Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Una vivienda y tres crujías.

Conservando las tres crujías estructurales del espacio original, Hiha Studio ha transformado la planta baja de un antiguo almacén de Girona en un original apartamento.

Cuando Bernat Ardèvol, Genís Plassa y Jona Oliva visitaron por primera vez este espacio, se encontraron un local dividido en 3 crujías estructurales paralelas a fachada, con un gran patio en la parte trasera. «Desde un primer momento, la estrategia del proyecto consistió en mantener estas 3 crujías estructurales, como ejes de la distribución del nuevo programa», explican los arquitectos, que han organizado en torno a ellas el nuevo programa.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

Situadas en la crujía más cercana a la calle y que da acceso a la casa, las habitaciones para usos esporádicos actúan como un filtro acústico y visual con el exterior.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

La situación de la cocina, en la crujía central, y su diseño transparente, permiten que esta funcione como un elemento de distribución. De esta forma, se evitan pasillos, generándose diferentes visuales y relaciones entre las habitaciones.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías
Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

Volcada al patio, la tercera crujía alberga la sala de estar, el comedor y el dormitorio principal, que disfrutan de una mayor privacidad y la mejor orientación solar.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

Curvas que potencian la continuidad

Mantener la relación de las tres crujías estructurales una vez que el espacio se fragmenta con una nueva distribución ha sido también prioritario. Para lograrlo, los arquitectos han optado por una forma curva, que relaciona y a la vez realza los tres volúmenes originales. Además de potenciar el ritmo y la continuidad espacial, los arcos permiten aprovechar al máximo la altura de la planta, generando muy distintas sensaciones dentro de la vivienda.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

Los elementos cerámicos sin revestir que rematan las paredes añaden un toque de color en la franja junto al techo. Estas piezas, no solo proporcionan calidez y plasticidad al apartamento, sino que además potencian la continuidad espacial y enfatizan la geometría de los arcos. «La tira cerámica proporciona la altura doméstica que se requiere, al mismo tiempo que realza la altura obtenida por el arco», señalan desde Hiha Studio.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías
Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

Mobiliario transparente

Además, los arquitectos han colaborado con el joven artista, Kushim Mattson. Junto a él, han creado una serie de muebles transparentes que se adaptan a las formas rectas y curvas del apartamento.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías
Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

Ya fuera, las fachadas incorporan elementos de acero galvanizado anti-intrusión y persianas de chapa perforada para la protección solar.

Hiha Studio. Vivienda tres cirujías
Hiha Studio. Vivienda tres cirujías

Fotografía: Pol Viladoms

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

El edificio de Blade Runner se convierte en un workspace.

loft en Nueva York

Un loft en Nueva York con inconfundible sello nórdico.

Repasamos la historia de Point, Premio Nacional de Diseño 2019.

De antiguo establo a casa de vacaciones en Cantabria.