Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

La butaca Hortensia florece con Moooi.

La marca holandesa incorpora en su catálogo la famosa butaca diseñada por Andrés Reisinger y Júlia Esqué. Hortensia, que nació como un experimento digital y se materializó al cabo de un año debido a numerosas peticiones, consigue, así, ampliar su producción y comercialización. La conforman 30.000 pétalos cortados a láser y está disponible en rosa y en gris. Será, seguro, uno de los grandes atractivos de Supersalone 2021.

El fenómeno Hortensia

Para los que hemos seguido de cerca el «fenómeno Hortensia», se podría decir que esta peculiar -y espectacular- butaca es nuestro pequeño Truman Burbank. Al igual que el entrañable personaje interpretado por Jim Carrey, hemos visto a Hortensia nacer, crecer y, ahora, volar sola. Con menos show que la película, pero con la misma emoción.

The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa

Nos remontamos al verano de 2018 para rememorar su origen. Fue cuando el artista digital Andrés Reisinger (entonces apenas conocido; hoy, distinguido como uno de los Forbes 30 Under 30 Europe), colgó en su perfil de Instagram la imagen digital de una butaca cubierta por gustosos pétalos rosas. «Era una foto sin contrastes, dominada por un relajante color, que emanaba ingravidez, calma, fantasía», nos contó en su día. Lo hizo simplemente «porque me parecía lindo», sin intuir que aquel experimento digital cambiaría por completo su carrera profesional. Se viralizó hasta el punto que algunos medios de comunicación se hicieron eco (pensando que la butaca existía) y Reisinger empezó a recibir solicitudes de más imágenes y pedidos. Entonces se percató de las posibilidades que tenía el proyecto, y decidió que debía llevarlo al mundo real.

Es ahí donde entra en acción la diseñadora industrial Júlia Esqué, en aquel momento compañera de estudio. «Era uno de esos proyectos que no sabes cómo harás, pero que acaban pasando», nos explicó. Y, tras innumerables pruebas, finalmente logró crear ese traje a medida para Hortensia, cuyos pétalos reproducían con precisión la forma, el color y, sobre todo, la hiper-textualidad de la versión digital.

The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
© Mattia Greghi

La primera Hortensia

A finales de 2019, Hortensia hizo su debut presencial en el espacio Montoya de Barcelona. A partir de ahí, el fenómeno fue imparable. Viajó a la feria Collectible Fair de Bruselas de la mano de Il·lacions, empezó a salir en prensa y alcanzó aún más popularidad.

Su producción, sin embargo, seguía siendo excesivamente artesanal y costosa. Había que encontrar un partner; alguien que entendiera a Hortensia más allá del producto, con su vital peso artístico. Y lo hallaron en Moooi.

The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa

A dream come true

El pasado 20 de abril, la marca holandesa Moooi, dirigida por el excéntrico Marcel Wanders y Robin Bevers, anunció el lanzamiento de The Hortensia Armchair. El sueño se había convertido en una realidad. «Tenía muchas ganas de hacer realidad este proyecto con Moooi. -cuenta Andrés- Sabía que su fina línea entre el arte y el diseño era perfecta para la butaca Hortensia”.

The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
© Mattia Greghi
The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
© Mattia Greghi

Para Moooi también representó todo un reto. «Siempre intentamos hacer realidad el sueño de cada diseñador. Me alegra que ahora Hortensia esté disponible a nivel mundial», comenta Wanders.

The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
© Mattia Greghi

Algo más tupida (ha pasado de 20.000 a 30.000 pétalos cortados a láser) y disponible tanto en color rosa, como en gris, The Hortensia Armchair mantiene absoluta fidelidad con la original. Como novedad, Moooi ofrece la posibilidad de personalizar la butaca con cualquier tejido de su amplia gama.

The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa

Estreno en Ámsterdam & Milán

El lanzamiento de The Hortensia Armchair ha ido acompañado de una experiencia digital llamada Beauty Blooms. También de una campaña de comunicación a través de fotografías de la butaca expuesta en lugares emblemáticos de Ámsterdam y Milán. Será, seguro, una de las estrellas de la próxima edición de la feria Supersalone, del 5 al 10 de septiembre 2021.

The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
© Mattia Greghi
The Hortensia Armchair. Moooi. Andrés Reisinger. Júlia Esqué. Butaca de flores rosa
© Mattia Greghi

No te pierdas nuestra entrevista a Andrés Reisinger y Júlia Esqué aquí.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Arranca el Design Market Barcelona 2020 en versión digital.

Call for entries! Premios ADI 2022.

El universo industrial de Jean Prouvé, en CaixaForum Madrid.

Producto Fresco nos acerca al mejor diseño madrileño de la última década.