Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
pink mama restaurante en moscú diariodesign

Pink Mama, un reducto comunista en Moscú.

El estudio de interiorismo y diseño Crosby firma Pink Mama. Un restaurante moscovita que reivindica la estética de la Unión Soviética.

En el año 1991, caía uno de los regímenes que marcó la política y el orden mundial durante el siglo XX. La política glásnost y la perestroika económica de Gorbachov acababan con la Unión Soviética. Pink Mama, un restaurante en Moscú, reivindica el pasado de Rusia con un espacio fiel a sus orígenes.

decoración soviética con estrella roja restaurante pink mama moscú

Los colores soviéticos, con especial presencia del rojo -a pesar del equívoco con el nombre del establecimiento-, son la principal fuente de inspiración para Crosby Studios en este espacio.

entrada restaurante en moscú pink mama
interior de color rojo restaurante pink mama

El estudio capitaneado por Harry Nuriev, con presencia en Nueva York y en Moscú, se ha encargado de reinventar no sólo el interior. Una de sus señas de identidad es la personalización de los muebles y los objetos de arte de todos y cada uno de los proyectos que crea. Con especial atención al detalle en cada rincón: incluido el baño.

rincón tono rojo restaurante en moscú
baño de color verde restaurante en moscú pink mama diariodesign

Homenaje a la URSS

La auténtica protagonista del espacio es una estrella roja. El símbolo del Ejército Rojo que luchó contra los fascistas en la II Guerra Mundial es también la representación del Partido Comunista ruso. Su significado, universalidad y humanismo, es una bienvenida en toda regla a Pink Mama. Un espacio que es mucho más que un homenaje a la URSS.

estrella roja en el restaurante pink mama de moscú diariodesign

El restaurante está dividido en dos zonas, separando de manera clara las actividades diurnas de las nocturnas en un local de ocio. Pink Mama establece así «un contraste perfecto entre la comida y el alcohol», nos explica el estudio.

La primera zona es el bar, presidido por una barra de vivo color rojo como reclamo. El juego de materiales metalizados del espacio de noche completa la paleta de tonos, hasta llegar al rosa que le da nombre.

barra de bar metal rosa restaurante en moscú diariodesign

La segunda zona es un salón espacioso, para comer durante el día. En ella, Nuriev y su equipo han alternado el brutalismo característico de la Unión Soviética con el toque refinado de la Rusia zarista. A través de los materiales y, de nuevo, los colores.

salón brutalista hormigón y terciopelo pink mama diariodesign

El comedor goza de una altura enorme, con la parte superior en hormigón en crudo. La parte inferior es de paneles semitransparentes en tono verde enmarcados en cobre. El mobiliario, de corte clásico, es de colores pastel verde y rosa en terciopelo.

comedor restaurante en tonos pastel y hormigón
pink mama mobiliario de terciopelo diariodesign

Fotografía: Mikhail Loskutov

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

espacio para niños big and tiny zooco estudio

Big and Tiny de ZOOCO Estudio, coworking y guardería en California.

restaurantes de museos pinacoteca di brera milán diariodesign

Restaurantes de museos: comer con arte.

Gina Tricot, de compras entre amigos.

restaurante en a coruña nana pacha

Nana Pancha. A Coruña, de lo más criolla.