Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Columnas Cristalizadas en el 30 cumpleaños del Pabellón Mies van der Rohe.

El arquitecto Luis Martínez Santa-María (Madrid, 1960), ha sido el ganador del concurso Columnas Cristalizadas, convocado por la Fundació Mies van der Rohe. Su propuesta I don’t want to change the world. I only want to express it ha sido la ganadora del concurso que conmemora el 30 aniversario de la reconstrucción del Pabellón. Martínez Santa-María tenía delante un reto importante: recrear las antiguas columnas jónicas de Puig i Cadafalch, construidas con motivo de la Exposición Internacional de 1929, con un presupuesto limitado de 15.000 euros.

Entre las 181 propuestas recibidas provenientes de 29 países, el jurado formado por Fernando Ramos Galindo, M. Clara Riera Escalona, Jordi Ros Ballesteros, Anna Sala Giralt y Julià Bort Ricart realizó una primera selección de 26 proyectos, y una vez debatidas estas propuestas, otorgó por unanimidad el premio a Luis Martínez Santa-María, doctor arquitecto por la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid.

 

2 columnas cristalizadas fundacio mies

El jurado ha valorado la rotundidad de la propuesta ganadora, que sintetiza la componente vertical de las columnas preexistentes en contraste con la horizontalidad del Pabellón. La obra refleja una actualidad marcada por la conciencia medioambiental y la necesidad de reutilización de los recursos y, a la vez, expresa la provisionalidad de una instalación efímera, que se sumará al Pabellón de una manera temporal.

 

3 columnas cristalizadas fundacio mies

El ganador habla de sus columnas como “bidones de chapa de acero provenientes de los cementerios de residuos químicos, bidones relacionados con la ciudad de ahora, que se colocan uno encima de otro gracias a simples cordones de soldadura. Son los nuevos tambores de las columnas. Son también objetos artísticos, porque el tiempo se ha encargado de despintarlos y desfigurarlos, de desactivar su funcionalidad, consiguiendo en sus superficies y en sus abolladuras efectos inimitables. […] La fila multicolor de columnas realizadas con bidones industriales de desecho también realiza una ironía entre las amenazas del paisaje industrial y una belleza ambigua, errada, revelada por él. Quizás a este Mies que una vez dijo la frase que da nombre al proyecto, I don’t want to change the world. I only want to express it, le habría gustado.”

El próximo 1 de junio de 2016, coincidiendo con la conmemoración de los 30 años de la reconstrucción del Pabellón, se presentará la recreación de las columnas en un acto público. La obra se expondrá durante cinco meses en la plaza situada ante el Pabellón Mies van der Rohe.

Pabellón Mies van der Rohe
Avenida Francesc Ferrer i Guàrdia, 7
08038 Barcelona

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Bloomberg instala Pupa en sus oficinas: una sala de reuniones construida con el propio cartón reciclado.

Las galerías de arte madrileñas reciben en casa este otoño.

El Mercado Central de Diseño ‘vuelve al cole’ este fin de semana.

Hotel Sana en el centro de Berlín; elegancia y sobriedad definen el nuevo trabajo de Francesc Rifé.