Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Lodge, una peluquería de Suppose Design Office que huye de estereotipos.


Japón sigue siendo foco de vanguardia y máxima creatividad. En este sentido, el último trabajo del estudio de arquitectura Suppose Design Office nos ha llamado poderosamente la atención. Se trata de Lodge, un salón de belleza de Hiroshima personalizado por la madera sin tratar, la ausencia de paredes y por una banda de espejo que envuelve todo el perímetro del espacio de corte. Los elementos y su estudiada altura ayudan a definir la funcionalidad de cada zona.


Eliminar todos los estereotipos de una peluquería tradicional y pensar en las relaciones interactivas que tanto clientes como staff debían mantener con el espacio fue el punto de partida para crear este salón y dotarlo de mayores posibilidades. Para abordar este proyecto de arquitectura interior había que borrar cualquier idea preestablecida. “Al diseñar un espacio, eliminar el sentido común es la clave para conseguir nuevas ideas” señala Makoto Tanijiri, responsable del estudio.

Bautizado como Lodge, el salón se ha decorado con muebles de madera sin tratar, mientras que el espejo presenta un acabado matizado, similar a la escarcha, excepto en aquellas zonas en las que los clientes pueden sentarse. Esta combinación de acabados en su superficie -partes matizadas y partes reflectantes-, aporta sensación de movimiento. El sistema de iluminación se soporta en estructuras de madera colgantes.


La sala de espera, construida sobre una plataforma elevada, está equipada con sillas de madera y una encimera a modo de barra de bar. En la zona de trabajo, el salón de belleza debía satisfacer las demandas tanto de los clientes como de los trabajadores. Para ello, se optó por una sucesión de ambientes sin tabiques divisores. El espejo flotante, colocado justo a nivel de los ojos, es la única partición a lo largo del espacio. La estudiada posición del espejo y de las estanterías cumple una doble función. Por una parte, la de bloquear la perspectiva de los clientes que están sentados, lo que permite que perciban mayor privacidad. Por otra, la posición suspendida del espejo y la ausencia de paredes permite que los trabajadores pueden tener una visión global del salón, haciendo más fácil su trabajo.

Makoto Tanijiri, fundador de Suppose Design Office, es un valor emergente en Japón y está especializado en residencias particulares, aunque su trabajo también incluye espacios comerciales y de exposición. Ver otros proyectos de Suppose Design Office publicados en diarioDESIGN:

Casa Gohara en Kure (Hiroshima) diseñada por Suppose Design Office.
Café la Miell de Suppose Design Office en Niihama, Japón.
Nature Factory en Tokio, instalación para Diesel de Suppose Design Office.

Fotografías en www.suppose.jp

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Hölick Sea Resort, un camping reconvertido al norte de Estocolmo.

2 chök

chök, the chocolate kitchen: un nuevo espacio dedicado a la cocina del chocolate.

1 er xi ai weiwei

Er Xi: Ai Weiwei juega en Le Bon Marché de París.

Etnoborda opcion portada 02

Etnoborda: Estudi Moliné te descubre la ‘borda’, típica construcción del Pirineo.