Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Elena Minguela
24 octubre 2014

The Man Who Grows Objects: el sorprendente huerto de Thomas Land.

"Algunos me llaman loco, otros me llaman genio". Con estas palabras Thomas Land presentará su proyecto The Man Who Grows Objects el próximo noviembre en Frisches Design, en Núremberg, Alemania. Un proyecto original y sorprendente en el que se conocerán los curiosos frutos de su huerto.
2 the man who grows objects

Land se define a sí mismo como «un botánico y alquimista romántico, que considera que el diseño de los objetos debe ser un proceso mucho más natural, en el que volver a los orígenes, las raíces». En el vídeo en que se presenta, se pueden conocer sus labores en el huerto:

«The Man Who Grows Objects» from The Man Who Grows Objects on Vimeo.

El fruto de su trabajo como botánico y agricultor a pequeña escala es una serie de objetos que ha ido desarrollando a través del uso de mezclas de semillas de la mayor calidad, materiales y una pizca de los objetos a reproducir. Y lo que no puede faltar de ninguna manera: ¡un poco de imaginación, claro!

3 the man who grows objects

Así, encontraremos en la muestra de «diseño eficiente» en tierras alemanas productos como el Terraipodo Salatina, la frondosa planta Pencilis Arboriensis, y el sorprendente Cucurbis Necklis.

Land se ha traído de los valles de California el ingrediente mágico de Terraipodo Salatinamp3ana musicarea, inventado por el desconocido botánico Stefan Jobs. Esta especie de difícil germinación en GEMAland requiere cuidados especiales como agua corriente (streaming) y enterrarla tres veces seguidas si no funciona.

4 the man who grows objects

Después de visitar la fábrica de Faber Castell en 2009, Land se dio cuenta de que los lápices son los objetos más usados y útiles para los diseñadores, así que decidió convertirlos en su primer proyecto. Así que empleó el mejor grafito de los Alpes, la mejor madera de Siberia y los restos de afilar algunos de sus lápices para conseguir la mezcla perfecta. Pencilis Arboriensis es un arbusto del tamaño de un bonsái que produce tres lapiceros diferentes a lo largo del año: duro, medio y blando.

5 the man who grows objects

El último producto de la extraordinaria huerta de Land es Cucurbis Necklis, que se basa en las ostras de perlas para crear collares en el interior de calabazas. Como ingredientes base que han servido de abono, tres metales: estaño, cobre y plata. La forma del collar depende del tipo de calabaza escogida, por supuesto.

6 the man who grows objects

Las ilustraciones son obra de Philipp Zurmöhle.

Frisches Design
Del 7 al 9 de noviembre
AEG Halle 15, Nürnberg

Artículos relacionados

toledo-baño-hotel-diariodesign-portada

Kaldewei reviste los baños del Toledo histórico

Liviana y curva: la silla Thonet o cómo transformarse en la silla de madera más famosa de la historia

Silla Barcelona: cómo la Expo 1929 y Mies van der Rohe la convirtieron en un icono del diseño

Talento español ‘for export’ en Bélgica: el artista Jaime Hayón exhibe en MAD Brussels