Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
María Bertero
1 abril 2024

Rem Koolhaas: alma multifacética para reinventar el paisaje urbano moderno

Es uno de los arquitectos más influyentes en la era moderna, gracias a sus aportes teóricos y prácticos, a sus dibujos, pero también a sus escritos. Rem Koolhaas ha dejado una marca indeleble en el paisaje urbano global con sus diseños audaces y su enfoque único hacia el entorno construido. 

Un arquitecto influenciado por la pluma  

Muchas veces, para entender el arte es necesario conocer de cerca al artista. La vida y la obra de Rem Koolhaas son inseparables a la hora de comprender por qué este arquitecto holandés ha ganado tanta fama en la arquitectura moderna. Vivió en Asia, estudió en Europa y Estados Unidos, fue periodista, pero también fundó una de las mayores oficinas de arquitectura de la actualidad, desde donde sigue proyectando y repensando diseños que trascienden las normas convencionales.  

Rem Koolhaas nació en Rotterdam en 1944, pero transcurrió su infancia en Yakarta, Indonesia. Su padre, un famoso escritor, se desempeñó allí como director de un instituto cultural. Los primeros pasos profesionales de Rem Koolhaas estuvieron vinculados a su herencia familiar, ya que comenzó como escritor, periodista y guionista cinematográfico. Sin embargo, Koolhaas encontró en la arquitectura su expresión artística definitiva.  

Graduado en la Escuela de la Asociación de Arquitectura de Londres, el holandés ganó reconocimiento no por sus diseños, sino por sus ideas. Motivado por su pasión por la escritura, Koolhaas saltó a la fama con la publicación del libro Delirio de Nueva York, un manifiesto retroactivo de las intrigas del urbanismo de la ciudad. Antes de terminar un edificio, Koolhaas ya se consideraba un gran intérprete de la arquitectura y la sociedad.  

Sus primeros encargos  

En 1975, sólo tres años después de graduarse como arquitecto, Koolhaas fundó la Oficina de Arquitectura Metropolitana (OMA), un despacho cuyas ideas y trabajos siguen vigentes. De la mano de Madelon Vriesendorp y Elia y Zoe Zenghelis, Rem Koolhaas se centró en repensar el diseño contemporáneo.  

Oficias CCTV, China

Sus primeros grandes proyectos fueron ganar el concurso para ampliar el Parlamento de La Haya o un importante encargo para desarrollar un plan maestro para un barrio residencial en Ámsterdam. En 1987, Koolhaas fue contratado para diseñar y construir el Teatro de Danza de los Países Bajos en La Haya. Compuesto por tres áreas, que incluyen un escenario y un auditorio, un estudio de ensayo y un complejo de oficinas y camerinos, el teatro obtuvo el reconocimiento inmediato de Rem Koolhaas y OMA.  

Biblioteca de Seattle

Rápidamente, su sello se fue expandiendo por todo el mundo, llegando a desarrollar obras en Francia, Japón, Estados Unidos, Colombia o Australia. La Casa de la Música en Porto, Portugal, es uno de los icónicos diseños de Rem Koolhaas donde supo liderar el uso de materiales como el vidrio y el hormigón. Su enfoque vanguardista y trasgresor quedó también plasmado en la Biblioteca Central de Seattle (Estados Unidos), la Embajada de los Países Bajos en Berlín (Alemania) o la sede de la CCTV en Pekín (China).  

A principios de los noventa, dada a la gran acogida que seguía teniendo su primer libro Delirio de Nueva York, Koolhaas publica otra de sus grandes obras en 1994: S, M, L, XL. Escrito en colaboración con el diseñador gráfico Bruce Mau, el volumen es considerado una novela sobre la arquitectura que combina imágenes, ficción, dibujos animados y pensamientos aleatorios.  

De Harvard al Pritzker  

Rem Koolhaas ha estado siempre motivado por el pensamiento, la reflexión y la academia, en un constante cuestionamiento de la forma de hacer arquitectura. Es también profesor en la Universidad de Harvard, donde dirige un programa de investigación sobre el cambio de las condiciones de vida de las urbes.  

A lo largo de su carrera, Koolhaas ha recibido varios reconocimientos como el premio Mies van der Rohe o la Medalla de Oro de la RIBA. En el año 2000 se alzó con el Premio Pritzker. “Rem Koolhaas ha demostrado muchas veces su capacidad y talento creativo para afrontar problemas aparentemente insolubles o restrictivos con soluciones brillantes y originales”, señalaban los miembros del jurado a la hora de nombrarlo ganador. “En cada diseño hay una organización democrática y fluida de espacios y funciones con un afluente de circulación inconsciente que al final dicta una nueva forma arquitectónica sin precedentes”, concluyeron.  

Con todo, Koolhaas es considerado un actor fundamental de la arquitectura moderna. Influenciado por grandes como Peter Cook, el holandés fue también inspiración para otros grandes nombres del sector como Zaha Hadid o Amale Andraos.  

Artículos relacionados

Un mural cerámico compone el volumen de una casa compacta dividida en dos viviendas

Amparo Bertomeu: “Lo que más diferencia al mueble español es la creatividad y la variedad”

Así será el primer estadio jardín del mundo, diseñado por el estudio español Fenwick Iribarren.

flex-living-san-sebastian-be-casa-diariodesign-portada - copia

Un proyecto de ‘flex living’ en San Sebastián de los Reyes de la mano de Be Casa