Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Portanova: una coctelería en Blanes (Girona) con una visión subjetiva del mar, diseño de Àmbit.

Lluís Pagès y Carles Romero, del estudio de interiorismo Àmbit Interiors Olot, se han inspirado en el mar de una manera muy particular a la hora de diseñar la Coctelería Portanova. El local recién inaugurado en Blanes, población costera de Girona, es una puerta nueva para sumergirse y desconectar en un universo de colores y texturas.

Situado en el paseo marítimo de Blanes, el interiorismo crea un vínculo directo con el mundo subacuático mediante formas curvas y orgánicas “que dan una referencia abstracta a elementos marinos”, explica el estudio. Una gama de tonos blancos y arenas,  y pequeñas intervenciones en azul, refuerzan la imagen de mundo marino.

La barra de acero lacado, con sus formas curvas y ondulaciones, es el elemento que más representa a las profundidades marinas.

El local, de una sola planta y 200 metros cuadrados, se divide en tres espacios. La barra, es el punto neurálgico. Al estar situada en el centro, permite una circulación cómoda por todo el local. Unos taburetes de Viccarbe rodean casi todo el perímetro.

Las zonas laterales del local son el segundo espacio y funciona a modo de sala de estar.

La de la derecha forma una zona longitudinal con mesas diseñadas por Àmbit y butacas Lea de Casamilano para grupos de hasta cuatro personas.

Esta pared longitudinal se ha revestido con una pieza de cerámica hexagonal diseñada por Patricia Urquiola.

La de la izquierda es más amplia y cuenta además con sofás, sillones en piel de Moroso, butacas Levitt de Viccarbe y pufs de Casalis, modelos Médium y Small.

 

El mobiliario de ambas zonas sigue el mismo lenguaje de formas curvas y orgánicas.

Portanova respira relax e intimidad y uno de los elementos que más contribuyen a ello son las cortinas de lamas verticales, las cuales separan los grupos, creando zonas y reservados.

El último espacio es un gran bloque revestido de lamas verticales y acero lacado que alberga los baños y un office. El revestimiento, también en colores blancos y arenas, refuerza visualmente la continuidad. Además, le han dado formas ligeramente curvas para aportar un poco de movimiento.

El local tiene dos fachadas de vidrio. Esto permite una gran entrada de luz natural por el día filtrada por las mismas lamas del interior. Estas, además, dan continuidad al interior y proporcionan intimidad al local.

Por el día predomina la luz blanca a través de unos lucernarios especialmente diseñados para ello. Por la noche es más suave y cálida gracias a una zona de luz indirecta con perfiles de luz de xenón, de Agabekov, y unas bolas de vidrio de Bocci.

Fotografías: Óscar Gutiérrez
Portanova
Avda. Pau Casals, 44.
Blanes (Girona)

Artículos relacionados

vitra-circle-stores-diariodesign-portada

La segunda vida de las ‘Circle Stores’ de Vitra

Simplicidad visual y formas orgánicas: la historia detrás de la mesa y sillas Tulip

De Cadaqués a Barcelona: el viaje del Disfrutar a través de su diseño

Domótica, IA y smart buildings: el interiorismo se adapta a los avances tecnológicos