Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

El Camino, un restaurante asiático en Santander alejado tópicos.

En la capital cántabra, ZOOCO ESTUDIO ha diseñado El Camino. El nuevo restaurante asiático, donde el protagonista es el pescado crudo en sus diferentes versiones, sumerge a los visitantes en un ambiente relajado, cálido y acogedor, pero con un toque diferente y único.

Situado en El Sardinero, una de las zonas más emblemáticas de Santander a orillas del mar, El Camino abre impresionantes vistas a la playa La Segunda. Este entorno inmejorable sirve como telón de fondo al proyecto de Miguel Crespo Picot, Javier Guzmán Benito y Sixto Martín Martínez, de ZOOCO STUDIO, cuyo diseño traslada al local el mundo marino; pero lo hace lejos de los tópicos y del imaginario colectivo del mundo del mar.

Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO

Abstracto y curvilíneo

«El restaurante se plantea como una abstracción materializada en texturas y formas que nos recuerdan a un universo marino presente tanto en el contexto, como en la comida», cuentan los arquitectos. A partir de ahí, todo se organiza en torno a una geometría curva que hace referencia al oleaje y se dispone en tres bandas.

Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO
Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO

Tres bandas

Mientras que la banda inferior acoge la barra y todos los bancos corridos circulares, la banda intermedia, más dura y resistente, viste las paredes. Por encima de ellas, otra banda superior alberga la iluminación ambiente del local y la sobrebarra.

Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO
Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO

Lejos del imaginario popular

A nivel material, la solución se aleja de la estética de lo marino, eligiendo materiales nobles, temporales y cálidos, como la madera y el barro, en referencia a la estética asiática – japonesa. De esta forma, se logra que la tipología de restaurante japonés se descubra a través de lo material más que en lo formal.

Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO

«De abajo a arriba emergen la madera natural y los textiles en referencia al mundo curvilíneo comentado», cuentan desde ZOOCO. La geometría de escama en barro, en referencias a las pieles de los peces; y los cilindros plásticos, superficies transparentes y reflectantes representando los brillos de las aguas del mar, crean un entorno mágico.

Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO
Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO

En el suelo, el pavimento de terrazo representa a la perfección la idea de un suelo arenoso, completando el ideario marino que envuelve a los visitantes.

Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO

Un filtro exterior asomado al Sardinero

A nivel programático, el restaurante cuenta con un espacio exterior cubierto a modo de filtro y que pone en valor las vistas del local sobre el Sardinero.

Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO
Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO
Nuevo restaurante asiático El Camino en Santander de ZOOCO ESTUDIO

Fotografía: Imagen Subliminal

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Olor a azahar en esta reforma de Acabadomate en Barcelona.

Una vivienda en perfecto equilibrio diseñada por Espais Anna Marsal.

Casa Botánico: Destudio inunda de luz este piso de 190 m2 en Valencia.

Pisos pequeños. 9 buenas ideas para vivir bien en menos de 50 m2.