Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Expo Barcelona (1)

Barbara Lehmann y Cassina nos llevan de viaje por la historia del diseño.

La tienda Cassina en Barcelona inauguró a principios de diciembre la exposición La historia de Cassina a través de sus sillas: un recorrido histórico plasmado en 18 ejemplos emblemáticos de asientos de la firma. Hemos tenido la suerte de poder visitar la muestra junto a directora del archivo de Cassina, Barbara Lehmann. Sus palabras nos han dado una nueva visión sobre algunas de las clásicas piezas de la firma italiana.

La muestra acaba el día 30, si aún no has tenido tiempo de visitarla, te animamos a hacerlo. Lee todo sobre esta exposición en diarioDESIGN.

DSC_1234
Barbara Lemann

Barbara Lehmann es graduada en Arquitectura y doctora en Arquitectura de Interiores por el Politécnico de Milán; ha trabajado en la Triennale de Milán, siendo responsable de la catalogación de los objetos de la colección permanente sobre diseño italiano. Desde 1999 es responsable en Cassina del archivo histórico y todas las actividades asociadas al mismo, desde la redacción de los textos históricos para exposiciones, hasta la colaboración en publicaciones, catálogos, o vídeos.

Su actividad en la firma, más que el de mera conservadora, abarca un campo más amplio que la gestión cultural: lleva las relaciones con las fundaciones familiares que protegen los derechos de los diseñadores u arquitectos autores de las piezas del archivo histórico, cuyos productos son editados por la empresa. Participa en la organización y la definición del concepto de exposiciones itinerantes promovidos por la empresa, con un enfoque basado siempre en en la historia y la filosofía Cassina.

Barbara tiene un trabajo de ‘conseguidora y archivera’. Ha ido buscando y guardando muebles y documentación sobre las más clásicas piezas del diseño moderno, y lo ha hecho en lugares muy diversos. Muebles repartidos en casas de los diseñadores o sus familiares, en fundaciones privadas que gestionan los derechos de los herederos, en museos…. En estos momentos atesora un almacén con más de 500 piezas (algunas son variaciones del mismo diseño), guardadas para su perfecta conservación. No son maquetas ni prototipos, son auténticos muebles que físicamente conforman el valioso archivo de Cassina, la firma italiana que representa como ninguna otra la historia del diseño italiano.

Además, en las oficinas de la empresa se guardan documentos tan valiosos como la correspondencia entre la firma y los diseñadores; una documentación que permite conocer de primera mano la filosofía de un diseño antiguo y la relación estrecha que hubo entre el diseñador y la empresa -una forma de trabajar muy personal, muy ‘a la italiana’. También se guardan fotos, brochures, dibujos, sketches, dibujos técnicos…

Archivo Casina
Archivo Cassina

Se han hecho algunas exposiciones de este archivo, la más importante en 2008 en la Triennale de Milán; junto a la exposición se editó un valioso catálogo que recoge la historia de la marca. Al archivo acceden regularmente los diseñadores que trabajan en las piezas contemporáneas de Cassina, es una fuente inagotable de inspiración y apoyo a la hora de crear una nueva pieza o colección. También los arquitectos que trabajan para la división de Cassina Contract (muebles para hoteles, oficinas o grandes colectividades) consultan las piezas que atesora Bárbara. Aunque con cita previa, acuden a consultarlo personas externas a la firma: críticos, estudiantes, periodistas, investigadores pueden también tener acceso a esta ‘enciclopedia’ física del diseño italiano.

Primer catálogo Cassina

Primer catálogo de Cassina, principalmente mesas de madera

lettera Ponti-Umberto  Cassina

 

Carta entre Gio Ponti y Umberto  Cassina

Pero el trabajo de Bárbara va más allá que el de la simple ‘guardiana del tesoro’. A partir del archivo, apoya también en el trabajo de reediciones o nuevos lanzamientos de piezas de I Maestri: se decide conjuntamente con los herederos o sus fundaciones qué piezas se lanzan y cuándo. Barbara aporta la estética, las ideas, la filosofía que se desprende de las piezas originales y luego los técnicos las llevan a término. Toda la gestión de lanzamientos y reediciones de la colección I Maestri se hace en función de unos contratos firmados entre Cassina y los familiaries de Los Maestros diseñadores. A cambio de la explotación comercial del archivo histórico, las familias herederas son compensadas con los royalties de las piezas vendidas.

