Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
shigeru-ban-japon-diariodesign-portada
Albert Berrocal
3 enero 2024

Shigeru Ban y su casa de papel: solidaridad y sostenibilidad para una arquitectura única

Desde mediados de los años noventa, el arquitecto japonés ha mezclado el uso de materiales como el cartón o el bambú para construir proyectos solidarios y sostenibles, como el Santuario de papel de Tokio o una casa de troncos en Maui.

Solidaridad y sostenibilidad

La reinterpretación arquitectónica, mediante el uso de nuevos materiales, es una de las premisas de la agenda actual. El valor añadido que acompaña a un proyecto que respeta el medioambiente se ha convertido en un factor prácticamente imprescindible en la disciplina actual. El arquitecto japonés Shigeru Ban, más allá de integrar este pensamiento, consigue dotarlo de una función beneficiosa para la población afectada por desastres naturales o conflictos sociales.

Tras un estudio formado por ochenta profesionales divididos entre las oficinas de Tokio, París y Nueva York, el trabajo artesanal del Premio Pritzker 2014 sigue recordando a los estudios de madera que estructuraron su etapa formativa, entre el Instituto de Arquitectura de California y la Escuela de Arquitectura de Cooper Union en Nueva York.

shigeru-ban-japon-diariodesign-arena

Aunque no es el único, la sostenibilidad es el punto que articula su discurso. Con los retos que obliga a adoptar el cambio climático, la empresa ya ha construido más de setenta proyectos que parten de los materiales que desarrollan esta premisa como grandes protagonistas de sus bocetos, por ejemplo mediante casas prefabricadas de rápida construcción que, sin embargo, garantizan una firme estabilidad.  

Uno de sus ingredientes esenciales es el papel: su primera vivienda levantada con este material nació en 1995, en Yamanakako, diez años después de fundar el estudio. Organizada mediante 110 columnas de tubos de papel dispuestas en forma de S, la residencia crea un diálogo entre las zonas interiores y exteriores. En concreto, son ochenta los tubos que soportan las fuerzas laterales y diez los que sostienen la carga vertical.

En la descripción del proyecto, el estudio asegura que “cuando se abren las puertas correderas de cristal, el techo horizontal sobre los tubos de papel se vuelve cada vez más prominente, e interior y exterior se vuelven uno”.

shigeru-ban-japon-diariodesign-restaurante

Un binomio perfecto

Sin embargo, el estudio de Ban trasciende la sostenibilidad. Ese mismo año, en 1995, el artista japonés fundó la Red de Arquitectos Voluntarios (VAN) para dar una respuesta constructiva a las edificaciones afectadas por desastres naturales. El factor que hace única la obra de Ban también se materializa a través de esta iniciativa: la reutilización efectiva de materiales para cooperar con la población que ha sufrido catástrofes naturales o guerras y no dispone de servicio habitacional.

En concreto, su última propuesta solidaria buscó dar solución a los incendios forestales que desolaron la isla Maui, en el Pacífico Central, durante este año. El equipo de Ban, en colaboración con la universidad local, rodeó los cimientos de las nuevas viviendas con cajas de cerveza llenas de sacos de arena, además de utilizar paneles de madera para construir las diferentes paredes entre las columnas de tubos de papel. Reducción de tiempo y seguridad.  

shigeru-ban-japon-diariodesign-piscina

La propuesta creativa de Ban mezcla una amplia lista de sectores que abarcan la totalidad de la disciplina arquitectónica, desde viviendas a edificios que cuentan con una función cultural, como museos y bibliotecas. El ejemplo más representativo de esta propuesta es la Biblioteca Central de la Prefectura de Shizuoka, en la que la fachada norte construye un intrincado muro cortina que reproduce el trabajo artesanal de bambú de Suruga, un símbolo de resiliencia, perseverancia y constancia dentro del imaginario japonés.

Hace unos meses, Ban lanzó al mercado su último libro. Bajo el título Tinder in Architecture, el arquitecto reflexiona sobre el uso de la madera a través de 45 proyectos que potencian el uso sostenible del material. Gracias a su filosofía constructiva, el arquitecto ha sido galardonado con el Premio Japón de Diseño de Madera 2018, el Premio Internacional de Arquitectura 2022 otorgado por el Museo de Arquitectura y Diseño del Chicago Athenaeum por el proyecto Swatch Omega, y el Premio Americano de Arquitectura 2022 por la obra Cast Iron House, entre otros.

Artículos relacionados

Anne Lacaton: arquitectura resiliente para la Medalla Soane 2023

plutarco estudio de diseño

«Nuestras casas también tienen que ser un escaparate para la experimentación». Hablamos con el estudio de arquitectura Plutarco.

5 frases inspiradoras de quiénes más saben de diseño, interiorismo y arquitectura.

room-2030-baragaño-asturias-diariodesig-portadaentrevista

S. Baragaño (Room2030): “Buscamos una industrialización que la tecnología no puede abarcar»