Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Fondazione Prada: el arte más allá del museo, en Milán.

La firma de arquitectura OMA, liderada por Rem Koolhaas, ha sido la encargada de llevar a cabo la transformación de una antigua destilería a las afueras de Milán construida en la primera década del siglo pasado en la nueva sede de la Fondazione Prada, un nuevo concepto de museo que expande el repertorio de tipologías espaciales en las que el arte se puede exhibir y compartir con el público.
2 fondazione prada
3 fondazione prada
Más sobre Rem Koolhaas en diarioDESIGN.

El proyecto concebido por OMA permite la coexistencia entre dos condiciones: la conservación de lo existente y la creación de una nueva arquitectura, a través de una permanente interacción. Para ello se combinan los siete edificios del emplazamiento original con tres de nuevo cuño: Podium, Cinema, y Torre, este último aún en proceso de construcción y que se abrirá al público más adelante.

4 fondazione prada

5 fondazione prada

El espacio acoge una colección permanente de arte, y deja espacio a diversas exposiciones temporales en las que se pretende que las obras «bajen de la pared o el pedestal en el que estamos acostumbrados a verlas» e interactúen con el público. En la actualidad se pueden visitar Serial Classic, An introduction, In part o Roman Polanski: My inspirations.

Serial Classic

Serial Classic

In Part

In Part

An Introduction

An Introduction

An Introduction

An Introduction

Otro lugar destacado de la Fondazione es la Accademia dei Bambini, el primer proyecto específicamente creado para niños y niñas de la firma, que ha sido desarrollado por la neuropediatra Giannetta Ottilia Latis, y cuya concepción arquitectónica han llevado a cabo estudiantes de la École nationale supérieure d’architecture de Versailles, tutorizados por los profesores Cédric Libert y Elias Guenoun.

10 fondazione prada

El resultado es un espacio flexible, que permite diferentes configuraciones dependiendo de los programas que acoja. El escenario ideal para llevar a cabo actividades multidisciplinares y un diálogo intergeneracional, no siempre relacionado con las exposiciones.

11 fondazione prada

Eso sí, a pesar de ocupar su propio espacio, está permanentemente unido a la Fondazione, especialmente en espacios como el Cinema o las zonas abiertas. El objetivo es familiarizar a los más pequeños con el proyecto cultural general, mediante puntos de vista espaciales y también culturales.

12 fondazione prada

Y no podíamos dejar de nombrar la gran perla que oculta la Fondazione Prada en su interior: el Bar Luce, diseñado por el director de cine Wes Anderson. Un espacio con su propia entrada que recrea los típicos cafés milaneses y que quiere funcionar también como punto de encuentro de los vecinos del barrio.

13 fondazione prada

A pesar de que una de las características de sus películas son las simetrías, Anderson cree que «no hay ángulo ideal para este espacio. Es para la vida real, por lo que debe tener numerosos buenos lugares para comer, beber, hablar, leer, etc. Aunque yo creo que sería un buen escenario de película, creo que sería un mejor lugar para escribir una película . Por ello traté de crear un bar donde me gustaría pasar mis tardes de no ficción’.

Algunos detalles arquitectónicos y decorativos de la estructura original se han conservado, como el techo de arcos, que recrea una versión mini del techo de cristal abovedado de la Galleria Vittorio Emanuele, uno de los edificios emblemáticos de Milán. Otros elementos clave de la Galleria se también son imitados en el interior, creando así un patrón de lujo para la parte superior del bar.

14 fondazione prada

Para el diseño interior, los asientos, muebles de formica, el suelo, paneles de pared de madera contrachapada y la gama de colores empleados son una reminiscencia de la cultura popular italiana y la estética de los años 1950 y 1960, haciéndose eco de las decisiones artísticas de las que Anderson se sirvió para su cortometraje Castello Cavalcanti. Otras fuentes iconográficas también son cinematográficas: en particular dos obras maestras del neorrealismo italiano, rodadas en Milán: Miracolo a Milano (Milagro en Milán, 1951, Vittorio De Sica) y Rocco e i suoi fratelli (Rocco y sus hermanos, 1960, Luchino Visconti).

El Bar Luce está abierto cada día de 9 de la mañana a 10 de la noche.

Fotografías: Attilio Maranzano. Cortesía Fondazione Prada

Fondazione Prada Milano
Largo Isarco, 2
20139 Milán
T. +39 02 5666 2611
www.fondazioneprada.org

Artículos relacionados

Del club inglés a ser el rey del salón: la historia del sillón Eames

Seattle: ciudad esmeralda en constante evolución entre la modernidad y la tradición

casa-eñe-madrid-albar-diariodesign-portada

La madera y el minimalismo del nuevo proyecto de Albar

Studio Animal: el interiorismo de las tiendas Munich y el próximo Food Market del Bernabéu