Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Una casa aristocrática del siglo XV convertida en un hotel lleno de arte e historia en el sur del Tirol

Vudafieri-Saverino Partners, un estudio de diseño ubicado en Milán, ha transformado una residencia aristocrática datada del siglo XV del sur de Tirol. El inmueble, que cuenta con cuatro plantas, se ha reinventado para albergar un hotel de arte, en las dos primeras plantas, y la casa privada de los propietarios, en las últimas dos. Los arquitectos han querido centrarse en el dialogo entre historia y contemporaneidad.

Convertir una residencia aristocrática del siglo XV en un hotel de arte. Ese ha sido el proyecto del estudio de diseño Vudafieri-Saverino Partners, con sede en Milán. Los arquitectos Claudio Saverino y Tiziano Vudafieri han dividido el inmueble llamado Lasserhaus en un hotel de arte de cuatro estrellas, para las dos primeras plantas, y la casa privada de los propietarios en las dos últimas.

Unir historia y contemporaneidad

El hotel cuenta con diez habitaciones: tres suites, seis dobles y una individual. Dentro de cada una de ellas y de las zonas comunes, la familia propietaria ha decorado los espacios con su colección de pinturas clásicas, que se unen a trabajos de artistas contemporáneos. Los arquitectos han querido centrarse en el dialogo entre historia y contemporaneidad. El proyecto refleja las peculiaridades de la ciudad de Brixen, que fusionan la tradición y el ambiente medieval junto a una oferta cultural de vanguardia.

“Cuando visitamos Lasserhaus nos entusiasmó la idea de abordar la restauración de un edificio tan cargado de historia”, afirman los arquitectos. “Nuestro proyecto no descuida el alma tradicional de este antiguo edificio, en cambio logra de manera respetuosa y un tanto sutil dialogar con él y enriquecerlo con lenguajes y materiales contemporáneos; Lasserhaus, en este sentido, se ha convertido en una pequeña pero importante parte nueva de la vida urbana de la ciudad y de su propensión a la hospitalidad”.

© Paolo Valentini

Las creaciones artísticas se unen a características históricas y la combinación de materiales naturales, como la madera. Además, algunos de los muebles han sido restaurados, como las sillas típicas tiroleses, mientras que otros han sido diseñados por el estudio italiano, como los armarios o las cabeceras de las camas. El uso del color ha sido inspirado por el otoño y las montañas, con marrones, rojos y verdes predominado. Por la parte de la iluminación, los arquitectos han querido mantenerla acogedora y suave.

Vudafieri-Saverino Partners es un estudio de arquitectura dirigido por Tiziano Vudafieri y Claudio Saverino que se mantiene fiel a la tradición de talleres creativos de Milán. Su trabajo abarca desde arquitectura y diseño de interiores hasta diseño de tiendas de moda, hostelería y restaurantes. Además, los proyectos residenciales, comerciales e industriales de la firma buscan abordar aspectos esenciales de la ciudad, el paisaje y la sociedad. Tiene oficinas en Milán y Shanghái y ha desarrollado proyectos en países por todo el mundo.

Fotografía en portada: © Paolo Valentini

Artículos relacionados

Pacificación y zonas verdes: Barcelona proyecta la nueva Plaça dels Àngels en el Raval

Wayco Cabanyal, un ‘coworking’ bioclimático, sostenible y reconfigurable

Alessandro Manetti (BDW): “El diseño debe conectar con los grandes retos globales”

Simon estrena nueva sede corporativa en el 22@ con el foco puesto en la sostenibilidad y la domótica