Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Redacción
3 mayo 2011

Entrevista abierta: Lo que Juli Capella ha respondido a nuestros lectores.

Por fin tenemos las respuestas del polifacético Juli Capella a las dispares pero interesantes preguntas de los lectores de diarioDESIGN. No te pierdas nuestra tercera entrevista abierta:

Oriol: ¿Cómo puede un diseñador joven hacer sus diseños a las empresas productoras o posibles clientes? ¿Es posible saber cuál es el cliente idóneo para cada diseño?

Con mucho morro pero a la vez exigencia. Asegúrate de que tienes algo que realmente le interesa a esa empresa (¡no a ti!) e insiste hasta que te reciban. Si no les gusta, ve a otro, pero no te rindas. Saber el cliente idóneo es fácil, analiza su oferta de productos y proponle ir un poco más allá, solo un poco, no te pases.

Oscar: ¿Crees que la industria española valora el diseño como elemento vital para la subsistencia o todavía sigue mirándolo como algo banal, superficial y prescindible?

Desgraciadamente estamos muy retrasados aún. Algunos siguen considerándolo una chorrada. Piensa que la Revolución Industrial no llegó a toda España. Los más avanzados todavía llaman al diseño “valor añadido”. Vaya gracia, es decir que se puede poner o no. Pero algunos ya saben que es un “valor intrínseco”, sin diseño no hay ningún producto que pueda ser viable. Van a aprender muy deprisa, o a cerrar la empresa.

Pep: ¿Qué opinión tienes sobre el diseño actual español, es racional o se basa en diseño de revista?

Y, ¿cómo ves el diseño en España cara al futuro?

No hemos estado nunca mejor que ahora. Pero, ciertamente, nos dejamos arrastrar por las modas y lo que se lleva. Es lógico, pues se obedece a un impulso comercial. Veo a España muy bien posicionada por varios motivos: está de moda internacionalmente, tenemos una nueva generación de diseñadores muy talentosos, otros países dominantes están a la baja, y la innovación y el ingenio nos ayuda a salir adelante…

Roberta: ¿Cómo se ve el diseño español en el extranjero? ¿Se aprecia con unos rasgos característicos comunes?

Como he dicho, lo veo de forma muy optimista, gustamos. Los rasgos que afuera nos reconocen son: formas orgánicas, colores atrevidos, formas ingeniosas, cierto humor, simplicidad lógica,… pero también el peso de la historia y las referencias artísticas. Sin embargo, creo que nuestros rasgos son cada vez menos singulares, cada vez existirá menos el diseño por países, y más por tendencias, pues la globalización desdibuja antiguas singularidades geográficas. El Spanish Design se va disolviendo, no importará tanto donde estés, sino qué te motiva.

Jimena: ¿Qué diseñador español prefieres?

Gaudí por su concepción integral, todo es un mismo diseño, desde el edificio hasta la manecilla de la puerta. Fue muy racional en sus construcciones pero, a la vez, muy creativo y libre expresivamente.

 
 
 

 

La Pedrera, foto de Rafael Vargas

 

 Alicia: En tu opinión, al diseño español le falta…. Y le sobra….

Le falta experimentación y riesgo, somos muy contenidos. Además nadie sufraga la investigación. También carecemos de productos tecnológicos, somos brillantes en lámparas y muebles, pero no tenemos electrodomésticos o aparatos electrónicos. También nos falta cultura empresarial innovadora.

Nos sobra copiar, algo que, lamentablemente, aún se estila. Y complejo de inferioridad.

Eugenio: ¿Qué proyecto prefieres hacer? ¿Arquitectura, diseño industrial o interiorismo?

¿No son lo mismo? Yo creo que sí, solo cambia la escala y el proceso productivo. Pero si te fijas, se trata de lo mismo: resolver una problemática con ingenio y capacidad técnica. Yo los afronto de igual manera, primero análisis, luego propuesta, bien dibujada y definida y, finalmente, seguimiento riguroso de la producción. Te aseguro que se puede disfrutar tanto haciendo una farola como un centro de ocio. Eso sí, siempre prefiero hacer algo que no haya hecho nunca, un manicomio, un bolígrafo, una pastelería…

Eduardo: ¿De qué proyecto y de qué objeto te sientes más contento de los realizados?

¿Y de qué proyecto y de qué objeto, menos?

Elegir entre tus criaturas es muy cruel, pero venga, creo que la fachada del hotel OMM tiene lógica y belleza. De joven hice la discoteca Pachá y me parece que metí la pata en muchos aspectos, como hacer una piscina bajo la pista de baile, o una fachada curva imposible de oscurecer… pero aun y así, yo estuve muy contento, y creo que el cliente también, aún funciona. 

