Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

¿Aún te lías con el diseño moderno y el diseño contemporáneo? (I)

Hoy nuestros amigos de Houzz nos traen una clase magistral sobre diseño Contemporáneo y diseño Moderno. Para los que aún se hacen un lío con lo moderno, el modernismo, el diseño contemporáneo, o el diseño que está de moda…

La palabra moderno (que no modernista) se refiere a las piezas creadas a partir del llamado Movimiento Moderno, que abogaba por un estilo internacional, ausente de toda decoración y reivindicativo del trabajo industrial. Lo contemporáneo, sin embargo, se aplica al diseño más cercano a lo que está pasando en la actualidad, en los últimos 15 ó 20 años como máximo: el diseño del siglo XXI. O sea que, aunque parezca una contradicción, diseño contemporáneo es un concepto más próximo al diseño ‘que está de moda’ que al diseño moderno, de principios de siglo pasado.

Para acabar de liar las cosas, el Modernismo fue el nombre que recibió en Cataluña el movimiento artístico conocido mundialmente como Art Nouveau, una corriente estética de finales del siglo XIX que abogaba por lo natural y orgánico, en contraposición a lo industrial y lineal característico del Movimiento Moderno posterior. Encima, Movimiento Moderno se traduce en inglés como Modernism. Vaya, todo un lío, pero que esperamos que hoy te quede por fin aclarado.

Diseño moderno y diseño contemporáneo

Al contrario del diseño moderno, donde sus preceptos fueron seguidos fielmente en distintas partes del mundo y asumidos casi como un dogma, el diseño contemporáneo depende más de la personalidad de sus autores y no obedece a reglas universales como “menos es más” o “la forma ha de seguir a la función”. De este modo, líneas de acción muy opuestas hoy conviven y no se contradicen. Cada diseñador tiene su propia escuela de pensamiento, que se traduce en muy diversos modos de acercarse al diseño de mobiliario y objetos, no se invalidan unos a otros y se valora la coherencia de su propuesta. Y, sin embargo, hay temas que se pueden rastrear en el recorrido de todos ellos.

Working Space Agencia China

.

Algunos autores contemporáneos, de hoy en día

Veamos, a través de las propuestas de algunos de los diseñadores actuales más relevantes, qué queremos decir cuando hablamos de diseño contemporáneo. Entre sus rasgos se aprecia un interés por lo sostenible, por ajustar a sus parámetros los modos de producción, transporte y reciclado de los productos (o de sus partes); Una incansable investigación sobre todos los materiales nuevos, sin despreciar por un segundo los nobles materiales tradicionales; Una curiosidad por explorar nuevas tecnologías y al tiempo un renovado interés por los procesos artesanales, por revisitar oficios en decadencia y darles una nueva vida, caso de la alfombra de la imagen: el modelo Mangas firmado por Patricia Urquiola para GAN.

Sofas

.

Impera una falta de prejuicios natural y una frescura total en materia de gusto, de estética, de elementos decorativos (el ornamento ha dejado de ser delito), incorporando elementos que durante décadas habían sido destituidos del mundo del diseño por encontrarse bajo la etiqueta de lo kitsch, que a su vez conviven con una especie de nuevo esencialismo con raíces en la cultura japonesa o la escandinava, como vemos en el sofá Favn de la imagen, diseño del español Jaime Hayon para Fritz Hansen.

También existe una preocupación social. Muchos de los diseñadores de hoy tienen en su agenda aportar soluciones democráticas y responsables que ayuden a mejorar la vida de los menos favorecidos, ya sea en proyectos realizados en el tercer mundo o preocupándose del precio final de los productos que diseñan para el primer mundo.

La paleta de color se ha enriquecido hasta el infinito, ya no se trata sólo de tonalidades, también de grados de calidez y frialdad, Y aun así, la ausencia de color o su negación es también visible en el trabajo de muchos diseñadores. El diseño contemporáneo es un mundo plural en constante evolución y con un pie puesto en el pasado y otro en el futuro. De todo ello surgen propuestas suficientes para que el consumidor decida individualmente cómo quiere vivir.

Home Office

.

Lo artesanal, la flexibilidad y lo femenino. Recuperar la producción manual después de la absoluta hegemonía de la industrial, es una de las cosas más interesantes que alimentan el diseño contemporáneo. Se ha incorporado una a la otra, enriqueciendo así la producción contemporánea. La diseñadora de origen español pero afincada en Milán, Patricia Urquiola, sería uno de los principales exponentes de esta corriente. En esta imagen, vemos su butaca Nub diseñada para Andreu World.

Lo flexible de múltiples diseños de Urquiola, que permiten variadas composiciones, es algo que está en la mente de muchos diseñadores para dar respuesta a los modos de vida contemporáneos, menos formales y más relajados.

Living

.

La importancia de lo local frente a lo global, de la ecología y el reciclaje. En cuanto se empezó a hablar de globalización a finales de los noventa, comenzó paralelamente la preocupación entre los diseñadores por dar una respuesta a la pérdida de identidad nacional que ello conllevaba. Los hermanos Campana, de Brasil, son un inestimable ejemplo de cómo incorporar una identidad nacional al diseño internacional.

En la imagen de arriba, butaca Vermelha, diseño de los hermanos Campana para Edra.

Facett

.

La experimentación, la tecnología y la versatilidadEntre lo racional y lo emocional transita una buena parte del diseño contemporáneo, una vía abierta por los hermanos Bouroullec (de origen francés) y que en la actualidad exploran muchos de sus contemporáneos. Productos bien construidos pero con especial atención a su belleza formal; un lugar de encuentro que abre un mundo de posibilidades concebido con sensualidad y cuyo sentido escultórico invita a tocar.

En la imagen de arriba, sofá Facett de los hermanos Bouroullec para Ligne Roset.

Casa de Belén Moneo

.

La importancia del color y de la imperfección. Estas son también características comunes al diseño contemporáneo, un uso del color totalmente controlado y enriquecido con incontables tonalidades que dan a las formas de los productos un look totalmente diferente y que hablan de diversidad y de personalización. La holandesa Hella Jongerius es una maestra en esta materia, a lo que habría que añadir su gusto por los detalles artesanales combinados con una producción industrial, lo cual genera una cierta posibilidad del error, aceptando la imperfección como algo positivo.

En la imagen, sofá Polder, diseño de Hella Jongerius para Vitra.

¿Te ha gustado este post? Estate atento… ¡continuará!

Enlaces recomendados:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Dubokk presenta su delicada colección de muebles minimalistas.

El Chiringuito de Arquitectura G para Otrascosas de Villarrosàs se va de vacaciones.

Articulado recoge las ideas de los diseñadores para superar la crisis.

Le Loft des Innocents, un pequeño ático que renace con vistas de 360º sobre París.