Antes de comenzar con el recorrido de la exposición en Barcelona, ponemos en un pequeño aprieto a Bárbara, a la que obligamos a confesar algunos de sus diseño-secretos más íntimos. Supera la prueba.

diarioDESIGN ¿Cuál es tu silla Cassina favorita?
Barbara Lehmann La Superleggera, por su gran significado histórico y su belleza
dD ¿Tu pieza Casina favorita, que no sea una silla?
BL La estantería Veliero de Albini
dD ¿Tu pieza favorita de I maestri?
BL El asiento bascualante de Le Corbusier LC1, o los sofás y butacas LC2 tambén de Le Corbusier
dD ¿Qué iconos del diseño que no sean de Cassina tienes en tu casa o son tus favoritos?
BL La Panton Chair, la mesa de Saarinen, y algunas piezas de los Eames.
dD ¿Tu diseñador preferido de todos los tiempos y por qué?
BL Charlotte Perriand, por ser una mujer que ha hecho un trabajo de una sensibilidad increíble. Pero me gusta sobretodo por su fascinante vida, y también por ser una mujer, claro.

El recorrido de la exposición

Empezamos el recorrido, y repasamos con Barbara algunas de las piezas más emblemáticas de la muestra, que nos explica con sumo detalle. La colección se divide en dos partes, al igual que la colección Cassina: I Maestri, las piezas reeditadas por la marca, y las piezas contemporáneas diseñadas para Cassina. La colección de los maestros se producen por la firma desde 1965, ahora hace 50 años; se comenzó con los diseños de Le Corbusier, Pierre Jeanneret y Charlotte Perriand. Tras esta primera reedición, llegó la segunda en 1973, cuando se incluyeron Machintosh y Rietveld,

“En la silla Hill House de Mackintosh es la primera que puede verse el paso de los adornos florales a la geometría, por primera vez en la historia; con esta pieza Cassina quiere mostrar el principio del movimiento moderno, en 1902. La función espacial de su altísimo respaldo es otra razón que la hace tan importante. Esta silla, de más de 100 años, está en stock, es una pieza de catálogo y puede comprarse normalmente. La idea de Cassina es que un amante del diseño pueda vivir y revivir un icono en su propia casa; a esto le llamamos la conservación cultural cotidiana.”

hillhouse_gallery02_0

La siguiente silla destacable de la exposición es LC7 de Le Corbusier, Jeanneret y Perriand, del año 1927, esto es, dos años antes de la feria de 1929. “La idea innovadora de esta silla fue trabajar el tubo de metal, y se expone aquí en un color nuevo surgido de una investigación con la hija de Perriand, que replica el tono exacto original”. El trío de arquitectos es muy importante en toda la colección de Cassina I Maestri; Perriand trabajó para la marca hasta su muerte en 1999.

lc7_gallery_04_0

Rietveld creó la silla de una pieza de madera en zig-zag, retomando la idea de voladizo de Marcel Breuer; fue el primero en transformar esta idea en 4 planos suspendidos que juntan respaldo, asiento, patas y pie. “A partir del diseño original, se ha trabajado con nuevos tonos siguiendo los colores básicos de Rietveld. Se ha trabajado con la familia del diseñador para decidir que se dejara la madera vista -el material básico- y sólo el perfil sea en rojo, para destacar el efecto zig-zag.”

zig_zag_still_life_02

Versión contraria a la vista en la muestra, con planos de color rojo y perfil en madera

Con Barrel atravesamos el atlántico y se llega al icono americano. El origen de Cassina estuvo en el trabajo de la madera, tras la crisis del 29 se empezó a diversificar a otro materiales. “La significación de esta silla es un modo distinto de trabajar la madera, en un proceso venido de América. Su producción es muy compleja: el respaldo se hace en varias piezas, o listones horizontales encolados y queda en apariencia como una sola pieza curvada. La calidad de la producción es increíble, parece esculpida de un bloque, no hay tornillos.”

barrel_gallery02

683 de Carlo di Carli: “Esta silla no está en el catálogo, es sólo de archivo y su importancia viene de que fue premiada con el Compasso d’Oro, pero también por el MoMA de Nueva York. En los 50 Cassina empezó a exportar el Made in Italy por el mundo”. La forma de la silla es orgánica y ligera, y se trabaja con madera contrachapada, pero pensada en la producción industrial.

