Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
martacarrera
19 octubre 2011

Oficinas de Fraunhofer en Portugal, un espacio divertido y funcional para hacer volar la mente.

La oficina es, junto a la cama, el lugar donde pasamos más horas al día. Es por eso que los trabajadores agradecemos que sea un lugar cómodo, agradable y funcional, que nos ayude a encontrar la inspiración a la hora de llevar a cabo nuestras tareas. Esas premisas básicas, pero que muchas veces se pasan por alto, han sido claves para el estudio de arquitectura Pedra Silva a la hora de diseñar las oficinas de la nueva sede en Portugal de la empresa Fraunhofer. Seguramente su nombre no te suene, pero esta empresa alemana es líder en investigación aplicada en Europa, haciéndonos la vida más fácil con inventos tan revolucionarios como los archivos en MP3.

El ambiente y el diseño de las nuevas instalaciones de Fraunhofer promueven que las ideas de los creativos fluyan por sí solas. Ubicadas en dos plantas de un nuevo edificio del campus tecnológico de la Universidad de Oporto, las oficinas reflejan la filosofía y el mensaje simple, dinámico y positivo de la compañía.

El movimiento es la espina dorsal del proyecto. Todos los espacios aparecen a lo largo de una ruta de distribución dibujada junto al ventanal. Siguiendo este eje central, los trabajadores pueden acceder fácilmente a las diferentes estancias. No hay pérdida.

Los espacios son todos distintos, con tamaños y funciones singulares, por lo que están decorados según su cometido. Además, muchos de ellos no se crean con puertas ni ventanas… ni tan siquiera con paredes. El suelo es el encargado de distribuir el espacio, con ondulaciones caprichosas que crean diferentes habitaciones y ambientes.

Esta dinámica espacial y visual se genera por una superficie enmoquetada que se desplaza a través del color y el espacio, reforzando así la percepción de diferentes volúmenes.

Dependiendo de la curvatura, se forman techos, salas de reuniones, paredes, oficinas o suelos. Y todo, garantizando la continuidad visual y el movimiento.

No podemos pasar por alto que estas oficinas están diseñadas para que en ellas trabajen los mejores creativos. Para fomentar que las ideas fluyan se han añadido elementos decorativos como logos, lemas y dibujos en algunas superficies.

Otro aspecto destacado son las llamadas habitaciones del silencio. Estos espacios están destinados a generar un ambiente propicio para que los creativos hagan volar su mente. También hay pequeñas salas pensadas para el recreo, para reuniones informales y para descansar. Si todas las empresas mimaran así a sus empleados…

Ficha técnica

Proyecto: Pedra Silva Architects
Localización: Oporto, Portugal
Coordinador del proyecto: Luis Pedra Silva y Engexpor
Superficie: 1.660 m2
Fotógrafo: João Morgado

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. Natalia Gustafson

    Aqui las ideas deben “fluir” muy acceleradamente! Un poco mareante con el efecto de movimiento, pero estéticamente muy interesante!

Artículos relacionados

1 Wac project

WAC Project: madera, ilustración y luz en Woodamp.

suite-viajera

La Suite Viajera, la habitación móvil y ecosostenible de Rusticae, llega a Portugal

1 exploded flowers

Exploded flowers: Fong Qi Wei selecciona y expande naturaleza en su nueva colección de fotografías.

SOLOMILLO restaurante Barcelona

Solomillo. La atemporalidad del diseño español.