Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

HANGHAR pone en práctica la isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid.

Una sencilla geometría y un marcado cromatismo definen esta versátil y poco convencional vivienda en Madrid, recientemente renovada por el estudio de arquitectura madrileño HANGHAR en colaboración con la constructora Lithe.

Una casa diferente en la ciudad

El estudio de arquitectura HANGHAR, liderado por Eduardo Mediero, es el autor de la reforma de esta vivienda llamada Casa Lara. Está situada en un edificio de los años setenta del centro de Madrid y cuanta con una superficie de 65 m2. Frente a la rápida especulación inmobiliaria sufrida en la capital estos últimos años, esta intervención se aleja de la lógica del mercado, evitando condicionantes prefijados a través de un sistema flexible.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

Una vivienda independiente de su contexto

«El proyecto se entiende como un sistema espacial indiferente e independiente del contexto donde se sitúa», cuenta Mediero, que continua así la investigación espacial iniciada en su proyecto Casa Ronda.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR
Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

Igual que ocurría en su predecesora, Casa Lara opta por un sistema conceptualmente genérico y al mismo tiempo espacialmente específico, que anula cualquier relación con el perímetro, el programa o la orientación del espacio. Solo una serie de elementos, como la chimenea o el mueble de la cocina genera una referencia visual.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR
Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

Isotropía espacial

Jugando con la geometría, el espacio original se divide en cuatro estancias simétricas de 3,5×3,5 metros. Se genera así una isotropía espacial, únicamente desequilibrada por la entrada de luz natural a través de las ventanas.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR. Planos
Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR. Planos

Entre ficción y realidad

Grandes aperturas centrales conectan y articulan visualmente las distintas estancias entre sí, generando vistas cruzadas y perspectivas a veces a medio camino entre ficción y realidad.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

Distorsionando límites

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

«En una de las estancias, una apertura nos lleva a un lugar al cual no podemos acceder», señala Eduardo Mediero. Es el reflejo de nuestro propio espacio, que mostrado sobre una superficie espejada amplifica y distorsiona los límites de la vivienda.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

Materiales simples y directos

A nivel material, se ha optado por un lenguaje simple y directo, mientras que la paleta cromática se mueve entre el blanco y el teja. Con un linóleo de gran formato, que reduce la sensación de escala en el espacio, el suelo hace referencia a la tradicional baldosa de barro cocido, tan común en el imaginario colectivo.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

De esmalte plástico, el techo amplifica los brillos y colores que tiñen la vivienda, mientras que la cocina de acero inoxidable refleja los matices de colores y luces cambiantes durante el día.

Isotropía espacial en una casa muy poco común en Madrid por HANGHAR

Fotografía: Luis Díaz Díaz

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Cocina dorada de latón, diseñada por Raúl Sánchez en un edificio del Born en Barcelona.

Cocinas a todo color, solo aptas para chefs atrevidos.

Un mueble de abedul organiza el espacio de esta reforma en Arturo Soria.

El concurso de diseño interior Restaurant & Bar Design Awards abre su convocatoria 2022.

9 ejemplos de puertas correderas para ganar espacio en el hogar.