Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Bar Tomate en Madrid, diseñado por Sandra Tarruella Interioristas.



El nuevo Bar Tomate sigue la fórmula que tantos éxitos ha hecho cosechar al grupo Tragaluz: cocina actual, precios más que razonables y un cuidadísimo diseño en sus locales, alguno tan conocido y emblemático como el hotel Omm, el restaurante La Xina o Les Cuines de Santa Caterina. El primer restaurante del grupo en Madrid ha apostado por un espacio con la firma de Sandra Tarruella Interioristas, no en vano la interiorista catalana ya ha diseñado con anterioridad muchos de los restaurantes Tragaluz.


El nuevo Bar Tomate se ha situado en un local de 300 m2 en pleno barrio de Chamberí, donde ya había un antiguo restaurante que se ha rehabilitado con un estilo ecléctico, entre industrial y vintage. Además de un interiorismo de firma, el diseño gráfico también se ha cuidado y ha sido encargado a Mario Eskenazi.


El Bar Tomate no es un restaurante, sino un bar para comer algo a cualquier hora del día; los fines de semana por ejemplo la cocina está abierta desde las 8 de la mañana hasta las 3 de la madrugada. El interiorismo ha tenido que adaptarse a este planteamiento y concebir un local que pueda ser desde una cafetería donde tomar un desayuno por la mañana hasta casi un bar de copas en las noches de los fines de semana. La interiorista Sandra Tarruella ha abordado el proyecto creando un restaurante desenfadado con toques retro seleccionando piezas recuperadas de diseño, como las sillas nórdicas de los años 50, o elementos antiguos que se han conservado del antiguo restaurante, como las neveras. Para completar este interiorismo de collage, la diseñadora ha mezclado algunas piezas clásicas de diseño, como las lámparas de Tom Dixon, con algunos muebles de aire industrial creados especialmente para el Tomate: estanterías de hormigón para el almacén visto, mesas hechas con viejos tablones recuperados o una carpintería de hierro en la entrada que imita a un invernadero.


El local, a pesar de su planta en forma de L, se ha concebido como una única pieza, descubriendo algunos de los espacios normalmente ocultos en un restaurante y mezclándolos con el comedor. La cocina, que se encuentra al fondo del local, deja a la vista la zona de preparación de fríos y un horno para pizzas. El almacén de aire industrial queda totalmente a la vista y sirve para unificar, ordenar y distribuir del espacio.

Sadra Tarruella, reputada interiorista catalana, ha comenzado con este proyecto su carrera en solitario tras haber trabajado 17 años como socia del despacho Tarruella & López.

Bar Tomate
Fernando El Santo, 26
28046 Madrid
Tel. 917 023 870

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. Marta

    Servicio pésimo y comida regular; hay mejores restaurantes en la zona. Mi visita al Bar Tomate ha sido una gran decepcion. Ademas mientras estábamos en el restaurante presenciamos una escena racista por parte del maitre del restaurante hacia un grupo de clientes. Mucha fachada pero poca clase.

Artículos relacionados

RAIMON PARERA Anais Gordils - Casa Vilafranca-44

Raimon Parera dota de personalidad una vivienda unifamiliar usando el color blanco y la luz.

blog_lcon

Hoy, Lo Creas o No! Barcelona, en la Fábrica Moritz Barcelona

1 Foresta Lumina Moment Factory

Foresta Lumina: el bosque encantado de Moment Factory.

The Cube Electrolux 11

The Cube, de Electrolux: el restaurante itinerante con vistas que recorre Europa.