Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Sergi Pons transforma un bajo en una luminosa vivienda.

Las reformas de Sergi Pons en pisos antiguos de Barcelona nunca dejan indiferentes. Su gusto por la combinación de elementos originales y formas geométricas siempre funciona. Esta vez da un paso más allá y aplica su fórmula magistral a un reto: convertir un antiguo bajo comercial en una luminosa vivienda. El resultado, como siempre, nos deja maravillados. 

Casa en Sarria de Sergi Pons 2

Y lo más singular es que lo de incorporar un elemento de la construcción original fue algo que se encontró a medida que avanzaba en el estudio del proyecto. De modo que fue una agradable sorpresa que le permitió aplicar su receta mágica de manera natural. Se trata de una bóveda catalana hecha en cerámica que, además, le da toda la personalidad a la casa.

Casa en Sarria de Sergi Pons 3

Una personalidad que pasa por mezclar un estilo rústico y uno contemporáneo fundiéndose en una original vivienda por su distribución y en la que su gran luminosidad hace difícil creer que estemos ante una planta baja.

Casa en Sarria de Sergi Pons 4

Situado en  Sarrià, un barrio de la zona alta de Barcelona. La planta baja está datada del año 1930 y durante muchos años fue un local muy conocido en la zona ya que se dedicaba a vender chucherías.

Casa en Sarria de Sergi Pons 5

El espacio estaba en muy mal estado antes de la reforma pero parece ser que todavía desprendía una dulzura que conquistó a una pareja que quiso reconvertir un lugar tan especial en una casa.

Casa en Sarria de Sergi Pons 6

El descubrimiento de la preciosa bóveda tras el falso techo fue ya la golosina que les hizo apostar por el proyecto pues le aporta una calidez que le permite gozar del título de hogar confortable. Lo complementan detalles como algunas puertas hechas de pino o mobiliario de estilo más rústico como la mesa del salón.

Casa en Sarria de Sergi Pons 7

Como decíamos, la distribución de la casa es muy particular. Con una planta bastante longitudinal, el acceso a la calle da pie al recibidor y al dormitorio principal. Luego, a través de un pequeño pasillo, llegamos a una gran estancia que acoge la cocina, el comedor y el salón bajo el techo abovedado. A continuación, separada por unos mínimos tabiques pero en contacto visual con el salón, le sigue una galería-estudio de lectura que da ya al patio posterior y el jardín. La casa se completa con otras dos habitaciones. Una de ellas también da al patio.

Casa en Sarria de Sergi Pons 8

Ante un espacio de estas características – la zona pública sólo obtiene luz a través del ventanal que da al patio – ¿cómo han conseguido una luminosidad tan grande? Primero apostando por la paredes blancas (una de las señas de Pons) y luego eligiendo suelos de parqué en colores claros, mobiliario blanco y de madera (otro de sus must have) y tejidos en colores suaves dentro de una paleta de tonalidades tierra. Por supuesto, el ventanal ocupa toda la fachada para aprovechar al máximo la entrada de luz solar.

Casa en Sarria de Sergi Pons 9

Las combinaciones de diferentes materiales también son marca del diseñador, creando unos juegos muy interesantes, como los que aquí crean la madera natural con la geometría de los estampados y los mosaicos hidráulicos del suelo. Más ejemplos: los muebles modernos con piezas rusticas o recicladas, como la mesa del comedor, que recuerda a los palés de madera. O la convivencia de la bóveda en el techo con obras de arte modernas apoyadas en las paredes y suelos.

Casa en Sarria de Sergi Pons 10

El estilo del baño es la pieza de la casa con un estilo rústico en las paredes y los suelos, éstos de nuevo de mosaico.

Casa en Sarria de Sergi Pons 11

Por último, el terreno del jardín presentaba un desnivel respecto a la vivienda que se ha salvado con una escalera de madera. Destaca su mimosa centenaria, con sus amarillas flores que alegran el mes de febrero.

Fotografías: Adrià Goula

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Restaurante 80 Grados Las Tablas. Renovación a lo Madrid in Love.

Escoge el mejor restaurante español. Restaurant & Bar Design Awards 2015 (I).

El showroom de OAK, proyecto favorito del público en los Premios FAD.

El estudio sueco Note firma la última tienda de Camper en Malmö.