Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Wild Furniture, las sillas salvajes de Ariane Patout y René Müller amueblan la montaña de Collserola.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 1 (Copiar)

Las sillas sirven para sentarse y son, para los amantes del diseño, uno de nuestros objetos de deseo favoritos. Las de la colección Wild Furniture, de Ariane Patout y René Müller, nos gustarían porque su diseño se asemeja más a esculturas salvajes que a meros acomodamientos. Pero hay una pega: no podemos poseerlas. Son efímeras, libres y están arraigadas al suelo de los bosques de Collserola (Barcelona).

El proyecto es finalista de los premios FAD de arquitectura 2014. Conoce más finalistas de estos premios en diarioDESIGN.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Contamos el proyecto desde el principio: hace cuatro años, Ariane Patout, artista plástica, y René Müller, diseñador y carpintero, unieron su pasión por la naturaleza y el arte inspirados por la erosión que causa la meteorología en la naturaleza cercana a la ciudad donde ambos residen y trabajan.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 3 (Copiar)

Empezaron como “cazadores de árboles muertos y abandonados” –cuentan– para transformar esas ruinas que sólo aspiraban a leña en sillas de una simbología mayor a la que le asociamos habitualmente. Y, en definitiva, para trabajar en un espacio abierto y hacer un ejercicio de respeto hacia el medio ambiente.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 4 (Copiar)

Las sillas de la Wild Furniture, a la que los artistas le otorgan el símbolo de poder con el que fue concebida hace siglos (la silla como trono para los gobernantes), son sillas que desafían el diseño y concepto doméstico.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 5 (Copiar)

Estas sillas están vivas, al estar en plena naturaleza, y sufren la misma erosión y transformación que otros elementos del paisaje. Es por ello también que son efímeras. Y también salvajes, “sin ataduras al concepto del objeto eterno”, cuentan a diarioDESIGN los autores. “Las sillas son del bosque, de todos y de nadie”.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 7 (Copiar)

El proyecto también busca el respeto del espectador hacia la naturaleza. “Cada silla que realizan Ariane Patout y René Müller es una denuncia a nuestra manera de vivir de espaldas a la naturaleza, y una invitación a recuperar el destino común con los árboles y la tierra”, ha dicho Jesús Àngel Prieto, profesor de la Escuela de Arte y Diseño La Massana, adscrita a la UAB.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 8 (Copiar) Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 9 (Copiar)

Ahora bien, ni siquiera Patout y Müller han podido resistirse al encanto de no poseer una silla salvaje, así que con las mismas ramas han creado la Wild Tamed Collection, es decir, unas sillas domesticadas, que pueden ser adquiridas y expuestas en el hogar, eso sí, como si de un trofeo se tratara.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 10 (Copiar)

Son 70 ejemplares y, por supuesto, también han sido talladas a mano. Esta colección ha permitido, además, mostrar el concepto fuera de Collserola, tanto en lugares públicos como privados.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 11 (Copiar)

El proyecto ha gustado y de hecho, este año está en la lista de los finalistas a los Premios FAD de Arquitectura e Interiorismo y cuyos ganadores se conocerán el próximo 3 de julio.

Leer más sobre los finalistas a los Premios FAD en diarioDESIGN.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 12 (Copiar)

Sobre los autores

Ariane Patout (Barcelona, 1982) ha recibido formación en técnicas aplicadas al muro en la escuela de Arte y Diseño La Massana de Barcelona y un master en dirección artística en la escuela de cine ESCAC. Su trayectoria explora el arte aplicado al teatro, publicidad, espectáculos y talleres artísticos, entre otros. Vive en La Floresta, un barrio de Sant Cugat del Vallés en la sierra de Collserola, donde tiene su estudio y espacio expositivo, La Musa Showroom. En 2013 fue premiada en Suiza por la escultura La beauté et le sinistre y este año ha sido finalista en los Premis Ciutat de Sant Cugat 2014 por su trayectoria artística.

Wild Furniture de Ariane Patout y René Müller 13 (Copiar)

René Müller (Sion, Suiza, 1968) es diplomado en Diseño Industrial en la Universidad de Offenbach (Frankfurt). Su concepto se basa en interrelacionar el medio ambiente con el deporte, la gastronomía y las personas, unificándolo en un todo. En 2001 creó la empresa Woodloops en la que gestiona, diseña y produce mobiliario y accesorios de madera FSC , organizando y participando en más de 20 ferias de diseño por todo el mundo. Actualmente reside en La Floresta, Barcelona, donde tiene su estudio en el que diseña y produce su obra.

Fotografías: Ariane Patout y René Müller

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

2 comentarios

  1. koko@koko.es

    en fin…me parece una barbaridad, cargarse los árboles para hacer sus esculturas Una barbaridad! por que no deja los árboles tal como estan que son mucho más bonitos y exculpe las sillas en su casa!

    Además, le veo el agrabante que utiliza un ser vivo que esta todavia vivo para hacer “sus esculturas”. me parace que no se lo a pensado bien…

  2. Gala

    Respeto totalmente su opinión, pero creo que antes de haber escrito este comentario tendría que haber leído con mas detenimiento este articulo o a ver buscado mas información. Ambos artistas no matan los arboles, los arboles ya estaban muertos bien por algún incendio, por vendavales, por fuertes nevadas…. y por ello lo que ellos pretenden con estas obras es devolver la vida a ese bosque que estaba muerto. Son artistas muy involucrados en temas de medio ambiente y de defensa contra la naturaleza así que nunca destrozarían un bosque para hacer arte.

Artículos relacionados

La delicadeza de la diseñadora Nika Zupanc, en la exposición Esprit Dior-Miss Dior del Grand Palais de París.

Ganadores de los premios FAD de Arquitectura e Interiorismo 2013.

David Chipperfield renueva el Café Royal de Londres, perfecta comunión entre tradición y modernidad.

Pecha Kucha Night Barcelona vol. 17, el 23 de noviembre en la Antiga Fàbrica Damm