Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Festival: Antoine Lesur y Marc Venot revisan la estética y ergonomía del bastón con incorporaciones sublimes.

Los diseñadores franceses Antoine Lesur y Marc Venot han realizado una pequeña colección de cuatro prototipos de bastones que han denominado Festival. La idea era recuperar este objeto a través de una estética renovada, para que la gente que lo tiene que usar encaje mejor la circunstancia a través de una pieza original y elegante. “¡Mañana seremos mayores!”, exclaman. “Por eso nos hemos fijado en este objeto que se convierte en una compañía esencial cuando uno se hace mayor ya que además en el mercado sólo hay dos tipos: el de estética tradicional y el de uso médico”.

La colección Festival incluye cuatro modelos: Elonie, Harry, Elle y Jerry. En su diseño, no sólo su estética ha sido revisada. Su ergonomía también, al tratarse de un objeto que funciona como una prótesis a modo de extensión de nuestro cuerpo.

 

De izquierda a derecha, Elonie, Harry, Elle y Jerry.

Los prototipos han sido elaborados por los propios Antoine Lesur y Marc Venot, a quienes se ve en estos videos sobre el proceso. Algunos prototipos están hechos con la ayuda de empresas de prototipado, otros los han hecho ellos mismos a mano y en otros casos han usado impresoras de 3D, como en el caso de Harry y Elonie.

Antoine Lesur ha estado trabajando en los últimos años en el estudio de Patrick Jouin mientras que Marc Venot fundó el suyo propio en 2011. En la actualidad colaboran juntos en proyectos muy concretos como este, aparte de sus respectivas trayectorias propias.

Antoine Lesur y Marc Venot se conocieron tras terminar sus estudios en 2004 en CentDegrés, una agencia parisina especializada en marcas de lujo que colabora con firmas como Jean-Paul Gaultier, Cartier, Givenchy o Hermés. Quizá de ahí el toque tan elegante de estas piezas.

Más allá de este enfoque en cuanto a estética y ergonomía totalmente funcional, el resultado es tan arrebatador que hasta dan ganas de retomarlo también como simple adorno.

 

Artículos relacionados

Talento español ‘for export’ en Bélgica: el artista Jaime Hayón exhibe en MAD Brussels

El FAD se transforma en federación con el 98% de los votos

Recta final para una nueva Maison&Objet en París con la participación de más de cien marcas españolas.

Silla Barcelona: cómo la Expo 1929 y Mies van der Rohe la convirtieron en un icono del diseño