Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

Jugando con una sencilla paleta de materiales, Ivy Studio combina en este restaurante de cocina libanesa en la ciudad canadiense de Montreal la tradicional estética del país árabe con una imagen minimalista y contemporánea. Su nombre ('Teta' significa 'abuela' en árabe) hace referencia al cálido ambiente de la casas de muchas de nuestras abuelas.

Café Chez Teta, por Ivy

Los canadienses Ivy Studio han diseñado un espacio conectado con el exterior, con una ventana corredera que permite a los clientes realizar pedidos directamente desde la calle. Grandes ventanales y un vestíbulo completamente acristalado abren el interior a la calle, inundándolo de abundante luz natural.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal. Por Ivy Studio

Ya dentro, las paredes se han revestido con madera de nogal y un acabado de yeso hecho a mano, con productos personalizados de producción local, como lámparas de terracota y espejos horizontales.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.
Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

Inspiración bistró

El mobiliario se inspira en los típicos cafés bistró, con las clásicas sillas y taburetes en nogal de Thonet. Dos bancadas con asiento de cuero natural y respaldo de terciopelo en color burdeos envuelven las paredes del comedor principal. Las mesas combinan una base con recubrimiento en polvo en el mismo color burdeos oscuro con sobre de nogal macizo.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

Una gran mesa comunal preside el espacio. Destaca su ornamentada base de nogal tallada a mano, que combina a la perfección con el sobre de mármol color arena con marco de nogal.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.
Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

Situado junto a la ventana, un mostrador con taburetes altos permite disfrutar de un café con la animada y comercial Rachel Street como telón de fondo.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

Mármol, nogal y acero

El mostrador de servicio se divide en dos piezas únicas: un bloque de mármol monolítico en rojo, beige, blanco y negro, donde se realizan los pedidos, y una barra alta y curva, envuelta en chapa de nogal, para recogerlos. Sobre ambos cuelga una estructura de almacenamiento, con chapa de acero burdeos perforada a láser.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

Tres hornacinas con estantes de madera funcionan como expositores de la exclusiva vajilla del local; y un grifo de latón antiguo ofrece agua a los clientes.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

En la cocina nada ha sido dejado al azar, siempre buscando ofrecer al cliente la mejor experiencia culinaria. Junto al imprescindible horno libanés, una máquina de café expreso Marzocco contrasta con la cafetera de arena tradicional turca.

Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.
Café Chez Teta, cocina libanesa en Montreal.

Fotografía: Alex Lesage

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Actiu lanza una guía para crear un home office profesional.

La oportunidad del desafío: de cuatro a seis viviendas.

Shay, una elegante puesta en escena para tomarse un cocktail.

Reforma y ampliación de una vivienda en Sant Daniel.