Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Chandigarh Café: la quimera de Le Corbusier materializada en un oasis barcelonés.

Ubicado en el elegante barrio de Pedralbes, Chandigarh Café es un restaurante de cocina francesa, inspirado en la ciudad india, donde el arquitecto le Corbusier desarrolló uno de sus mayores proyectos urbanísticos.

El sueño de Le Corbusier viaja hasta Barcelona  

La ciudad de Gaudí rinde tributo a Le Corbusier. Son casi 7.000 kilómetros los que separan geográficamente a la ciudad india de Chandigarh con Barcelona, pero esa distancia queda hoy más acotada gracias a Chandigarh Café.  

Ubicado en el barrio de Pedralbes, en una zona en la que no abundan bares o restaurantes, se abre paso este refugio que combina diseño, gastronomía y naturaleza. Diseñado por Paula Ospina, Beatriz Mas y Tomás Tarruella Abada, el proyecto de Chandigarh Café tuvo como principal objetivo plasmar alegría y simplicidad en su espacio, los mismos valores que promovía Le Corbusier en sus ideas urbanísticas.  

Reforma de una casa modernista  

Chandigarh Café ha sido diseñado en el interior de una antigua casa modernista, construida originalmente durante los mismos años que la ciudad india. La concepción de Le Corbusier en Chandigarh era la de diseñar una ciudad de espacios amplios y líneas simples.  

El culto a Le Corbusier se ve reflejado dentro del restaurante, que cuenta con un diseño minimalista, con paredes rosas y verdes, además de alfombras de colores y amplios ventanales. Además, Chandigarh Café cuenta con sillas diseñadas por Pierre Jeanneret (primo de Le Corbusier).  

Un oasis natural en medio de Barcelona  

A pocos metros del Monasterio de Pedralbes, en el número 105 de la Avenida de Esplugues, se abre paso este oasis natural donde en su jardín prevalecen yucas, palmeras, plataneros, magnolios y encinas.  

Entre naturaleza y diseño, el chef francés Hervé Escobar es el encargado de elaborar platos que van desde croquetas, ensaladas de la huerta, pastas, carnes o pescados como el rodaballo o las sardinas.  

Artículos relacionados

Interiorismo cromático: una cafetería en Barcelona teñida de azul

Cristina Carulla Studio desempolva el emblemático Colmado Múrria con una inyección de color.

Xipe, el restaurante que permite viajar a México sin necesidad de avión

Tradición y vanguardia en Ultramarines del Coso, el nuevo restaurante de moda en Malasaña