Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Para ir a Amsterdam, mejor en tranvía.

El estudio de diseño holandés Studio Modijefsky se ha plantado en De Hallen, el antiguo depósito de tranvías situado en el Oeste de Amsterdam, y lo ha transformado en el espectacular Kanarie Club, un homenaje a este medio de transporte de lo más luminoso. Nos colamos a tomar algo.
KANARIECLUB_diariodesign-2

Profundizando en la historia del edificio, Studio Modijefsky ha creado un diseño con fuertes referencias al pasado. Un homenaje a los talleres de mantenimiento, a las herramientas y espacios de trabajo requeridos para su perfecto funcionamiento, son la inspiración para la paleta de colores y materiales del nuevo interior, y dividen así el nuevo restaurante en diferentes zonas.

KANARIECLUB_diariodesign-3

Los carriles del tranvía son la verdadera estrella del nuevo amueblamiento del espacio. Han sido respetados en el nuevo interior, y además marcan con sus trazos fuertes la barra, formando un arco con luces integradas que lo enmarcan. La barra es visible desde todas las partes del interior.

KANARIECLUB_diariodesign-4

Pivotando alrededor de la barra el espacio se ha dividido también con los carriles, creando en el amplio recinto zonas de degustación, restauración y más íntimas.

KANARIECLUB_diariodesign-5

Se ha diseñado una nueva escalera que conduce a la zona de entresuelo, lo que da a este espacio una mayor presencia. La antigua se ha recolocado, para crear una gran entrada y destacar la presencia del nuevo Pool Bar, un rincón con otro estilo sorprendente.

KANARIECLUB_diariodesign-6

Se han utilizado la señalización de tranvía, y el lenguaje propio de este medio, para todo el señalizado del restaurante, mientras que los muebles a medida se inspiran en los antiguos «cable car«, de lo más vintage. Cortinas industriales le dan un aire viajero y generan de este modo un interior vivo.

KANARIECLUB_diariodesign-7

Pasear por el Club no es tarea fácil: se han creado varias plataformas, que dividen y rompen el espacio y dan paso a una fácil instalación de muebles fijos al suelo. Merced al alto techo, el espacio requería división y luces colgantes complementadas con las tiras de luz de los raíles. El amarillo canario es el protagonista de la distribución, marcando con pivotes y lámparas los diferentes caminos. Grandes cajas de plantas oxigenan el lugar.

KANARIECLUB_diariodesign-8
KANARIECLUB_diariodesign-10
KANARIECLUB_diariodesign-9

Diseñado para ser un lugar de trabajo durante el día tanto como es un restaurante y un bar, dispone de puntos de carga con armarios para guardar el teléfono o el ordenador, tipo consigna. Además dispone de una gran mesa de grupo, con puertos USB incoporados. La nueva oficina está donde tú quieras, en definitiva, y el Kanarie Club es un lugar ideal.

KANARIECLUB_diariodesign-11

Subiendo las escaleras está el Pool Bar, un nuevo mundo por descubrir. El concepto está tomado de los okupas ilegales que solían vivir en el antiguo depósito de tranvías de la capital antes de su renovación, que utilizaron el agua que escapaba del techo para crear una piscina interior. Sin embargo, la nueva piscina no estará llena de agua. Con cojines redondos cómodos y un toque de azul en todas partes, es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de un cóctel. Juega con la identidad acuática a través de las señales, las «normas» representadas gráficamente, y los azulejos en azul y la típica barandilla.

KANARIECLUB_diariodesign-12
KANARIECLUB_diariodesign-15
KANARIECLUB_diariodesign-14
KANARIECLUB_diariodesign-13

El nombre, Kanarie Club es un nombre amistoso y juguetón, que retrata un club «al que todos pueden unirse», explica Studio Modijefsky. Un contraste entre un pajarito y un espacio industrial en bruto, que se convierte en un lugar para disfrutar desde el amanecer hasta el anochecer. Ya sea por trabajo, una buena comida con amigos o un evento especial Kanarie Club es el lugar para todo.

KANARIECLUB_diariodesign-16

Kanarie Club
Bellamyplein 51
1053 AT Amsterdam
Países Bajos

Fotografía: Maarten Willemstein

Artículos relacionados

Más ‘gas’ para el ecommerce de muebles: Wabi Home cierra una ronda de inversión de 600.000 euros.

jarrones minimalistas

Lo nuevo de Inma Bermúdez, unos jarrones minimalistas para Mad Lab.

madrid-arquesta-zonajuegos-diariodesign-portada

Una zona de día para la vida social de Madrid

La artesanía y el color invaden Casa Nido, lo nuevo de Yeyé Estudio