Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Una vivienda entre medianeras que reinterpreta la tradición local valenciana

El estudio de arquitectura Quadrat ha diseñado una vivienda de obra nueva situada en el tejido urbano de Foios, un pequeño municipio al norte de Valencia. Se trata de un proyecto que resuelve con maestría la integración de la edificación en el barrio aportando espacios de calidad para el habitar contemporáneo.

El entorno como contexto arquitectónico

Diseñar una vivienda de obra nueva en un contexto urbano consolidado puede derivar en tres escenarios arquitectónicos. La copia, la contraposición y la reinterpretación. El primero trata de replicar elementos previos, el segundo alejarse de ellos mediante nuevas narrativas y el tercero buscar la inspiración en lo existente para proponer arquitecturas respetuosas y contextualizadas. Es imprescindible comprender -y defender- que el desarrollo inmobiliario en tramas urbanas debe practicar el tercer planteamiento.

Fachada de la Casa Carceller de Quadrat Estudio

En base a ello mostramos un magnífico ejemplo de reinterpretación tipológica de la mano del estudio Quadrat, recientemente galardonado con la mención honorífica en los Premios COACV 2023, convocados por el  Colegio de Arquitectos de la Comunidad Valenciana. Se trata de Casa Carceller, una vivienda de obra nueva ubicada en una parcela estrecha y profunda, de tan solo 80m2 de superficie, típica del barrio obrero de Foios.

Aceso y vistas al salón

El proyecto incorpora el carácter tradicional de las viviendas del barrio, igualándolas en altura, forma y materia. «Lejos de ser un elemento extraño, pasa a formar parte del conjunto urbano, sin estridencias«, sostienen los arquitectos Hugo Mompó i Ramon Campos, al frente de Quadrat Estudio. El resultado es una vivienda que aprovecha al máximo los recursos existentes incorporando elementos contemporáneos para dotar a la casa de la calidad y el confort requeridos hoy en día.

Escalera iluminada cenitalmente

Una cocina abierta, un patio interior y una escalera iluminada cenitalmente

Formalmente la vivienda se distribuye en tres plantas de 60m2 cada una, quedando la última retranqueada respecto la calle. Debido a la disposición tan alargada del solar es necesario la existencia de un patio trasero que ilumina las estancias y facilita la ventilación cruzada.

Planta del proyecto

De este modo la planta baja contiene el programa público, compuesto por un salón comedor y una cocina abierta con isla. El segundo nivel contiene dos dormitorios y el último un espacio polivalente con terraza. Los tres quedan unidos mediante una escalera metálica de tres tramos que se ilumina cenitalmente.

Sección
Estudio

Tradición material

El aspecto estético del proyecto destaca por la utilización de materiales locales como el ladrillo o la cerámica. La baldosa cerámica se utiliza como pavimento exterior y como vierteaguas en las oberturas. El ladrillo macizo se muestra, en un acto de sinceridad constructiva, en la coronación de los tabiques y también en la fachada exterior.

Detalle de la fachada

Por último, vale la pena destacar el trabajo de ebanistería que viste todo el proyecto. Se trata de piezas diseñadas a medida -armarios, escritorios, encimeras- fabricadas con madera de roble.

Detalle del baño y el mobiliario a medida

Fotografía: Mariela Apollonio

Artículos relacionados

mercedes-barcelona-ecodistrito-diariodesign-portada

Barcelona se prepara para el primer ecodistrito de España

Una noche en el mundo de la película ‘Del Revés 2’, un proyecto de Airbnb

Lo mejor de Concéntrico 2024, el festival que reivindica el espacio urbano de Logroño

Más sostenible, automatizada y con espacios flexibles: radiografía del presente y futuro del diseño de oficinas.