: casas para soñar.

El primer local de Freshperts en Barcelona es pura armonía.

Nueva sede de diseño para el Consulado de Italia en Barcelona.