Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar
Mariola Montosa
26 febrero 2013

Buensalido Architects diseña una casa en Manila fiel al carácter y el espíritu del pueblo filipino.

Buensalido Architects es un estudio de Manila que defiende la práctica de una arquitectura filipina contemporánea, y eso es lo que ha hecho en esta vivienda situada en Taguig, una de las ciudades surgidas más recientemente en el área metropolitana de la capital del país. Una explosión de formas y colores vibrantes rinden homenaje al espíritu de sus paisanos en un espacio de de 180 metros cuadrados.

Los filipinos son una sociedad muy festiva. Su calendario de celebraciones locales son la prueba. De modo que se han inspirado en este rasgo para desarrollar todo el diseño e interiorismo de una vivienda marcada también por sus líneas exteriores.

De cara a trasladar físicamente este rasgo, el estudio ha optado por un acercamiento conceptual. El recurso más empleado es la presencia del triángulo, que, de manera abstracta representa las banderitas que suelen decoran las calles en cualquier celebración local.

De este modo, los triángulos perforan las paredes y el techo del salón, se convierten en una obra de arte en la escalera o las habitaciones, y dan forma a mesas, sillas y luminarias.

Otro recurso importante ha sido el uso de colores vibrantes para el mobiliario. Los rojos, turquesas o rosas ácidos representan, según el estudio, “el optimismo y la actitud positiva de los filipinos, que siempre saben cómo sonreír por muy mala que sea la situación”.

Para potenciar estos recursos, toda la casa es un gran lienzo en blanco. De este modo, los triángulos perforados resaltan sobre las paredes en blanco (un efecto al que ayuda el espejo del salón) y el mobiliario resulta siendo una explosión de color entre tanta monocromía.

Las líneas minimalistas del mobiliario de la cocina y de las estanterías del estudio también buscan pasar desapercibidas para que el resto de elementos sean los protagonistas.

Lo contrario ocurre con la iluminación. A mayor luz artificial, más expuestos quedan los recursos empleados, sobre todo los triángulos perforados. Esto se debe a que han colocado luminarias detrás de las paredes y el techo (ambos falsos) y, al encenderlas, los huecos crean juegos de sombras cambiantes dependiendo del número de luces encendidas.

Los triángulos de la pared, por cierto, se han realizado con fresadoras CNC para lograr una precisión exacta.

Destaca también la clase de materiales empleados en el suelo. En el salón y la cocina, por ejemplo, se ha aplicado un sellador a base de litio para conseguir un efecto de terrazo liso, mientras que el suelo del ático se ha cubierto de césped artificial para crear una especie de jardín interior que continua hasta el exterior. Este material también se ha utilizado para la base de la mesa.

Fotografías: Mitch Mauricio

 

 

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

1 comentario

  1. valeria

    vivo en Manila y no lo conozco pero ire a verlo
    me ha encantado

Artículos relacionados

GIVINGPORTADA

The Giving Chair: el asiento generoso de Dae Kim Design.

1 SmogFree ProjectRoosegaarde

Smog Free Project: Daan Roosegaarde se propone limpiar la contaminación de Rotterdam.

Fotógrafo Lorenzo Kárász, Daniele Ansidei

Los mejores reportajes de 2012 en diarioDESIGN. Un gran año de diseño.

1 making africa

Making Africa: el diseño del continente olvidado, en Vitra Design Museum.