Si, nosotros también usamos cookies. Esas cosas con nombre de "galletita" que ayudan a que tu navegación sea más personalizada. Cierra este mensaje y nos darás tu permiso para seguir utilizándolas. Y seguirás disfrutando de diarioDESIGN como siempre.

Feliz viaje por nuestra web Cerrar

Simon estrena nueva sede corporativa en el 22@ con el foco puesto en la sostenibilidad y la domótica

El gigante español de iluminación y material eléctrico ha abierto Switch, su nueva sede global ubicada en el barrio barcelonés de Poblenou. Simon, con más de cien años de trayectoria, sigue apostando por la calidad, funcionalidad y estética de sus productos y servicios.  

Una empresa al servicio de las personas

La historia de Simon comenzó a gestarse hace más de cien años en un pequeño taller de Olot, en Cataluña. Desde entonces, el grupo ha expandido su negocio desde el simple acto de encender o apagar la luz llevando funcionalidad y estética a los hogares. Estas dos características, así como la búsqueda de la mayor calidad, se han convertido en los valores fundamentales de la empresa catalana.  

hub de la marca Simon
Simon Hub

A pesar de su centenaria trayectoria, Simon sigue mantiendo su estructura de empresa familiar con un sello meramente industrial. Actualmente está presente en 17 países con un total de once fábricas. “Es una compañía que disfruta tener fábricas y producir artículos”, confiesa Salvi Plaja, Director de Diseño Global en Simon. Plaja lleva más de veinte años en la empresa, aunque de manera intermitente. Actualmente ejerce la función de coordinar todas las áreas de diseño de Simon a escala global para mantener la coherencia y estética visual de la marca.  

El diseño es una de las claves de la empresa para haberse transformado en uno de los líderes del mercado. “A la hora de diseñar, pensamos mucho en las personas, no sólo en el dueño del hogar, sino en los instaladores y representantes, en cómo con nuestros diseños podemos hacerles el trabajo más fácil”, asegura Plaja. Simon cuida al detalle desde el diseño de los tornillos que ensamblan sus enchufes, hasta las cajas donde viene embalados los interruptores y todos sus productos.  

Simon para Hoteles

“El proceso de diseño implica poder mejorar la vida de las personas, no sólo en funcionalidad, sino también en estética y sostenibilidad”, agrega. “Los enchufes nos conectan con las emociones, algo tan simple como activar un interruptor nos puede generar la sensación de calidez en una instancia del hogar”, confiesa Plaja.  

Nueva sede global  

Recientemente, Simon ha dado un salto adelante con la inauguración de Switch, su nueva sede corporativa ubicada en el 22@ de Barcelona. El edificio se encuentra en una fábrica de 1958 que fue completamente reformada por el despacho de arquitectos b720, liderado por Fermín Vázquez.  

En concreto, la nueva sede de Simon es un smart building que prioriza el bienestar de los empleados y colaboradores, al mismo tiempo que busca preservar el espíritu fabril de la empresa y del barrio donde se ubican las nuevas oficinas. “El showroom que abrimos el año pasado en Madrid, La Casa de la Luz, funcionó como un prototipo para la creación de Switch”, sentencia Plaja. El edificio servirá como una herramienta de prescripción para los instaladores y distribuidores de Simon, así como también un espacio para generar experiencias y eventos vinculados a la empresa.  

El edificio incorpora las últimas tecnologías de digitalización en infraestructuras, espacios y servicios. El enfoque en la eficiencia energética es evidente en todo el proyecto, enfatizando la estructura de hormigón original, que funciona como un diafragma que maximiza la entrada de luz natural. Además, integra un nuevo elemento técnico: un casete como mecanismo complejo y tecnológico con cerramiento de vidrio que ofrece un comportamiento excelente, optimiza la entrada de radiación solar y se replica en toda la fachada. Todo ello contribuye a la creación de un entorno de trabajo más saludable y sostenible. 

Compromiso con la tecnología y el medio ambiente  

Entre los planes que tiene Simon para este 2024 se encuentra también el lanzamiento de una nueva plataforma que permita calcular la huella de carbono de los productos en tiempo real. La empresa está desarrollando este proyecto que lleva como nombre Lola, en honor a la mujer del fundador de Simon. De esta manera, el grupo catalán está pasando de la mecánica al software con el desarrollo de la nueva plataforma.  

“Nuestro objetivo no es ser sólo una empresa sostenible, sino que las personas sean sostenibles a través de nuestros diseños”, asegura Plaja. En este sentido, Simon también está reforzando su área de domótica para mejorar la gestión de la energía a través de estas tecnologías. La empresa fue revolucionaria cuando en 2016 lanzó la primera serie de enchufes conectivos del mercado que no necesitaban cambiar toda la instalación de la casa para poder ponerse en marcha.  

Otro de los objetivos de Simon para este año es lograr la integración de sus áreas globales de diseño. Bajo la dirección de Salvi Plaja, la compañía opera en tres regiones: Europa, Sudamérica y Asia. En cada región, el grupo cuenta con un departamento de diseño para las diferentes áreas de negocio de Simon. La empresa fabrica todo de manera local con productos específicos para cada mercado y otros que lanza de manera global.  

Artículos relacionados

Cesca, más vigente que nunca: la silla del arquitecto Breuer con un siglo de historia

Boston: entre la planificación urbana inteligente y la participación ciudadana

Arquitectura en bruto y consumo consciente. Así es TRAMO, el nuevo restaurante de moda en Madrid

¿Racionalismo constructivo de los 50? Adéntrate en él en la Editorial Gustavo Gili