Picture 127

La idea de la ligereza en los años 50 era esencial. Y ahí surgió una de las piezas clave para Cassina, la Superleggera, un producto muy simple, modificado desde la silla clásica tradicional para poder fabricarse industrialmente. “La aportación del arquitecto Gio Ponti vino de eliminar materia de la silla para hacerla ‘superligera’; los artesanos pensaban que quitando madera a las patas, éstas se romperían. Pero la transformación llegó al cambiar su sección redonda por una triangular; las patas no se rompieron y se pudo entonces hacer la silla más liviana”

699_gallery04

La Contadina es la silla popular italiana por excelencia y la modernidad de Cassina le añadió el color rojo. “Hay una colección completa basada en la Contadina, ya que se estudia la modularidad, siempre a partir de la idea de la tradición; se busca crear un proceso industrial a partir de modelos anóminos y populares. Esa es su importancia.”

CASSINA_mod 115_VIco Magistretti_Cassina Historical Archives

Cab de Mario Bellini es la silla más vendida de Cassina, todavía hoy. No su best-seller, sino su long-seller, ya que la firma crea diseños para perdurar. Forma parte de la colección permanente del MoMA y también es la más copiada. La sección de la silla se hace muy fina y la ligereza está en la estructura -de metal y plástico-; es la silla Cassina tapizada con piel por primera vez. “Su vestido de cuero es una chaqueta perfecta que se ajusta con cremalleras”.

cab412_gallery03

En los años 80 llega Gaetano Pesce al diseño italiano, y con él, la locura. “La idea de Cassina al incluir la pieza Dalila en su colección es añadir el concepto de la diversidad y personalización a la producción estándar. Se crean 3 modelos de este diseño para recalcar que si las personas son diversas, también lo son las sillas. Su expresión es contundente y la pieza está hecha en poliuretano: la empresa comienza a trabajar con materiales nuevos y se producen algunos modelos con moldes en esos años. Aunque la predilección siempre seguirá trabajar con materiales clásicos como la madera, o el cuero.”

disegno  poster salone del mobile 1980 Gaetano Pesce low

Diseño del póster para el Salone del Mobile 1980, del propio Gaetano Pesce

En los años 90 nace Revers de Andrea Branz, con una forma que recuerda un lazo. “Esta silla es una reflexión sobre el diseño industrial; sobre el mobiliario, la arquitectura y el humanismo. Hay que mezclar objetos distintos en la casa, con presencia fuerte. Los objetos tiene libertad de expresión y carisma, y la decoración del espacio no debe ser un paisaje único de todos los elementos combinados entre sí. En Cassina hay muchos iconos, el elemento común es la calidad y las ideas y las formas distintas. Combinar mundos radicales pero de buen diseño, mezclar ideas potentes, es el significado de esta silla en la exposición”

CASSINA_Revers_ Andrea Branzi_Cassina Historical Archives

Dordoni ha trabajado mucho sobre el archivo Cassina: la silla Pilotta se pueden ver inspiraciones de la Superleggera, por ejemplo en las secciones triangulares. “Dordoni sigue avanzando en la historia de Cassina”.

pilotta_470_still_life01

Desde el año 2000, llegan llega la globalidad, el mundo abierto. Italia es el corazón del mueble pero las ‘estrellas’ mundiales quieren trabajar con Cassina. Entre ellos hay muchos ejemplos, por ejemplo Starck, que representa la provocación. Trabaja con formas tradicionales, pero con materiales nuevos e incluso contradictorios: nylon, madera, lino… “De la silla Caprice hay una versión capitoné, ‘muy sexy’ según el diseñador”.

caprice_gallery05

La última silla presentada en Milán en 2014, la M10 de  Patrick Norguet no es en absoluto la más radical, sino más bien sigue la línea clásica de Cassina.“ Con ella vuelve la idea de la suspensión del asiento

m10_still_life02

Aquí acaba nuestro recorrido y explicación de algunas de las piezas de las exposición, desde 1902 has 2014. Una excelente muestra de cómo la silla Cassina ha evoluciado a la vez que ha evolucionado el diseño. ¡Muchas gracias Bárbara!

 

La Histora de Cassina a través de sus Sillas
4 de diciembre 2014 – 30 de enero 2015.
Cassina Barcelona
Av. Diagonal, 369. Barcelona.
T. 93 164 06 03
www.cassinabarcelona.com

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Clare Cousins Mornington

Clare Cousins diseña una confortable ‘choza’ de madera para vacaciones, en la costa australiana.

1-remix-bd

Proyecto REmix: BD Barcelona se pone a reciclar.

Federal Cafe-Apolloni apertura

Federal Café, un espacio joven con espíritu in&out en el corazón de Barcelona.

ODDNESSPORTADA

Bubblegraphy, los extraños y ‘pomposos’ jarrones de Studio Oddness.