Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Redacción
16 febrero 2011

Nan, una luz de fábula diseñada por Guimeràicinca para Estiluz.

Érase una vez un joven estudio de diseño que quería crear un aplique de pared diferente. Oriol Guimerà y Joan Cinca de Guimeràicinca pensaron en diseñar una luz mágica con el poder de provocar una sonrisa. Y así surgió Nan, una pequeña lamparita inspirada en el mundo mágico de los gnomos, que Oriol y Joan crearon para la marca Estiluz.
La primera Nan nació como un aplique de pantalla blanca en forma de sombrerito cónico, una divertida luz que ha tenido un final de cuento: el aplique Nan ha sido todo un éxito y ha comenzado a tener “hijos” en forma de distintos modelos de lamparita. De momento, han nacido ya la Nan de pared con luz dirigida y la pequeña Nan de sobremesa que se sostiene con dos pies blancos de metal.

Actualmente, la colección Nan se compone de una versión de sobremesa y dos modelos de aplique. Los tres modelos disponen de pantalla de cristal opal blanco que proyecta una luz suave y cálida, y admiten bombilla incandescente o halógena. Las dos versiones de aplique de pared (30 X 20 cm) consisten en un modelo fijo y otro orientable gracias a una rótula giratoria. El modelo de sobremesa (40 x 20 cm) dispone de una estructura metálica blanca terminada en forma de V que formarel pie.

Toda la información sobre Nan en la web de Estiluz. Fotografías de Jordi Anguera cortesía de Guimeràicinca.

 

Artículos relacionados

saint-gobain-oms-diariodesign-portada

El diseño de oficinas: fundamental para el rendimiento de los trabajadores

Saloni juega a los extremos: gana versatilidad con formatos XL y XS en porcelánicos

showroom dica

Dica acelera su expansión con la apertura de un nuevo showroom en Barcelona.

central-madrid-libreria-diariodesign-portada

La Central apuesta por el techo Origami de Hunter Douglas