 
 
 

Hotel Omm

 

 Xabier: En un momento de crisis económica y social general, en el que se buscan nuevas alternativas, ¿cuál crees que es el papel del diseñador?, ¿tiene alguna responsabilidad a la hora de hacernos la vida más fácil o más sencilla?

Ahora, con la crisis, somos más necesarios que nunca. Yo creo que el diseño es culpable de haberse cargado el planeta, con sus edificios absurdos y sus productos contaminantes. Pero la buena noticia es que también es el propio diseño el que va a salvar el mundo. Basta orientarlo en una dirección más social y comprometida. Necesitamos el apoyo de las administraciones y el sector empresarial y ya verás como mejoraremos mucho la vida de todos.

Guitus: Diseño y arquitectura. Japón acaba de sufrir un desastre “con” precedentes en el que nos podemos mirar. ¿Podemos, debemos y conseguiremos diseñar nuevas ciudades, nuevos núcleos convivenciales más seguros, y a la vez más humanos?

La arquitectura y el diseño nacieron para dar confort al ser humano frente a una naturaleza muy bella, pero sin duda a veces cruel. Se han dado muchos pasos adelante, pero aún queda algún resquicio, como los terremotos, maremotos y desastres nucleares. En Fukushima se ha juntado todo. La lección es clara: no edificar en zonas peligrosas, no construir centrales nucleares. Aquí debería haber una negativa del sector del diseño a colaborar en estos proyectos. La humanización pasa por el sentido común y la bondad, no por el negocio.

Marcos: Me gustaría saber cómo se puede mantener el entusiasmo y la fe en la arquitectura ante el inmenso paisaje de mediocridad de ideas verdaderamente nuevas. […] ¿Son malos tiempos para la arquitectura?

La clave es ser muy curioso y poco criticón. Pero ciertamente la fe se va perdiendo con los años, y las tonterías que vas viendo. Por eso, lo ideal para ser entusiasta del diseño es ser joven y no leer mucho la prensa ni saber qué está de moda. Yo, lamentablemente, no cumplo estas premisas, pero aún resisto. Siempre son malos tiempos para la creación, por eso nos gusta tanto.

Anna: ¿Por qué crees que los arquitectos consideran al diseño como “el hermano pobre”? ¿Para ellos el buen diseño es cuestión de tamaño? Y ¿crees que las arquitectas -mujeres están más dispuestas a diseñar también objetos pequeños y cotidianos?

Los arquitectos a veces somos un poco arrogantes y megalómanos, es una pena, pues hacer cosas más o menos grandes es una cuestión banal. El inventor del microchip fue más genial que muchos arquitectos que han inundado periferias. Pero un buen arquitecto sabe que el diseño es cosa seria, Mies ya dijo que era más difícil hacer una silla que un rascacielos.

Creo que las mujeres fueron las principales interesadas en el ámbito doméstico, como lo demuestra la labor de Lylly Reich (que firmaba Mies), la de Charlotte Perriand (que firmaba Le Corbusier), la de Aino Aalto, (que firmaba Alvar Aalto), etc., sin ellas no se hubiesen interesado por lo doméstico.

Josep: En Barcelona ocurren muchas cosas alrededor del diseño y la arquitectura, de las cuales tú has sido protagonista de una manera u otra. Está el FAD, el BCD, el COAC, el DHUB, la Mies, las escuelas… y mucho talento. ¿Cómo canalizar tanto esfuerzo para que dé mejores resultados? ¿Crees que con tanta institución atomizada hemos contribuido a hacer un mundo mejor?

Creo que está muy bien que haya tantas, porque así unas se compensan con las otras, en un positivo equilibrio inestable. Pero, ciertamente, debería haber más coordinación (no sumisión jerárquica). Pero todas tienen un gran “ego” y prefieren hacer solas su labor. Creo que está pendiente hacer una mesa permanente que las reúna periódicamente, pero es saludable que cada una mantenga su independencia. ¡Ay del día que solo haya una organización para representar todo el diseño!

Mauricio: Tú empezaste escribiendo, debido a la falta de encargos. Parece más común que escriban arquitectos de mucho trayecto, ya que esa experiencia les da un grado de credibilidad sobre lo que escriben. ¿Te fue fácil escribir recién salido la universidad? Este es un poco mi caso…

Yo escribía sin saber muy bien de qué. Era el tuerto en el país de los ciegos. Escribía en Babelia de El País, que era como la Biblia y ahora me llevo las manos la cabeza de las cosas que dije. Tal vez lo disculpe el entusiasmo de una época en que estaba convencido de llevar una buena nueva a la sociedad: el diseño. Pero ciertamente la credibilidad se adquiere con el tiempo y la madurez. Sin embargo, la opinión es libre en cualquier momento, ejércela sin preocuparte, además es la mejor forma de aprender, intentar explicar lo que te gusta, ¡adelante!

