Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Iglesia Beata Restituta: entre el cielo y el suelo.

Utilizando sólo dos sobrios volúmenes de hormigón inspirados en la geometría del círculo y el triángulo, Marek Jan Stepán ha completado el centro espiritual diseñado por Zdenek Bures en 1968. Un austero espacio sacro contemporáneo, donde la luz y el color se erigen como los únicos ornamentos.

Iglesia Beata Restituta, República Checa

Situada en el corazón del barrio residencial checo de Brno- Lesná, diseñado por los arquitectos Frantisek Zounek y Viktor Rudis en la década de 1960, es la primera iglesia dedicada a la Beata local Marie Restituta. En un entorno de altos edificios residenciales de hormigón con los que es imposible competir, la nueva construcción opta por una geometría sencilla y elemental. Una torre triangular y una iglesia cilíndrica que conviven con el rectángulo del centro espiritual original.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán
Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

El círculo, símbolo de eternidad

Concebida como un lugar de recogimiento donde refugiarse del ajetreo de la ciudad, la iglesia se ha diseñado de planta circular. Una forma que, como cuenta el arquitecto, «es un símbolo milenario del cielo y la eternidad, en contraste con el cuadrado, que se refiere a la tierra y la fugacidad».

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

La huella del encofrado de la cúpula asimétrica de 23 m de diámetro que corona la iglesia recuerda a una enorme huella digital que podría ser la de Dios. Bajo ella, una ventana perimetral panorámica con los colores del arco iris refleja el cielo. La luz indirecta genera un ambiente intimista donde el visitante se siente seguro y ajeno al mundo exterior.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán
Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

La piel continua interior sólo se ve interrumpida por un pequeño escenario y pequeñas ventanas cuadradas. La abertura triangular en el muro posterior que dirige a la sacristía hace referencia al desgarro de la cortina del templo de Jerusalén.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

Una escalera apenas visible dirige a los balcones de la primera planta. La única decoración la crea la luz que entra a través de la vidriera, dibujando patrones cambiantes según la hora del día.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán
Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán
Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

Una torre vertical y horizontal

La torre es de planta triangular. Conecta con la iglesia a través de una pasarela metálica acristalada.Se remata con un cubo que aloja en su interior dos espacios diferenciados. Uno amarillo, con un glockenspiel (metalófono) en su interior y mirando a la iglesia; y otro rojo, a modo de mirador sobre el centro de la ciudad.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

A diferencia de las torres tradicionales, que siempre apuntan al cielo, esta se diseña vertical y horizontal al mismo tiempo. Girada 90 grados en su parte superior, la torre representa la relación vertical de Dios con su pueblo. «Aunque su altura, de 31 m, es mucho menor que la de los bloques circundantes, se ha convertido ya en un hito en el paisaje», cuenta el arquitecto.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

Una de sus fachadas luce el signo FOS ZOE (que significa luz y vida) en forma de cruz, encontrado durante un trabajo de excavaciones arqueo- lógicas en Mikucice y que data del período Velká Morava. Ya dentro, la escalera de caracol en acero negro que la recorre recuerda la combinación de colores y la forma de la cúpula de la iglesia.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

Austera materialidad

Para conectar con la materialidad de los edificios vecinos, todo el complejo se ha construido en hormigón armado pretensado. Un material austero, que encaja a la perfección con la interpretación sencilla y sin sobrecargas visuales del espacio sacro contemporáneo. Para su ejecución, Marek Jan Stepán ha contado con la colaboración del argelino Muhammad Lasfer. Los colores y la madera añaden el toque cálido a la intervención.

Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán
Iglesia Beata Restituta, República Checa. Marek Jan Stepán

Fotografía: BoysPlayNice

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Tres casas, una cabaña y diez mujeres. Lo más visto esta semana.

David Chipperfield renueva la boutique de Furla en Milán.

Un mini loft en El Cabanyal, por Nodopía.

Un repaso por los concursos de arquitectura y diseño que están en marcha.