Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Delicadeza y glamour en un piso madrileño con look parisino.

En lo mejor de Madrid y con ese estilo bohemio y chic de París. Así es este piso madrileño de aires afrancesados situado en la zona de Recoletos. Su atmósfera elegante y femenina, a la vez que funcional, se debe a la reforma y decoración del interiorista Patrick List, de Nordic Standard.

Interiorismo parisienne

La casa, de ambientes diáfanos y bañada en luz natural, cuenta con tres dormitorios, tres baños, salón, comedor y cocina. La idea y la base de la reforma ha sido crear un estilo femenino de ambientes delicados y sutiles. La inspiración en interiores europeos, en concreto en los clásicos pisos haussmanianos de la capital francesa, que ha recreado Nordic Standard en este piso madrileño, nos traslada directamente a París.

Vista del salón del piso madrileño inspirado en el espíritu de las elegantes casas del centro de París
 En el espacio del mirador se ha creado un rincón para el descanso y el relax. Una agradable zona de lectura que permite aislarse y que compone un rincón muy  personal.

Desde la entrada se accede a un amplio espacio diáfano que acoge la zona de estar, el comedor, la cocina y un el baño de invitados. El comedor, a la izquierda, está separado del salón por dos columnas que delimitan los ambientes. La cocina, con una isla de mármol, cuenta con una amplia zona de almacenaje. Grandes ventanales y el clásico mirador de este tipo de casas madrileñas, inundan el ambiente de luz.

Vista del aseo de invitados

En el salón, que respira una elegancia sofisticada, se combinan texturas sutiles para aportar confort. Una fotografía de París de Laurent Dequick Butte Montmartre evoca en el piso madrileño ese ambiente tan parisino. La mesa de centro, de líneas escultóricas en mármol negro y cristal, es un diseño de Patrick List para Nordic Standard. El sofá curvo de terciopelo es el modelo Porto de la firma sueca Layered. La lámpara de pie pertenece a otra firma sueca, Watt&Veke, y la de techo es un diseño made in Spain, lo firma Santiago González para Colindante Studio. Los objetos de latón son de Skultuna, una de las editoras suecas más antiguas, fundada en 1607.

Unas columnas aíslan de forma natural el comedor

Vista del comedor con una fotografía del artista Ciuco Gutiérrez

Unas columnas delimitan un acogedor espacio, destinado a comedor. Se ha decorado con una mesa diseñada por Patrick List, que combina mármol blanco con hierro negro y se acompaña de sillas de inspiración nórdica tapizadas en terciopelo gris. Obras de arte exclusivas se intercalan con el diseño de cada pieza del mobiliario. En este caso, el comedor está protagonizado por una gran fotografía de la serie Desserts del artista cántabro, establecido en Madrid, Ciuco Gutiérrez. En la estantería, destacan pequeñas esculturas, libros antiguos y objetos decorativos.

El comedor delimitado por columnas y con una estantería al fondo

La misma línea de columnas que separa el salón del comedor, ha permitido crear una zona de alacena para la cocina. Este espacio se ha equipado con armarios blancos diseñados a medida y tiradores de latón de dorado.

Otra imagen del comedor separado por columnas del salón. La fotografía es de Ciuco Gutierrez

Una cocina abierta y luminosa

La cocina en uno de los lados del gran espacio diáfano cuenta con una isla central

La cocina comienza su extensión a partir de la isla de mármol blanco, dónde se sitúa el fregadero, en el que destaca un alto grifo dorado de Buster and Punch. De esta misma firma proceden las lámparas de techo y los tiradores dorados de los muebles. Esta prestigiosa firma londinense es famosa por sus diseños hechos con metal, muy funcionales y a la vez innovadores.

Mármol y tonos blancos y negros protagonizan la cocina del piso madrileño. El grifo dorado es de la firma Buster and Punch
Las fotografías, dibujos y pinturas protagonizan los espacios. Los tiradores dorados y las lámparas de techo son de la firma londinense  Buster and Punch

Dormitorio principal: una suite de hotel

La vivienda dispone de tres tranquilos y cómodos dormitorios. El principal, está presidido por un cabecero de madera, diseñado por el interiorista a medida y con apliques dorados. Las mesillas de noche, de elegante mármol blanco, contrastan con el terciopelo del puf con flecos y la cálida alfombra. Fiel al espíritu parisino del resto de la casa, el dormitorio principal del piso madrileño se ha decorado por completo en una gama cromática de elegantes grises. Completa el look una fotografía de Guillaume Dutreix titulada “Those parisian squares”.

El dormitorio, con cabecero diseñado a medida, está vestido en tonos grises. La fotografía de París es de Guillaume Dutreix.

El dormitorio decorado por Nordic Standard cuenta con su propio baño, separado por una puerta corredera de cristal traslúcido y aluminio negro. En el cuarto de baño el protagonista es el es el mármol blanco en suelo y paredes, al que pone el contrapunto el negro del aluminio. Su diseño nos evoca el gran lujo de los hoteles más exclusivos; algo que nos traslada desde el corazón del piso madrileño a una acogedora suite de hotel vestida de elegancia y glamour, y a la vez de absoluta comodidad.

Detalle del cuarto de baño, delimitado con puertas de cristal y aluminio negro

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Un mini piso para una pareja joven en San Sebastián.

La Caseta Blava de El Cabanyal se rehabilita como vivienda de alquiler asequible.

Casa Grande Hotel, un refugio íntimo en La Rioja.

Un moderno apartamento al estilo años 50 en Madrid.