Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Becoming en la Bienal de Venecia, o la no arquitectura.

Los entornos de aprendizaje, como lugar de crítica y creación arquitectónica, protagonizan el Pabellón de España en la Bienal de Arquitectura de Venecia de este año. Bajo el título "becoming" y comisariada por la arquitecta Atxu Amann, la exposición reúne acciones, discursos y trabajos que estudiantes de arquitectura han desarrollado entre 2012 y 2017.

Unfinished, el premiado Pabellón de España de la Bienal de 2016 de Carlos Quintáns e Iñaqui Carnicero, tiene un digno sucesor. Si en 2016 se analizaba la arquitectura reinventada surgida tras la crisis, el nuevo pabellón aborda el futuro de la arquitectura desde la investigación.

Seleccionadas por Atxu Amann y los comisarios adjuntos, Andrés Cánovas, María Mallo, Nicolás Maruri y Gonzalo Pardo, a través de una convocatoria abierta, las propuestas dan respuesta a una serie de 55 términos que califican la arquitectura. Junto a las 143 que se muestran físicamente en el pabellón, otras 293 pueden verse a través de un pabellón virtual.

El pabellón muestra un presente alternativo que explora nuevas formas de ejercer la profesión. A través de iniciativas que revisan críticamente el pasado, a otras que redefinen espacios cotidianos del presente o imaginan el futuro. Un futuro no tan lejano, donde la sostenibilidad, el bienestar y la justicia social son fundamentales. Además, y por primera vez, se exponen tesis doctorales de arquitectura.

Becoming tatúa el espacio inspirado en un edificio diseñado por Vaquero Palacios en 1952, ahora vacío y recuperado. Impresos en el suelo, los 55 adjetivos organizan espacialmente los trabajos sobre las paredes del pabellón. Sin tabiques entre la arquitectura imaginada y la construida, el pabellón reivindica un futuro para la arquitectura que no es arquitectónico.

Repensar la arquitectura desde el aprendizaje

A través de un proceso donde los denominados “becomers” reinventan su propia profesión, la iniciativa invita a repensar la arquitectura. Desde sus herramientas y formas de aprendizaje, al alcance político de su materialización. De esta forma, los entornos de aprendizaje dejan de dar continuidad a lo normalizado para convertirse en laboratorios de ensayo.

Además, y como parte de la recuperación del pabellón, becoming propone la transformación de su espacio perimetral. Para ello se ha invitado a colectivos de estudiantes a presentar un proyecto de re-programación del jardín.
La intervención ganadora permanecerá en el pabellón una vez finalice la Bienal.

Otra propuesta incluida en la convocatoria es la iniciativa de un segundo grupo de estudiantes de re-ocupar el espacio trasero del pabellón. Tradicionalmente utilizado para almacenaje, la bautizada como Come-In se convierte en una puerta de salida de la exposición. Con ocho metros de alto, esta instalación se compone de una cortina hecha de eslabones metálicos, que refleja los conceptos que inspiran la muestra. Dibujados sobre ellos, hashtags flotan en el espacio, cerrando a la perfección el recorrido del pabellón.

Un mundo en constante cambio y evolución

La materialidad evanescente de la cortina contrasta con la rotundidad del ladrillo del pabellón original. Además, los hashtags dibujados y desdibujados por el paso de la gente acompaña la idea de “becoming”. Un llegar a ser (becoming, en inglés) en constante cambio y evolución.

Además, y junto a los pabellones de Bélgica y Holanda, España convocó el concurso Out of the Box Celebration, en el que se invitaba a los participantes a diseñar el espacio entre los tres pabellones. El proyecto Europa, de un grupo de estudiantes belgas, fue seleccionado entre más de 100 propuestas. En él sus autores proponen la desaparición de las divisiones entre países y pabellones.

La propuesta de este año de España encaja a la perfección con la filosofía planteada por las comisarias de la Bienal, Yvonne Farrell y Shelley Mcnamara. Bajo el lema Freespace, las arquitectas irlandesas han invitado a los participantes a reinventar la arquitectura como un medio que aporte bienestar y dignidad a la sociedad. Inaugurada el 26 de mayo, la Bienal puede visitarse hasta el 25 de noviembre.

Fotografía: ImagenSubliminal

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Politicas Transmateriales Andres Jaque Tabacalera Madrid diariodesign

Políticas Transmateriales. Andrés Jaque en Tabacalera.

konstantin grcic en galerie kreo diariodesign

Konstantin Grcic se inspira en Castiglioni para Volumes.

espacios privados adolf loos caixaforum madrid diariodesign

Las arquitecturas interiores de Adolf Loos, en CaixaForum Madrid.

Temps de Flors Girona 2018 interior sombras diariodesign

Girona, flores à la page.