Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Pilma pone rumbo a los 18 millones en el año de su 50 aniversario

La histórica empresa catalana de muebles celebra este año medio siglo de trayectoria con el foco puesto en el canal online y en seguir expandiendo sus colecciones. En paralelo, Pilma tantea comenzar a operar en Francia o Portugal a través de su ecommerce.  

Cincuenta aniversario

La tradición aragonesa, el encanto de la Costa Brava y la modernidad de Barcelona fueron las semillas para que Pilma coseche casi un siglo de historia. Los orígenes de esta histórica empresa familiar del mueble español comenzaron a gestarse en 1929 de la mano de Domingo López, un aragonés que emigró a Barcelona en busca de mejores oportunidades y seguir trabajando en madera. Lo que comenzó como un pequeño taller de ebanistería en la calle Valencia de la capital catalana logró transformarse en una empresa que este año busca facturar 18 millones de euros.   

Liderada hoy por la tercera generación de la familia López, Pilma se encuentra ahora en un proceso de transformación centrado en expandir su negocio online con más ventas y crecimiento internacional. “Creemos que el buen diseño no responde a tendencias, sino que debe ser atemporal y generar un punto de conexión entre las generaciones”, confiesa Pau López, consejero delegado de Pilma a DiarioDesign.  

Tienda Pilma en la calle Valencia, Barcelona

Desde que abrió su primera tienda en Barcelona en 1974 hasta hoy, la compañía ha pasado por diferentes etapas. La empresa comenzó produciendo en madera armarios de puertas correderas y escritorios americanos y con el boom del turismo en los años sesenta decidió probar con un establecimiento en la localidad de Roses en la Costa Brava. “Mi madre era originaria de allí y decimos abrir un pequeño establecimiento enfocado al turista”, agrega López. Fue entonces cuando nació Pilma, en una combinación entre los nombres Pilar y Magda, mujeres vinculadas a la familia fundadora. Ya en los setenta, en una época de abrazar la modernidad, la compañía viró hacia la venta de muebles contemporáneos, dejando la fabricación propia y enfocándose en ofrecer muebles de calidad de varios estilos.  

Unos años más tarde, Pilma subió la persiana de su flagship store en la Diagonal de Barcelona. Tanto este buque insignia como el de la calle Valencia siguen hoy vigentes, ya que la empresa apuesta desde siempre a ser propietario de los locales donde se establece. Pilma cuenta también con una tercera tienda en Barcelona, además de un outlet, ubicado en el mismo espacio donde se encontraba el taller original de Domingo López. A finales de 2021, la compañía abrió su primer establecimiento en Madrid con un punto de venta de 1.000 metros cuadrados en la calle Velázquez y que fue diseñado por el arquitecto Rafael Robledo. 

Apuesta por el canal online  

Para su cincuenta cumpleaños, Pilma tiene preparados varios proyectos. Además de colecciones cápsulas aniversario, la empresa alista el lanzamiento de un documental y una celebración en un espacio público de Barcelona mientras ultima detalles con el Ayuntamiento para concretarlo el próximo octubre.  

Pau López, consejero delegado de Pilma

Además, Pilma ha centrado todos sus esfuerzos en aumentar sus ventas en el canal online. “En un principio nos habíamos marcado el objetivo de crecer un 30% este segmento en 2024, pero en el primer trimestre ya elevamos un 80% los ingresos provenientes del ecommerce”, señala López.  

Para lograr el objetivo, Pilma ha trazado una estrategia de crecimiento basada en aumentar el número de referencias en su web, sumar más marcas a su cartera, lanzar colecciones sólo para el canal online y aumentar su presupuesto en marketing digital. Los sofás, butacas y conjuntos de comedor copan la mayor parte de las ventas globales de Pilma, mientras que sus muebles provienen de países como España, Dinamarca o Indonesia.  

En paralelo, Pilma tantea su salto a Francia y Portugal a través del ecommerce y de la mano de su partner logístico en esta área. Con todo, la compañía prevé facturar 18 millones de euros este ejercicio, frente a los 17 millones con los que cerró 2023.  

En la actualidad, Pilma opera en mercados como Suiza, Alemania, Bélgica o Países Bajos con socios comerciales que distribuyen su línea PLM Design. Con esta marca propia, enfocada en el segmento de más alta calidad y diseño innovador, la empresa tiene presencia en más de 1.000 puntos de venta en España y Europa. 

Además, Pilma se está enfocando en el segmento contract, para atraer a suscriptores, interioristas y decoradores. La compañía también cuenta con una línea travel, con la que opera con tiendas especializadas en la venta de maletas y artículos de viaje. La empresa da empleo de manera directa a 68 trabajadores y tiene a Ricard López, tercera generación y hermano de Pau como director de producto y diseño.  

Artículos relacionados

La valenciana Banak prosigue su expansión: crecimiento internacional y tres aperturas en España hasta final de año.

ramon-portada

De Valencia a Oriente Medio: tres décadas de arquitectura y diseño en Ramón Esteve

Sofá-Bolia

La danesa Bolia desembarca en España y lleva a Barcelona su estilo new nordic.

Zara Home se renueva: cambia de logotipo de la mano del creativo Fabien Baron.