Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Colores pastel, espacios diáfanos y materiales reciclados en Casa Paloma, lo nuevo de Yeyé Estudio

Yeyé Estudio ha llevado a cabo en Madrid la reforma de un piso interior de los años 60 donde el color y la elección de los materiales ha jugado un papel fundamental.

Interpretar el arte a través del interiorismo

Arte y arquitectura son dos disciplinas que están estrechamente vinculadas. En muchas ocasiones se dice incluso que la arquitectura es una forma de hacer arte. Lo que sabemos a ciencia cierta es que muchos proyectos arquitectónicos se inician con referencias claras al mundo del arte para plantear criterios conceptuales, estéticos y cromáticos. Este ha sido el caso de Casa Paloma, el último proyecto de Yeyé Estudio.

Casa Paloma es el nuevo proyecto de reforma de Yeyé Estudio en Madrid

Los clientes plantearon tres referencias artísticas: un precioso artículo del cantante Perfume Genius, un cuadro pintado personalmente por uno de ellos y un póster de Matisse. En base a ello se diseñó un proyecto para la reforma de un piso madrileño de los años 60 basado en el color como herramienta para iluminar el espacio y hacerlo más confortable.

Imagen interior de la reforma de Yeyé  Estudio en Casa Paloma

Estrategias para iluminar una vivienda interior

El estado original de este proyecto presentaba una vivienda interior de 65 metros cuadrados de superficie que se encontraba compartimentada en exceso. Es por ello que el objetivo principal de la reforma ha sido ordenar y potenciar el espacio existente, dotándolo de la máxima cantidad de luz natural posible.

La terraza de Casa Paloma, un proyecto de Yeyé Estudio

Para conseguir dicho objetivo se ha diseñado mobiliario a medida y se ha invertido la distribución previa. De este modo se ha situando ahora las zonas comunes en la única fachada de la casa. Esta da a un patio interior de manzana y cuenta con una pequeña terraza que se ha amplificado al máximo mediante grandes ventanales. Además, se han utilizado estrategias para multiplicar la incidencia de luz en el interior tales como espejos, alicatados con teselas blancas, colores pastel y ventanas en las estancias ciegas como el baño.

Materiales reciclados con mucho color

Otra de las premisas que los clientes plantearon a Yeyé Estudio en esta reforma fue la utilización de materiales sostenibles. Es por ello que se han priorizado productos reciclados de empresas españolas. Ejemplo de ello lo encontramos en la cocina, donde se ha dispuesto una encimera con frentes de plástico reciclado. Con este mismo material se ha diseñado un cubre radiador que se transforma en mesa y unas baldas para el salón. Otra estancia que sigue este concepto sostenible es el baño, que cuenta con un alicatado fabricado con teselas de vidrio reciclado.

Encimera reciclada de Yeyé Estudio

Sobre Yeyé Estudio, artífices del proyecto

La arquitecta Paula Mena está al frente de Yeyé Estudio, una empresa madrileña especializada en ayudar a personas a encontrar la casa de sus sueños. Los proyectos de reforma resultantes de este acompañamiento destacan por su funcionalidad y el uso del color.

Fotografía: Sergio Pradana

Artículos relacionados

casa pasiva de dos plantas

Esta casa pasiva unifamiliar demuestra que la sostenibilidad también es bella.

Crystal Residence: Andrés Reisinger desafía los límites con un nuevo proyecto digital junto a Alba de la Fuente.

Nostalgia, colores pastel y extravagancia: detrás del interiorismo de Wes Anderson

Marriot aterriza en Edimburgo con el hotel W y se instala en el vanguardista St James Quarter.