Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El estilo minimalista y contemporáneo conviven en la rehabilitación de este piso en un edificio histórico de Madrid.

El estudio de arquitectura ARQUID se ha encargado de la rehabilitación de este piso del barrio de La Latina que guarda historias de un padre y su hija. La vivienda, de 180m2, está atravesada por la dicotomía entre lo moderno y lo antiguo.  

Viajes a través de la literatura  

La rehabilitación de este piso de Madrid ha representado las precisas directrices de quienes lo habitan. El lema principal de este proyecto, desarrollado por el estudio ARQUID, fue conjugar el estilo minimalista con el contemporáneo.

La vivienda se ubica en un edificio histórico del barrio madrileño de La Latina y cuenta con una superficie de 180m2 donde conviven un padre y su hija.  

El diseño del piso gira en torno a la pasión que comparten los propietarios: los libros y los viajes. El corazón de la vivienda empieza y finaliza en la librería central, que sirve para organizar el espacio y las dividir las diferentes zonas de la vivienda.  

Tomando a la colección de libros de los propietarios como punto de partida, las paredes blancas y el suelo de madera de roble fumé barnizada otorgan protagonismo a los libros. La selección del mobiliario acompaña la estética minimalista y los colores vibrantes de la librería.  

Rehabilitación conservando la identidad histórica  

Para la rehabilitación de la vivienda, ARQUID priorizó la conservación de los materiales existentes y mantener la identidad del inmueble. Para ello se realizaron intervenciones sostenibles, conscientes y económicamente responsables.  

El edificio se levanta sobre una estructura de madera y conserva aún los elementos patrimoniales de su fachada protegida. En los interiores se preservaron los balcones, molduras verticales o las contraventanas de madera original.  

ARQUID propuso convertir la vivienda en un refugio de dualidades donde conviven la historia y la contemporaneidad. El reto de este proyecto pasa por poner en valor el legado histórico, pero adaptándolo a los nuevos estilos de vida. 

La distribución actual es completamente diferente a la original, debido a que ahora el piso cuenta con un baño en suite. Además, se proyectó una zona central abierta y conectada de forma inteligente para permitir la permeabilidad del espacio, en cuanto a acústica y entrada de luz.  

Fotografía: Alberto Amores

Artículos relacionados

Reordenar las zonas de día y colocar ventanales: las claves para transformar este bajo en Barcelona.

comedor exterior

6 comedores de exterior donde disfrutar de la próxima temporada.

Convocada la cuarta edición de Mugak/ Bienal Internacional de Arquitectura de Euskadi

arquitectura-olivos-garrigues-diariodesign-portada

Una arquitectura única entre un inmenso campo de olivos