Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Una casa que ahorra energía, obra de Karawitz Arquitectura.

Esta vivienda, obra del estudio Karawitz Arquitectura, es la primera casa construida en Francia que obtiene el certificado europeo de casa pasiva, un estricto reglamento de construcción que sitúa a esta casa 10 años por delante de su tiempo en términos de ahorro energético. Las construcciones que siguen los estándares de las casas pasivas se consideran líderes mundiales en ahorro de energía en la construcción; ahorran un 90% de energía en comparación con las viviendas convencionales y, además, son más cómodas, saludables y autosostenibles.

Karawitz Arquitectura ha diseñado esta casa en Bessancourt, cerca de París, aprovechando la energía solar pasiva. Así, se ha planteado cerrada al norte para limitar la pérdida de calor y abierta al sur para beneficiarse de la energía solar pasiva gratuita. Estéticamente es una réplica abstracta de una casa tradicional, casi un granero. Aunque su aspecto físico la armoniza con el paisaje circundante, su verdadera ventaja radica en su total eficiencia energética, resultado de los esfuerzos técnicos todavía poco frecuente en Francia.

Así, la casa está recubierta de una segunda piel, un calado generado por trozos de bambú, que envuelve toda la estructura formada por paneles de madera sólida. Este revestimiento, que con el paso del tiempo adquirirá un tono grisáceo, se inspira en las granjas tradicionales de la región Ile-de-France, zona donde se ubica la casa.

La elección de este material obedece tanto a su aspecto estético y natural como a factores económicos. El recubrimiento pasa frente a las ventanas de la cara norte y termina desplegándose sobre el techo. Idénticos postigos se despliegan a lo largo de las ventanas, en la fachada sur. Esta solución “perforada” permite dar sombra y controlar la iluminación de la casa, tanto durante el día como durante la noche.

Por su parte, unos paneles fotovoltaicos situados el techo rematan el programa; son capaces de producir 2695 kwh/año de energía. La losa de cimentación es el único elemento de hormigón; todo el resto de la estructura se ha creado mediante el ensamblaje de grandes paneles rígidos de madera maciza, prefabricados en un taller.

Más allá de sus cualidades puramente ambientales, la casa Karawitz está diseñada para proporcionar un valor de “alto uso” a sus habitantes. Posee 177 metros cuadrados y ha sido decorada con piezas versátiles y funcionales, de máxima sencillez y apariencia ligera. El revestimiento de bambú crea un efecto calado en el interior, una peculiar atmósfera de luces y sombras.

Más info e imágenes en: www.karawitz.com. Visto en www.designboom.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

decoraccion-2015 (1520x621)

Con el lema ‘El Año de las Flores’ DecorAccion volvió a tomar el centro de Madrid.

Coolsec

Sigue el ejemplo de Anouk Puntel y haz tu sueño realidad gracias al Mercado de Ideas Diseño del BCD.

1 banco oza

Sabor mediterráneo. Tim Defleur reinterpreta el Banco tradicional.

01_CVDB-Escuela Secundaria Braamcamp Freire Lisboa Portugal

Diseño de escuelas: CVDB arquitectos rehabilitan el centro de enseñanza secundaria Braamcamp Freire en Portugal.