Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Reforma de una pequeña vivienda asomada al río Miño.

Situada en la zona histórica de Tuy (Pontevedra), en un precioso entorno natural, esta singular vivienda acaba de ser rehabilitada por el equipo de arquitectos de Erbalunga Estudio.

El proyecto tiene como objetivo ganar luz, espacios y vistas y conectar la casa con el paisaje. Arminda Espino y Rubén Rodríguez, de Erbalunga Estudio, toman como punto de partida una construcción de 50 m2. Un espacio con numerosas intervenciones que a lo largo de los años había ido aumentando la superficie a medida que se necesitaba más casa. El resultado, una vivienda fragmentada en muchas estancias de pequeñas dimensiones sin ninguna conexión entre sí.

Desde la cocina, vista de la estancia diáfana con grandes ventanales que ilumina a la casa y la conecta con el paisaje

Lo primero que hicieron los arquitectos fue buscar los límites del muro original de la vivienda y unificar todos los espacios añadidos posteriormente. Así, han proyectado un único volumen interior y luminoso, conectado con el paisaje exterior, la ribera del río Miño. También han creado una estancia intermedia y diáfana entre la zona privada de dormitorios y el entorno que envuelve a la casa.

Un ambiente común para compartir en familia

El trabajo se ha centrado en organizar las zonas comunes en un espacio continuo y así generar un nuevo ambiente que puedan compartir todos para todos los miembros de la familia. De esta manera, salón comedor y cocina se ubican de forma continua en un espacio diáfano. Esta distribución es totalmente nueva a la disposición del resto de la vivienda, mucho más fragmentada, íntima, personal pero también menos luminosa.

La madera y la piedra gallega son las grandes protagonistas. Al fondo, la cocina
Esta estancia intermedia conecta la zona de dia con la parte más privada de dormitorios

Las diferentes alturas definen y jerarquizan el espacio. En realidad, estos cambios de altura en cada habitación responden a realidades constructivas distintas, tanto en el uso de materiales, como en la forma de sustentarse. Se han puesto en valor conjugando la madera en distintas versiones.

Las vistas a la ribera del rio Miño son las protagonistas de la casa

En cuanto a los materiales, se simplifican al máximo. Llama la atención la piedra autóctona gallega, pero sin duda, la protagonista es la madera de roble y la madera teñida en blanco. Los colores juegan con la simetría de los techos. Así, el interior funciona de forma coral pero manteniendo la historia constructiva de cada una de las partes del inmueble. Para los arquitectos era importante no diluir las razones que habían llevado a la casa a tener esa disposición a lo largo de los años.

La madera natural o teñida en blanco acentúan la asimetría del techo

El paisaje y la luz se cuelan a la casa a través de los grandes ventanales

De igual manera el estudio ha intentado homogeneizar las soluciones de diseño para devolver el protagonismo al paisaje circundante. Y se logra a través de los grandes ventanales con carpintería en blanco que se abren al exterior y que marcan totalmente la forma de vivir en esta casa. Sin duda,  las espectaculares vistas a la ribera del río Miño, que es enteramente navegable desde Tuy hasta su desembocadura con el océano Atlántico, definen el tiempo y el espacio la casa.

La zona interior más privada. Y la mesa abatible que funciona como mesa de trabajo
Desde el interior vista de la habitación exterior con carpintería de madera teñida en blanco

Gracias a esta reforma, la pequeña vivienda en Tuy ha ganado un espacio del que no disponía, una sala diáfana donde los miembros de la casa pueden encontrarse, relacionarse, o compartir algo, aún realizando cada uno de ellos distintas actividades. En este sentido, destaca el hueco que conecta la mesa de trabajo con la zona de estar. Sin duda, una independencia confortable y compartida.

Plano de la pequeña vivienda en Tuy abierta al paisaje

Fotografía Iván Casal Nieto

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Masquespacio traslada las fachadas de El Cabanyal-El Canyamelar a La Sastrería.

Impresionante casa prefabricada con cinco módulos, en pleno bosque.

Un mini loft en El Cabanyal, por Nodopía.

10 proyectos de arquitectura y diseño al servicio del buen vino.