Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Arquitectura pausada, sorprendente y autóctona para este conjunto de viviendas en la Costa Brava

Espacio, luz y funcionalidad son los ejes de este proyecto firmado por Jaime Prous Architects en el PGA Golf de Catalunya. El conjunto de viviendas de 23 espacios unifamiliares que se agrupan para disminuir el impacto visual y compartir las vistas desde una colina.  

Un homenaje al estilo mediterráneo 

Sobre un pinar tupido en la localidad de Caldes de Malavella (Girona) se ubica, de manera tímida, un conjunto de viviendas que se mimetizan con el entorno. El proyecto lleva el nombre de L’Alzina y la firma de Jaime Prous Architects.  

casas blancas, vivienda mediterránea

En concreto, las veintitrés viviendas que componen el conjunto se ubican en el PGA Golf de Catalunya, en una localidad del interior de la Costa Brava. El objetivo de Jaime Prous fue esconder la estructura bajo la sombra espesa de los pinos y pasar desapercibido mediante una arquitectura pausada, autóctona y a la vez sorprendente.  

Un paisaje de prados y lagos rematan el entorno sobre el que se edificó este conjunto de viviendas. Para lograr la armonía con el ambiente, las casas se desponen en cubos de diferente proporción y que se asientan a distintas cotas siguiendo el terreno natural.  

Espacio, luz y funcionalidad  

Estos fueron los tres ejes sobre los que se configuró el proyecto L’Alzina. En términos de espacialidad, se buscaron diferentes categorías plásticas de espacios que van desde patios, porches, medios dobles espacios hasta pérgolas y recintos. Todos estos espacios se proyectaron con el fin de crear una arquitectura humana y llena de sensaciones.  

La luz ha ayudado a definir la categoría de cada espacio. Las ventanas de las habitaciones son más pequeñas para proteger los espacios recogidos y de resguardo. En cambio, los amplios ventanales se colocaron en los espacios más públicos, mientras que los lucernarios se introdujeron como un trozo de cielo en el techo de las viviendas.  

La funcionalidad de este conjunto de viviendas se va concatenando de manera fluida. Las diferentes piezas se comunican de manera directa, siguiendo los principios palladianos, pero con una escala doméstica.  

Luz y sombra conciben la materialidad del conjunto de viviendas  

La materialidad del proyecto de Jaime Prous, en el que también trabajaron Antón Monedero, Àlex Pineda y Eduardo Romero, está generada por luz y sombra. Inspirada en la costa mediterránea, el conjunto de viviendas plantea una materialidad pulcra en su materialización.  

En este sentido, son las sombras que proyectan los volúmenes sobre los planos blancos los que generan la composición del conjunto de viviendas. Los volúmenes blancos ponen énfasis en el proyecto, mientras que la naturaleza (pinos, prados verdes y cielo) son los verdaderos materiales de esta arquitectura que existe para que el paisaje exista aún más.  

Las casas también se proyectaron bajo criterios de sostenibilidad. Los tamaños estratégicos de las ventanas se protegen mediante porches y pérgolas. La inercia térmica de la envolvente capta la energía durante el día para disfrutarla de noche.  

También se optó por una estrategia de ventilación cruzada a través de los patios, que no sólo configuran un espacio exterior en el interior, sino que favorecen la ventilación. Por último, el proyecto se diseñó en color blanco, que más allá de su característica plástica es el mejor color que refleja la radiación y minimiza el sobrecalentamiento en verano.  

Fotografía: Alejo Bagué

Artículos relacionados

Ladrillo visto, ¿sí o no? 10 proyectos que confirman esta apuesta segura.

JUNG apuesta por el interiorismo moderno y adaptable con las nuevas tomas de corriente de metal.

Riken Yamamoto recibe el Premio Pritzker de Arquitectura 2024

Funcionalidad y mejor rendimiento: Hörmann presenta un nuevo modelo de la puerta de garaje comunitario ET500.