Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Descuélgate y tómate un respiro en Hammock.

Coloridas hamacas y plantas colgadas del techo hacen de este restaurante de comida vegana y zumos naturales un espacio donde sin duda apetece parar a tomar algo. Un oasis en pleno Ensanche barcelonés que, bautizado por sus autores –Egue y Seta– como ‘Hammock, veganos colgados’, ofrece un divertido rincón donde relajarse y desconectar de la gran ciudad.

1-hammock-egue-y-seta
8-hammock-egue-y-seta

“Estar súper estresado y balancearse al mismo tiempo en una hamaca es altamente incompatible. Inténtalo y lo comprobarás.” afirman los autores de este proyecto, que han apostado por una atmósfera lúdica, llena de plantas, colores y referencias a favor del medio ambiente y la alimentación sana, tan de moda en la cultura hipster más actual. Un espacio donde “abandonar los postureos y disfrutar”.

4-hammock-egue-y-seta 6-hammock-egue-y-seta 5-hammock-egue-y-seta 9-hammock-egue-y-seta

Dos patios llenos de coloridas hamacas unipersonales –modelo Relax Vulcano de Hamacas Colgantes– separados por una gradería a dos alturas en microcemento imitando hormigón bajo una cortina vegetal, ordenan el espacio. Frente a ellos se han dispuesto originales tumbonas circulares de pared hechas en hierro negro y bicis dobles, enfrentadas y separadas por una mesa. Y es que, como afirman desde Egue y Seta, “en Hammock sentarse ‘a secas’ no va; se trata de tumbarse, subirse, acurrucarse, mecerse o pedalear, entre fibras y tintes naturales, materiales honestos y acabados rústicos”. Además, los 360º de giro de la hamaca permiten a los clientes charlar entre si.

11-hammock-egue-y-seta 12-hammock-egue-y-seta

Aunque situado en el interior, el espacio parece reproducir con sus acabados la calle, a través de paramentos verticales en ladrillo original recuperado y pavimento de microcemento imitando hormigón. Texturas contrapuestas, que combinan la áspera rugosidad del ladrillo con el brillo del hierro desnudo o la transparencia del cristal; y frescura y calidez a partes iguales, aportadas por los cementos pulidos, el porcelánico gris imitación pizarra de la pared trasera, los textiles y la madera del carro refrigerado hecho a medida con una fuerte estética vintage.

13-hammock-egue-y-seta

“Elementos como el aire acondicionado o la calefacción, los edulcorantes, los conservantes o todo lo producido en serie, está reñido con la ‘filosofía’ de sus dueños” explican los diseñadores. “Si vemos lámparas, mobiliario y elementos decorativo de tipo industrial, es porque probablemente sean estos elementos los que encontraríamos amueblando un establecimiento auténtico, añejo, en el mercado del pueblo o de producción local” añaden.

2-hammock-egue-y-seta

Fotografía: VICUDO FOTO

Hammock Juice Station
Carrer de Mallorca, 308
08037 Barcelona

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Un ático desde el que ver Copenhague.

Oficinas del estudio de arquitectura Selgascano en Madrid.

Casa del lector, brillante intervención en el antiguo Matadero de Madrid.

De estudio de Picasso a hotel con premio Tripadvisor: The Serras.