Alba: Ahora que se ha inaugurado Las Arenas, en Barcelona, ¿cómo es un buen centro comercial?

Para mí, son los que se parecen a la cultura mediterránea de la compra. Y se alejan del modelo americano del Mall estandarizado. Es decir, me gustan los centros que mezclan usos, los que están abiertos al aire libre, con calles y espacios irregulares, en la trama urbana, los que se parecen a una gran plaza del pueblo, donde se agolpan alrededor las ofertas. Disfrutas, compras, lees, paseas, hay mucho más que comercio, que al final es lo más comercial.

Miquel Ángel: ¿Qué opinas del CO-trabajo (coworking)? ¿Del CO-diseño? …¿De la posibilidad de proyectar con pensamiento colaborativo?

¿Has intentado coger un lápiz con un compañero y ponerte a dibujar? Imposible. Considero el acto creativo, personal, íntimo e intransferible. Ahora bien, ejerzo y soy fan del trabajo compartido. Donde uno pone una cosa y otro la complementa, o la contradice, y de ahí surge algo mejor. Sin duda son proyectos más completos, y menos artísticos. Yo no podría hacer nada solo, tengo un gran equipo donde todos co-operan activamente.

Verónica: Soy estudiante de diseño de interiores y este año acabo la carrera. ¿Crees que la figura del interiorista tiene suficiente reconocimiento profesional? ¿Alguna recomendación como profesional?

Tienes todo el mundo por delante ¿has visto algún espacio sin diseño interior? Casas, tiendas, bares…, todo tiene aun forma que alguien ha predeterminado. Y eso va a más. Te recomiendo que cuando tu tío quiera cambiarse el baño te encargues tú de la obra. Que le ofrezcas al dueño del bar que frecuentas hacerle un rediseño para mejorarlo, y así sucesivamente. Puedes mejorar todo tu entorno, ¡una tarea inacabable! Vas a disfrutar mucho.

Mario: ¿Cómo ves el interiorismo para los próximos (diez) años? ¿Qué elementos, tendencias… marcarán esta proyección?

Como dijo Sottsass, “¡si ni siquiera sé lo que se va a presentar en el próximo Salón del Mueble de Milán, como voy saber que pasará de aquí a diez años!” No lo sé, ni tampoco tengo mucho interés en preverlo. Y si lo supiese me pondría trabajar en dirección contraria en seguida.

Y, como en los discos solicitados de la radio, una petición de carácter más personal que no queremos dejar pasar… 

 
 
 

Hotel Diagonal Barcelona (Silken)

 

 Ana: Me hospedé en el hotel Diagonal de Barcelona y me gustó muchísimo la decoración. ¿Puedes darme información sobre los cabeceros metálicos de las habitaciones o dónde comprarlos?

Gracias, me alegro de que te gustase y ojalá durmieses a gusto. Lo hiciste bajo unos plafones de aluminio serigrafiados con fotos monocromas de diversos paisajes naturales, hechas por Rafael Vargas, un gran artista. Se trataba de dar sensación de sosiego y calma tras la dureza de la visita urbana. Lamentablemente este cabecero no se puede comprar, pero te lo puedes hacer fácilmente, cualquier impresor digital puede hacerlo en diversos soportes, le llevas la foto que te guste, le das las medidas y ya está. ¡Buenas noches!

 

Lee aquí más sobre Juli Capella en diarioDESIGN

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

3 comentarios

  1. Verónica

    Gracias Juli Capella por tu(s) respuesta(s)

    _saludos desde
    http://www.loimportanteestaenelinterior.blogspot.com

  2. Miquel Àngel Julià

    Gràcies Juli. Em quedo amb la suma de totes les respostes… doncs donen una amplia visió del nostre petit mon del disseny!! El conjunt és positiu i optimista. Gràcies!!!

    Miquel Àngel Julià, arquitecte (IDEALAB)

  3. El tornillo que te falta

    Estupenda entrevista, felicidades!

    Me quedo con esta cita de Juli Capella: “Sin embargo, la opinión es libre en cualquier momento, ejércela sin preocuparte, además es la mejor forma de aprender, intentar explicar lo que te gusta, ¡adelante!”

    Saludos desde:

    http://eltornilloquetefalta.wordpress.com/

Artículos relacionados

Duck Rice Autoban 01

The Duck and Rice por Autoban, excentricidad neo-victoriana en el Soho londinense.

1 butaca Basic

Butaca Basic de Lagranja: diseño danés con toque mediterráneo.

resized_20160606_4159-portada

Casa Dorita: tradición renovada en el barrio de Sant Antoni.

1 Design4food

Diseño y gastronomía en la Barcelona Design Week.