Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Nueva flagship store de Godiva en Tokio, diseñada por Wonderwall.


Con el ánimo de superar su imagen elegante pero clásica, la tradicional marca belga de chocolates Godiva ha encargado a los interioristas de Wonderwall el proyecto de su nueva tienda y cafetería en el emblemático distrito de Harajuku, en Tokio.


El diseño de la tienda busca romper la imagen tradicional y conservadora de la marca belga de Chocolatiers aplicando un efecto sorprendente y con cierto toque de humor: el techo del primer piso simula una capa de chocolate fundido que gotea y rebaña las paredes, creando un efecto lúdico en el local que se combina con un interiorismo más “serio” en el diseño de los mostradores y en la selección del mobiliario de la planta baja.

El local de doble altura, tienda en la planta baja y cafetería en el primer piso, se ha concebido como un foco de atención para los transeúntes por si situación en una de las zonas comerciales de más prestigio de Tokio, el distrito de Harajuku. Así, gracias a su doble fachada acristalada, el local puede observarse en su totalidad desde la calle.


Wonderwall es un estudio japonés especializado en interiorismo comercial que se encuentra entre los más reconocidos del panorama internacional actual. Fundado por Masamichi Katayama en 2000, su enfoque respeta las convenciones y los aspectos más tradicionales de la arquitectura a la vez que busca romper estereotipos de forma innovadora. Además de en Japón, Wonderwall ha realizado proyectos en Hong Kong, China, Rusia, Francia, Gran Bretaña y los Estados Unidos. En 2007 ganó el premio The Great Indoors Award en la categoría Interior Design Firm of the Year. (Más información aquí sobre la edición 2009 de los Great Indoors Awards, publicada por diarioDESIGN).

Joseph Draps fundó Godiva Chocolatier en Bruselas en 1926 y pronto expandió su negocio fuera de Bélgica. Abrió su primera tienda internacional en París en 1958; a ésta siguieron locales en el Reino Unido, Italia, Alemania… La expansión llego a Asia en 1972 cuando los chocolates Godiva pudieron comprarse en el prestigioso almacén del centro de Tokio Nihonbashi Mitsukoshi. Hoy en día Godiva tiene más de 450 tiendas en todo el mundo. En 2005, la compañía comenzó un proyecto de renovación de su imagen que incluía el re-branding de sus 8 tiendas en Japón, además de la apertura de una nueva tienda emblemática en el distrito de Harajuku.

Fotografías de Kozo Takayama en wonder-wall.com

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Puedes utilizar los siguientes códigos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Artículos relacionados

Hotel Boca Chica en Acapulco, un Design Hotel vintage con sabor años ’50.

chocolate mill 2 (Copiar)

Confrontations: el Vitra Design Museum reúne a Gerrit Rietveld con el más emergente diseño holandés.

Softroom_BritishMuseum_01

Softroom rediseña el restaurante del British Museum, con vistas a su magistral sala de lectura.

Fotógrafo Lorenzo Kárász, Daniele Ansidei

Los mejores reportajes de 2012 en diarioDESIGN. Un gran año de diseño.