Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Confetti, la lámpara de Nutcreatives que celebra los valores del diseño.

El nombre no podía ser más acertado. Confetti es una lámpara de techo hecha con pequeñas virutas de plástico reciclado, similares al confeti que usamos para los festejos. Se fabrica artesanalmente en un taller de Valencia y responde al emblema que caracteriza al estudio dirigido por Álex Jimenez: design for a positive impact. La encontraréis en la nueva e-shop de Faro Barcelona.

Diseños con un impacto positivo

Han pasado casi trece años desde que el diseñador e ingeniero Álex Jimenez fundara Nutcreatives. Lo hizo sobre unos cimientos muy claros: diseñar productos y servicios con el mejor impacto ambiental y social posible. Unos valores que han permanecido íntegros a lo largo del tiempo.

Este ADN del estudio, tan comprometido con la sostenibilidad, hace una década sumaba pero, desgraciadamente, no imperaba en el sector. Es decir, se apreciaba como un plus, pero no como un must; y las empresas no le otorgaban la importancia trascendental que tiene hoy en día.

Por suerte, las cosas van cambiando y poco a poco las grandes compañías van haciendo un viraje hacia políticas más sostenibles. Una de ellas es Faro Barcelona. La marca de iluminación se ha estrenado en el mundo del e-commerce con nuevas propuestas de luminarias centradas en dos ejes: el reciclaje y la producción manual. Y aquí es donde entra la colección Confetti, que aúna ambos conceptos.

Lámpara reciclada y reciclable

Así como el confeti ameniza cualquier celebración, las virutas de plástico 100% reciclado conforman la «pantalla» -o más bien plato- de esta curiosa lámpara de techo. Está hecha de HDPE (High Density Polyethylene, polietileno de alta densidad) reciclado posconsumo; es decir, del típico plástico que se usa para envases desechables.

En su manufacturación, los residuos plásticos se separan, trituran y limpian hasta convertirse en materia prima. Para Nutcreatives, «es especialmente importante que diseñadores y marcas vuelvan a introducir este tipo de residuos en la cadena, para asegurar que estos materiales no pierdan valor o acaben en un vertedero».

Con esta idea, Álex Jimenez ha creado una pantalla reciclable, alargando, así, la vida útil del plástico que la compone. La técnica que se emplea para su elaboración permite una recuperación del 100% del material.

Ultrafina y minimalista

El efecto terrazo se obtiene del prensado del material. Se realiza a alta temperatura y, como resultado, crea este juego óptico de las partículas, tal y como lo haría el confeti.

El hecho de que la pantalla sea circular y extra-plana (dejando entrever la bombilla) le otorga cierto carácter minimalista, convirtiéndola en una pieza que puede encajar en cualquier entorno.

Aparte de la pantalla, la luminaria está compuesta por un portalámparas metálico cilíndrico pintado en negro, y un cable de silicona de 5 m de longitud.

Confetti está disponible en dos tamaños y dos acabados diferentes: una en tonalidades azules, más vivas; y otra más neutra, en blanco con toques negros.

Fotografía Ricard Badia

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. […] su último artículo, Diariodesign explica cómo en el diseño de cualquier objeto se pueden plasmar los valores de la sostenibilidad […]

Artículos relacionados

Matali Crasset, Konstantin Grcic e Izaskun Chinchilla cabezas de cartel de Concéntrico 08.

Vibia prescinde de los cables en la revolucionaria colección Plusminus.

Los mejores concursos de diseño y arquitectura con convocatoria abierta.

Discovered. Recuerda su nombre.