Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Por qué la conectividad del hogar mejorará (y mucho) tu vida.

Hace tiempo que oímos hablar sobre las nuevas smart homes pero, ¿Qué es en realidad una casa inteligente? ¿Para qué sirve y cómo se digitaliza una vivienda? El lanzamiento de la serie Simon 270 nos ayuda a explicarte con detalle todas las ventajas de un hogar conectado.

Conectividad para todos

Si todavía no estás familiarizado con el universo Alexa, Hey Google y otros dispositivos de control remoto, o te asustas cada vez que alguien menciona el concepto smart home, este artículo es para ti. Porque no hace falta ser un erudito de la tecnología para dar el paso a la conectividad en el hogar; algo que, tarde o temprano, nos llegará a todos. Y más ahora, que existen soluciones fáciles, muy sencillas, que simplifican esta transformación hacia la digitalización. Es el caso del nuevo sistema de dispositivos Simon 270. Pero vayamos por pasos. En primer lugar, ¿Qué es una casa inteligente?

Diferencia entre smart home y casa domótica

Para empezar, debemos diferenciar entre una casa domótica y una casa inteligente o smart home. Aunque a menudo se usan como sinónimos, en realidad no es exactamente lo mismo. Entendemos por domótica todo el conjunto de sistemas y tecnología que son capaces de automatizar nuestra vivienda. Por ejemplo, la motorización de persianas, la programación de la climatización, la conexión de la alarma, apertura digital de la puerta… Es decir, la domótica es la incorporación de la tecnología de control dentro de la instalación de tu hogar. Su infraestructura precisa de cableado físico e integración de los mecanismos, luces, persianas, etc. así que debe tenerse en cuenta en el momento del diseño de la casa. Hacerlo a posteriori es complicado.

Las funciones domóticas pueden controlarse localmente o a distancia, desde el móvil, la tableta o el ordenador. Según haya sido el proyecto previo, es posible que cada aparato vaya vinculado a su propia app o que su configuración a posteriori no sea posible.

La smart home, en cambio, funciona a través del IoT (Internet of Things). En una casa inteligente no es necesario controlar manualmente los espacios; cuando entras en una estancia, la iluminación y otros dispositivos se adaptan a tu uso. Los electrodomésticos, la televisión o la iluminación detectan tus necesidades para ponerse en funcionamiento. Increíble, ¿no? Pues ya es real. Todo funciona a través de Internet, así que la casa inteligente es inalámbrica..

Además, como todo está conectado, en tu smart home puedes usar la voz para controlar los espacios y adaptarlos a la atmósfera más adecuada en cada momento o diseñar nuevas funcionalidades para tu casa a través de una única app, sin necesidad de reprogramar toda la instalación con sistemas complejos.

Todo ello converge en un mismo objetivo: actualizar la tecnología existente en nuestros hogares para sentirnos más cómodos y adaptar el espacio a las necesidades de cada persona.

Hace tiempo que oímos hablar sobre conectividad y smart homes pero, ¿Qué es en realidad una casa inteligente? ¿Para qué sirve y cómo se digitaliza?

Iluminación inteligente

La iluminación es un elemento esencial en un museo, un teatro, un restaurante o una vivienda. A través de la luz creamos emociones. La luz incide de manera directa sobre nuestro estado de ánimo.

Un cuadro mal iluminado, es un desperdicio de cuadro. Y lo mismo ocurre en el hogar. Desde siempre, y cada vez más, la iluminación ha sido un factor fundamental para el bienestar en casa. Esto, ligado a la necesidad urgente de reducir el consumo de energía a pequeña y gran escala, ha hecho que uno de los grandes ‘hits’ de las casas inteligentes sea la programación de escenas o experiencias de iluminación.

La luz en casa ya no es solo darle al on y al off del interruptor, o graduar la intensidad de la lámpara del salón según te apetezca leer o ver la tele. La iluminación del hogar es mucho más que eso. Es un elemento indispensable, conectado con nuestro ambiente y del que depende, en gran parte, nuestra felicidad (y nuestro bolsillo).

¿Qué puedes hacer con Simon 270?

Las posibilidades que ofrece la colección Simon 270 iO son increíblemente versátiles. Desde la regulación de luz, hasta la temporización, rampas de encendido, experiencias, control remoto, centralización y control de persianas, simulación de presencia, control de dispositivos enchufados y control de clima…

¿Recuerdas cuando veíamos películas en las que alguien daba una palmada de manos y se encendían las luces? Bien, pues eso ya está casi obsoleto comparado con las prestaciones que ofrecen hoy en día mecanismos como Simon 270. A través de asistentes de voz como Amazon, Alexa o Hey Google simplemente con decir «buenas noches», la intensidad de la luz disminuirá, se volverá más tenue, las persianas bajarán e, incluso, se puede activar música relajante al combinar la simplicidad de la serie Simon 270 con estos asistentes de voz.

Cuenta con termostatos de Calefacción iO tanto para caldera y suelo radiante por agua, como para suelo radiante eléctrico con sonda. Una oferta que además incorpora sensores que nos permiten detectar fugas de agua y humo, y nos envían una notificación al móvil.

También podemos personalizar por completo todas las experiencias que queramos, programar según horarios, etc. Podemos, incluso, programar un simulador de presencia si tenemos pensado ausentarnos de casa y, así prevenir posibles robos.

¿Cómo funciona?

Al tratarse de mecanismos inteligentes,  su control, además de poder accionarse con el dedo de forma tradicional, también puede gestionarse a través de los diferentes asistentes de voz, o bien, desde tu propio smartphone, en este caso, con Simon iO App.

Con los mecanismos inteligentes Simon 270 podrás controlar todos los dispositivos conectivos de tu hogar perfectamente sin necesidad de un HUB adicional, solamente conectándolos a tu red WiFi. Aunque, si se le conecta uno, el abanico de funciones y posibilidades aumenta aún más, elevando la experiencia de usuario. Con el HUB podrás crear escenas predeterminadas configurando los diferentes elementos conectivos que tú quieras de forma simultánea y automática, activando las órdenes desde tu teléfono móvil con un solo click, o con una palabra dirigida a tu asistente de voz. Se instala de forma muy fácil sin tener que modificar la instalación actual, solamente conectando el HUB de la serie iO a uno de tus enchufes. 

Hub Pro iO de Simon
Hub Pro iO de Simon
Hace tiempo que oímos hablar sobre conectividad y smart homes pero, ¿Qué es en realidad una casa inteligente? ¿Para qué sirve y cómo se digitaliza?

Ahora, que ya conoces un poco más sobre esta revolucionaria tendencia que ha llegado para quedarse y hacernos la vida más fácil y cómoda ¿Te animas a convertir tu vivienda en una smart home?

Más sobre Simon 270 publicado en Diariodesign aquí.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

MO de Movimiento, un restaurante sostenible e inclusivo.

Hamaca Portlligat de Salvador Dalí, creada por BD.

Tumbonas de diseño. Practica el ‘dolce far niente’ desde el asiento más estival.

Aquí es donde se cuece el universo creativo de nanimarquina.

Los 5 posts más leídos en abril 2022.